tecnología |

Automin-1, aliado para el desminado


Cristian Camilo Aguirre

LA PATRIA | Manizales

Los 400 soldados del Batallón de Desminado Humanitario Nº3, que trabaja en Caldas, tendrían un nuevo aliado en la tarea de desminar el territorio caldense.

El Automin-1, robot de desminado que nació en las aulas y laboratorios del Centro de Automatización Industrial del Sena Caldas, se desarrolló durante un año por Alexánder Londoño, Carlos Alberto Chica y Jhon Alexánder Ortiz, instructores de la entidad.

Ellos, con la colaboración de los aprendices Brayan Álvarez y Sebastián Castaño, vieron la necesidad que tienen las Fuerzas Militares por nuevas herramientas que ayuden en la difícil tarea de erradicar el campo colombiano de estos artefactos, que desde 1990 a la fecha han dejado 11 mil 585 víctimas, entre muertos y heridos, según la Dirección para la Acción Integral Contra Minas Antipersonal y la organización Descontamina Colombia.

"Lo primero que hicimos fue comenzar con la investigación y estudiar los problemas del país. Con los conocimientos y las herramientas que teníamos pensamos que era bueno ayudar con el posconflicto y todos los costos que genera una víctima de minas en el país", manifiesta Alexánder Londoño, líder de la iniciativa.

Diferencia

Carlos Alberto Chica, quien se encargó de la ingeniería y aportó en el diseño, asegura que el robot está diseñado para llegar a zonas alejadas, además que se diferencia de las otras máquinas creadas para esta función en su bajo costo, su poco peso, facilidad de operación y adaptabilidad a las diferentes condiciones.

Conozca más características del Automin-1.

 

Funcionamiento

El proceso para buscar una mina se apoya en desminadores o, en algunos casos, perros. Estos artefactos están hechos de anfo, que es el explosivo, además de aluminio, nitrato de amonio y ACPM. En caso de que el detector de metales o el animal encuentren una posible amenaza se hace una demarcación. Los soldados encargados del desminado analizan y verifican de que sí se trate de una mina para después hacer su implosión con otra carga explosiva a través de un cordón detonante.

El Automin-1 se encargaría de implosionar el artefacto, lo que minimizaría el riesgo de pérdidas humanas o lesiones. Después de la demarcación el robot se dirige a la zona guiado con la cámara, se ubica al frente de la mina y allí suelta la araña (contiene una carga hueca dirigida con indugel) al frente del artefacto explosivo. Tras alejarse los suficientes metros, el operador del Automin-1 detona el dispositivo que tiene la araña y explota la carga que lleva, esta implosiona la mina. El proceso se realiza con un control que envía la señal al chip que tiene la araña.

 

Características

- Cuatro baterías de lipo de 14,8 voltios.

- Pesos de 35 kilogramos.

- Autonomía de tres horas.

- Tracción de 4x4, además de chasis y amortiguadores.

- Motor y refrigeración.

- Alcance de radio de 600 metros.

- Soporta la lluvia y puede pasar por quebradas no muy profundas.

- La producción de Automin-1 vale $25 millones.

- Facilidad para fabricar, pues la mayoría de las piezas se consiguieron en el mercado local o fueron diseñadas con impresora 3D.

 

Apoyo

El proyecto recibió del Sena Caldas, a través de Sennova (Sistema de Investigación, Desarrollo Tecnológico e Investigación), $100 millones para su desarrollo en materiales, equipo, talento humano, entre otros aspectos. También contó con las asesorías de Indumil, la Policía Antiexplosivos y la Universidad Militar Nueva Granada.

 

Expectativas

Ahora el equipo liderado por Alexánder Londoño espera realizar pruebas de campo, estas requieren de permisos con la Policía Nacional y el Ejército Nacional.

 

En Caldas

Según el más reciente informe de la Dirección para la Acción Integral Contra Minas Antipersonal, de los 27 municipios que hay en Caldas, 11 no tienen sospecha de tener minas, 5 se encuentra en intervención (Samaná, Pensilvania, Filadelfia, Supía y Salamina) y los 11 restantes están pendientes por intervenir.

El teniente coronel Luis Fernando Leiva Méndez, comandante del Batallón de Desminado Humanitario Nº3, manifestó que en el departamento se han registrado 174 afectados por minas, de ellas 126 son de la Fuerza Pública y 48 de la población. Samaná es el municipio más afectado con 93 víctimas y desde hace seis años se han destruido 413 minas.


Powered by