sucesos |

“Que les respeten la vida”, familiar de manizaleño secuestrado en El Catatumbo


​LA PATRIA | Manizales

La última comunicación de Carlos William Quiceno Ramírez con su familia en Manizales, fue el pasado viernes a la 1:23 de la tarde. Cinco horas después, se enteraron inicialmente de que el helicóptero en el que viajaba se había accidentado en El Catatumbo (Norte de Santander).

A medida que transcurrieron las horas supieron que la aeronave se vio obligada a aterrizar de emergencia y que a los tres ocupantes los habían secuestrado y les hurtaron mil millones de pesos que llevaban. Las autoridades de Norte de Santander atribuyen el hecho al Epl.

Diana Quiceno, una hermana de Carlos William, le indicó a este medio que lo último que les dijo, a través de un mensaje de Whatsapp, fue que más tarde se volvería a comunicar porque salía en un vuelo.

Precisó que su hermano está radicado en esa parte del país, porque allá tiene su hogar y su trabajo en una transportadora de valores, en la que lleva cerca de cinco años. Anotó que de la empresa los contactaron el sábado, pero no tienen más información que la que se publica en medios de comunicación.

“Lo único que podemos hacer es esperar, llenarnos de paciencia, pero esta angustia es muy dura. Estamos pegados de la mano de Dios y orando mucho. Pedimos les respeten la vida a los tres y que pronto podamos tenerlos y abrazarlos”. Indicó.

 

El hecho

El aparato en el que viajaban fue impactado por disparos de fusil. Al aterrizar en zona rural de Hacarí (Norte de Santander), habitantes del sector San José del Tarra se acercaron a curiosear.

Posteriormente llegaron hombres armados, que le ordenaron a la gente volver a sus casas, se llevaron el dinero y al manizaleño, vigilante de la transportadora de valores Brinks, a Julio Díaz, piloto de la aeronave, y a Maxwell Joya, compañero de trabajo de Quiceno. Por último le prendieron fuego a la aeronave.

Desde el pasado sábado se realizan operaciones en la zona para dar con el paradero de los secuestrados. Ayer se ofreció una recompensa de $100 millones por información que lleve a su liberación.

 

El dinero

Los mil millones de pesos que se llevaron debían ser entregados a una entidad financiera.

x
Para nosotros es muy importante conocerte mejor, recibe promociones y ofertas especiales sólo para tí!

Login con Google

Powered by