sucesos | Publicado el

Procesado por desaparición forzada en Manizales dijo que se le fue la mano


*/

LA PATRIA | MANIZALES

La desaparición de Jhon Jairo Torres Rendón, comerciante de motos del Parque del Agua en Manizales, tiene en aprietos a alias Negro o Coltán, detenido y acusado ayer por este delito, homicidio y hurto.

A Torres lo reportaron como desaparecido el 28 de junio pasado, aunque sus allegados afirman que no lo ven desde el 25 de ese mes.

En la audiencia de acusación un fiscal especializado de Manizales señaló que durante la investigación a Coltán lo entrevistaron como indiciado y según sus palabras tuvo una discusión que desencadenó en violencia física con el comerciante de motos.

“Se me fue la mano”, haciendo referencia a que el ahora desaparecido quedó inconsciente. Posteriormente se fueron en la camioneta de la víctima por la vía hacia Medellín.

Agregó que a orillas del río Cauca Torres Rendón despertó y se lanzó al río. La hipótesis que debe demostrar la Fiscalía es que primero lo mataron y después lo echaron al río.

Los hechos están antecedidos por unos mensajes de texto, generados entre el 26 y el 28 de junio, en los que desde el celular del comerciante se daban instrucciones a un familiar para que le entregaran “a ese Negro cansón” unos electrodomésticos y mobiliario avaluados en $23 millones.

De igual manera, que le traspasaran una camioneta Tracker al hoy acusado, porque aparentemente se la había vendido. La entrega del mobiliario se hizo según las instrucciones.

Sin embargo, la familiar de la víctima comenzó a sospechar porque los papeles del traspaso los iban a hacer a nombre de un tercero y luego se sintió presionada, pues recibió un mensaje en el que le advertían que el Negro “es escolta de personas muy peligrosas”. Según la individualización del acusado, hecha por la Fiscalía, el hombre trabaja como jefe de escoltas.

 

Pidió seguridad

El familiar pidió presencia de la Policía en el negocio. Los uniformados dialogaron con un tercero que llegó para el traspaso. Reconoció que el vehículo era realmente para Coltán a quien le estaba haciendo el favor.

Otro aspecto que reveló hasta ahora la investigación es el interés que tenía el Negro en la camioneta. Según testigos, por un lucimiento personal con una novia que vivía en el exterior.

Así mismo, está la declaración de una allegada a la víctima, quien vio parqueada la camioneta afuera de una discoteca. Entró a buscar a Torres Rendón, pero solo vio a el Negro.

Se quedó esperando afuera, le tomó una foto al vehículo y le envió un mensaje al comerciante, pero la respuesta que recibió es que ella por qué estaba vigilando esa camioneta si ya la había vendido.

 

Noticias relacionadas: La extraña desaparición del comerciante de motos del Parque del Agua (Manizales)

Continúa Leyendo