sucesos |

Dolor en Marquetalia por la muerte de 12 personas en deslizamiento


DIEGO FERNANDO HIDALGO

LA PATRIA | MARQUETALIA

Se marcharon de su tierra desplazados por la violencia. Regresaron, se instalaron de nuevo en su natal Marquetalia y lo que no hizo la guerra armada -acabar con sus vidas- lo logró la naturaleza. Eso les pasó a nueve de las 12 personas que fallecieron en la madrugada de ayer en este municipio del oriente de Caldas.

Luz Elena, su esposo y sus tres hijos; Adela y su hijo; Yina Paola y su compañero permanente estaban en el registro de víctimas de la violencia en la población y perecieron luego de que un derrumbe de tierra arrasó siete casas del barrio Los Andes, donde vivían.

La tristeza se apoderó de esta población desde las 2:30 de la mañana, cuando se reportó la emergencia. A las 12:30 de la tarde hallaron a la última víctima. Rápidamente el barrio se llenó de propios y extraños. En un andén, llorando sin parar, estaban Yeimi Paola Montoya y Heidy Katerin Bernal, madre e hija. Ellas no perdieron familiares en la tragedia, pero la vivieron porque se casa se afectó. "Es que acá todos nos conocemos, somos una familia", manifestó Yeimi. A la vez, rememoró que en la madrugada oyó un estruendo, como un rayo, y a niños llorando. Se asomó, alumbró con el celular y empezó a vislumbrar la tragedia. Llamó a Bomberos.

¿Y cómo no estar triste?, anotó Heidy, quien también es madre y compartió con la familia Murillo González, de la que murieron cinco personas: Luz Elena González Gallego, de 40 años; su esposo, Olmedo Murillo Ortiz, de 49; y sus tres hijos, Luciana, de un año; Camila, de 10; y Alejandro, de 6.

"Luciana era un amor. La niña tenía un problema en su labio, pero vivía sonriente. Alejandro era muy alegre, juguetón, le fascinaba tirar piedras por un barranco. Y Camila iba mucho a mi casa a jugar con mi hermanita. Era de la Policía Cívica, muy destacada", relató Heidy. Sobre Olmedo, recordó que era un hombre muy trabajador, quien veía solo por su familia.

María Yiselda Giraldo, amiga de Luz Elena, indicó que ella era ama de casa, vivió en el barrio San Vicente y hace dos meses se pasó a pagar arriendo en el lugar de la tragedia. "Era muy respetuosa, dedicada a sus hijos. Dejó otros cuatro, entre esos una niña. Dos de esos se salvaron de morir porque se lograron escapar por una ventana cuando oyeron un ruido fuerte. Es una tragedia".

 

Esperanza

Sobre las 11:30 de la mañana la búsqueda seguía. Se habían confirmado 11 víctimas mortales, cuatro lesionados y una mujer desaparecida: Adela Montoya Betancurth. A esa hora los hombres de la Policía, Ejército, Bomberos y Defensa Civil, que removían escombros, hallaron a un perro con vida. Eso dio una esperanza de encontrar a la mujer. Luego se reportó que la señora habría pedido auxilio golpeando una viga. Sin embargo, la encontraron una hora después, pero falleció. En la madrugada recuperaron el cuerpo de su hijo, José Gustavo Soto Montoya, de 42 años. Ellos vivían solos.

Ana Elsa Arias los conocía. Dijo que eran muy buenas personas, pero se la pasaban muy enfermos. "A ella le costaba caminar y él casi no hablaba. Una vez le dieron un machetazo, Se sostenían de la caridad de la gente, que les ayudaba. La casa era propia".

 

La salvó el camarote

Los hierros retorcidos del camarote en el que dormía le salvaron la vida a Yolanda Montoya, madre de Cindy Lorena Marín Montoya, de 21 años; quien falleció con su hija, Violeta Xiomara Morales Marín, de dos años.

Ayer, después de mediodía, pese a su lesión en la clavícula, Yolanda firmó acta de retiro voluntario del Hospital para acompañar a su familia en esta triste jornada. "Puede más el amor de madre", manifestó una allegada.

Julián Montoya, primo de Cindy Lorena, la rememoró como una mujer juiciosa e inteligente. Incluso, en una época la nombraron la alcaldesita del pueblo, un proyecto de la Alcaldía. Egresada de Escuela Superior Nuestra Señora de La Candelaria, estudió para ser docente y hacía un reemplazo en un colegio de Manzanares.

