sucesos |

La muerte en Chinchiná sería por líos pasionales


LA PATRIA | MANIZALES

 

A Rodrigo Borja Céspedes, de 48 años, natural de Rovira (Tolima), lo encontraron muerto en una carretera interna del sector El Borde, finca Los Juncos, en la vereda Quiebra de Naranjal (Chinchiná). En un cafetal atraparon a su presunto asesino, que según la Policía, sería su compañero sentimental.

El crimen ocurrió el miércoles, lo asesinaron con un palo afilado. Según las autoridades, los dos hombres discutieron por celos.

Un testigo les expresó a los investigadores que la pareja llegó a la finca el mismo día de los hechos, para trabajar recolectando café. A las 5:30 de la tarde se realizó el pesaje y ambos sumaron 110 kilos.

El supuesto homicida, de 25 años, natural de Mistrató (Risaralda), se fue adelante y Borja se quedó en el alimentadero. Luego se encontraron en un camino, discutieron y el supuesto victimario le clavó al otro hombre un palo en el abdomen. Huyó por los cafetales. El administrador de la finca avisó y las autoridades lo atraparon. Una persona cercana a la víctima relató que la pareja llevaba cuatro años conviviendo y peleaba constantemente.


Powered by