tenga en cuenta | Publicado el

Fumigadora, la mejor amiga de su cultivo


Doris Marcela Téllez

LA PATRIA | Manizales

La máquina fumigadora además de ser una herramienta indispensable para su plantación, puede jugar a favor o en contra de su bolsillo y salud.

Su mal uso puede generar riesgo para el fumigador, el consumidor y el bienestar del cultivo o los animales.

Néstor Ricardo Mejía, coordinador de AgroSENA, explica que se debe hacer un correcto mantenimiento para evitar accidentes y pérdidas económicas. ''Cuando no están calibradas las fumigadoras presentan fugas que sobredosifican (dosis superior a la normal) o subdosifican (dosis inferior) el cultivo y generan resistencias en plagas, enfermedades o pérdidas del producto''.

Para utilizar la fumigadora y hacerle mantenimiento, hay que tener un conocimiento previo. Juan Carlos Marulanda, agente comercial del Almacén del Café, tiene 33 años de experiencia en el mercado y asegura: ''El 95% de la gente sabe cómo se utiliza, pero si no, nosotros le damos la inducción'. También el Sena ofrece cursos gratis especializados para el manejo de maquinarias.

El fumigador debe tener formación técnica en el área, sin embargo acá le damos recomendaciones para que su uso sea más efectivo y seguro.

 

Tenga en cuenta

- Las fumigadoras que se usen para la aplicación de herbicidas solo deben contener químicos de este tipo, ya que si se usa la misma bomba para fungicidas o insecticidas pueden quedar residuos del herbicida y quemar el cultivo. Se deben tener dos fumigadoras: una para herbicidas y otra para los demás químicos.

- No debe guardar productos dentro de las fumigadoras, puede ocasionar corrosión en los equipos por la fuerte composición de los químicos.

- Los agroquímicos requieren de cuidados especiales. A la hora de comprarlos revise en la etiqueta los componentes del producto. Transportarlos separados y almacenarlos en un sitio diferente a la vivienda, que no esté expuesto al sol ni al agua, son recomendaciones.

 

En materia de seguridad

El fumigador debe usar la ropa adecuada: overol, botas de caucho, guantes, gafas plásticas careta y sombrero que cubra las orejas, como mínimo. El traje siempre debe estar limpio. Lavar la ropa de trabajo también es un aspecto para tener cuidado: la ropa se debe lavar a parte y con guantes.

 

En pro del medioambiente

Tirar el agua con que se hace el lavado de la fumigadora a los ríos o la tierra directamente puede generar problemas ambientales, para esto puede crear un filtro casero:

Abra un hueco en la tierra de 50 o 60 cm de profundidad.

Agregue una capa de gravilla, una de arena y una de tierra.

Repita el procedimiento hasta llegar a la parte superior.

Tape la superficie con maleza.

Puede verter allí el agua contaminada con los químicos, porque se filtra y no contamina.

Como segunda opción se recomienda realizar el triple lavado de los envases de agroquímicos (ver gráfico) y rehusar el agua en la mezcla de los nuevos químicos.

Los desechos

Luis Alfonso de los Ríos, coordinador operativo de la Corporación Campo Limpio, afirma que concienciar al campesino en el manejo de los desechos ha sido un trabajo largo. ''Es una cultura rehusar los envases de los agroquímicos en actividades caseras: los usan para echar agua de panela, los vierten en la tierra y ríos, o los queman en el fogón de leña y generan gases tóxicos''.

La Corporación apoya y asesora la disposición de los desechos. Reciben envases o materiales de plástico lavados (tanques de la fumigadora) y los llevan a empresas que tienen licencia ambiental para transformar, incinerar o integran a una celda de seguridad estos materiales. La próxima campaña de recolección se hará el 15 de agosto en Neira, Palestina y Manizales.

 

Tipos y cuidados

Existen tres tipos de fumigadoras.

Motor: suelen usarse para cultivos grandes entre 10 y 200 hectáreas.

Palanca o de mano: es la más común, se utiliza en cultivos pequeños y zonas cafeteras.

Presión previa retenida: son las más prácticas para zonas de laderas por su comodidad. Permite que el campesino tenga una mano libre para su protección.

Con las fumigadoras de motor se debe revisar la máquina a diario, si no está en uso se debe hacer cada semana. Consiste en sacar las bujías y limpiarles el carbón con un trapo o lija. Los filtros se lavan con agua y jabón. Los cuidados para las fumigadoras de palanca o presión previa retenida son similares: hay que inspeccionar los filtros y limpiarlos con un cepillo, engrasar los émbolos y revisar el aceite de los tapones.

 

Boquillas

Es por donde se asperja el producto. Es importante usar la boquilla adecuada ya que hay de varios tipos.

- Abanico: para herbicidas.

- Cono: para insecticidas, fungicidas y fertilizaciones. (Hay de cono hueco y sólido que también tienen diferentes usos).

La boquilla se puede cambiar, su precio varía entre 3 mil y 70 mil pesos. Se debe limpiar con un cepillo de dientes, no con puntillas u otros materiales que puedan dañarla. Darle un buen uso garantiza su rendimiento por mayor tiempo. Se recomienda no dejar que la lanza y la boquilla toquen el suelo para que no les entre tierra ni se tapen en el terreno.

 

Precios

Varía entre $130 mil y $240 mil. ''Mientras más plástico tenga es más económica, las partes en bronce la hacen más costosa'', asegura Juan Carlos Marulanda, agente de Almacén del Café.

Continúa Leyendo