La lista de víctimas mortales de esta tragedia la cerraron María Nieve Cifuentes de Vallejo, de 65 años, quien hace poco llegó de otra vereda y vivía de la caridad de la comunidad, que la apoyaba. También murieron los esposos Yina Paola Yepes Ramírez y Néstor Libio Hernández Sánchez, de 34. Karol, sobrina de la mujer, explicó que era la mejor tía, humilde, amable y colaboradora. En la noche del miércoles habló con ella, estuvieron donde la abuela, luego comiendo y se despidió para irse hacia la casa. Fue el último contacto. De Néstor indicó que era muy trabajador.

Se cree que las honras fúnebres de los fallecidos se realice hoy. Marquetalia se une en una sola palabra: dolor, pues esta tragedia enluta al municipio y seguro no se borrará de la mente de sus habitantes por mucho tiempo.

Ayudas

El gobernador, Guido Echeverri Piedrahíta, junto a algunos secretarios de despacho, estuvo ayer en Marquetalia para apoyar a las víctimas. La Administración Departamental entregará auxilios de arrendamientos y ayudas humanitarias a 16 familias (58 afectados) que lo perdieron todo. Luego presentarán un proyecto al Gobierno para reubicarlas en un plan de vivienda.

Hubo cuatro lesionados leves, que permanecen hospitalizados.

Con el Fosyga se tramitarán auxilios funerarios y se desarrollará un censo para reubicar a estas personas y a otras que estén en zonas de riesgo, según se explicó ayer en Consejo de Gestión del Riesgo. Estas iniciativas se las presentaron a la vicepresidenta, Martha Lucía Ramírez. Con Corpocaldas se revisaron cuatro puntos críticos que requieren una inversión de $1.400 millones. Además, se declaró la Calamidad Pública.

Ayer se promovía por las calles de Marquetalia la entrega de ropa, elementos de aseo, sábanas, toallas, alimentos no perecederos, para llevarlos al Centro Comunitario.

Camila Murillo González; Cindy Lorena Marín Montoya, de 21 años; y su hija, Violeta Xiomara Morales Marín, de dos años; Luz Elena González Gallego, Luciana Murillo González y Alejandro Murillo González.

 

Otras tragedias

*19 de abril del 2017. 17 personas perdieron la vida en Manizales.

*18 de enero del 2017. Un alud de tierra, en el sector de La Cuchilla, en Neira, acabó con la vida de tres primitas: las mellizas Salomé y Valentina López Castañeda, de 4 años; y Estefanía Sierra Castañeda, de 5. Jorge Eliécer López Castañeda, de 6, sobrevivió.

*12 de octubre del 2016. Wilfredy García Bedoya fue la única víctima del invierno en el departamento. Viajaba en moto entre La Felisa (La Merced) y Filadelfia en medio de la lluvia. Un árbol le cayó encima cuando cruzaba por el sector conocido como Maiba.

*11 de marzo del 2014. En el barrio Veracruz, de Manizales, fallecieron Ana Valentina Vargas Castaño, de 17 años y con 5 meses de gestación, y Alexánder Vargas Ceballos, de 32. Hubo un derrumbe.

*5 de noviembre del 2011. 48 personas murieron y 10 más sufrieron lesiones por un deslizamiento en el barrio Cervantes, de Manizales.

*13 de abril del 2011. Un bus de Expreso Bolivariano, con 21 pasajeros, fue arrasado por la quebrada La Mula, vía Manizales-Bogotá.

*26 de mato del 2008. Un derrumbe lanzó al abismo a un colectivo, a su paso por la Panamericana, cerca del Guamal. Cuatro muertos.

*18 de marzo del 2006. 11 boy scout perecieron por la creciente de la quebrada La Gruta.

*4 de diciembre del 2003. 16 muertos en La Sultana (Manizales).

*18 de diciembre de 1993. 12 fallecidos en el barrio La Carolita, de Manizales.

*28 de noviembre de 1993. 10 muertos en el barrio San Cayetano, de Manizales.

*8 de diciembre de 1987. Un grupo de graduados del colegio Félix González de Viterbo iba para la Costa Atlántica en un bus. En Petaqueros, el carro y otro bus se quedaron pegados. Los estudiantes se bajaron a empujar y un deslizamiento mató a 19 de ellos y a cinco ocupantes del otro automotor.

*7 de junio de 1982. En el barrio San Fernando, de Manizales, fallecieron 22 personas. 20 casas destruidas.

*26 de octubre de 1944. Un derrumbe, en la vía a Letras, sepultó 13 vehículos y mató a 10 personas.

 

Precipitaciones

El Sistema Integrado de Monitoreo Ambiental de Caldas (Simac) reportó que el pasado 10 de octubre cayeron 51.8 milímetros de agua. En lo corrido de ayer, hasta las 10:00 de la mañana se midieron 46.6 mm.

Hacia las 4:44 de la tarde del 10 de octubre empezó a llover y se contabilizaron 90.2 mm durante 24 horas.


Powered by