sucesos |

La extraña desaparición del comerciante de motos del Parque del Agua (Manizales)


LA PATRIA | MANIZALES

 

Cuando unos familiares se le acercaron a alias Yuams o el Negro, para despedirse, el sujeto sonrió y les dijo: Me esperan unas largas vacaciones. Luego, los guardianes del Inpec se lo llevaron esposado. La escena ocurrió el pasado lunes en la noche, en el Consejo Seccional de la Judicatura de Manizales.

Este hombre está detenido como supuesto responsable de la desaparición de Jhon Jairo Torres Rendón, de 50 años, reconocido comerciante de motos de alto cilindraje en el Parque del Agua de Manizales. No se sabe qué pasó con el negociante, a quien le perdieron el rastro desde el pasado 25 de junio, cuando salió de su negocio.

Torres Rendón, según el volante que difundió la Fiscalía el 28 de ese mes, mide 1,70 metros, vestía camiseta y chaqueta negra, pantalón gris oscuro. Es de contextura delgada, cara ovalada, piel trigueña, cabello corto y lacio, ojos negros y medianos, boca y labios medianos, nariz alomada. Tiene un tatuaje en el cuello, en forma de dos ojos.

 

Indagaciones

La investigación la asumieron la Fiscalía Segunda Especializada y el Gaula Caldas. Se estableció que Torres Rendón cerró su negocio ese 25 de junio, a las 7:40 de la noche, y salió en su camioneta Tracker negra. Compró una ensalada de frutas, un maní y un clavel. Desde ahí no se supo nada más.

Durante las indagaciones se conoció que el Negro era socio de una colombiana residente en Estados Unidos, con quien tuvo un negocio de webcam en Villamaría, que se quebró. La mujer le reclamó los elementos, avaluados en unos $90 millones, pero no se los devolvió. Lo denunció por abuso de confianza.

Todo indica que el Negro le vendió esos elementos a Torres Rendón, pero luego quiso recuperarlos para devolvérselos a su antigua socia. Por eso, días después de la desaparición, desde el celular del hoy extraviado, le mandó un mensaje a la sobrina de este donde le decía que el Negro iría por esos elementos, que se los entregara. Así ocurrió.

A este sujeto lo detuvieron el 29 de junio pasado, en el centro de Manizales, con las llaves y los documentos del carro del desaparecido. El vehículo lo tenía parqueado a dos cuadras. Al parecer, usaría a un tercero para el traspaso del automotor.

El detenido insiste en que compró el carro, pero según los análisis no tendría los recursos suficientes para hacerlo.

 

Escrito

La Fiscalía prepara el escrito de acusación por el delito de desaparición forzada. Del paradero del comerciante nada se sabe. Allegados indicaron que es muy servicial, genera empleo y hasta fía las motos que vende.

 


Powered by