sucesos |

En Pácora y Riosucio lloran por muertes en accidentes


LA PATRIA | MANIZALES

Dos caldenses perdieron la vida en las últimas horas, luego de luchar por sobrevivir, tras accidentes de tránsito.

A un pacoreño lo atropelló una moto en Pereira. Y un riosuceño, herido al estrellarse contra un furgón en su municipio, también falleció.

 

 

Murió Tavo

"Mi papá era tan bacano, que parecía un hermano", sentenció Liliana, hija de Gustavo Giraldo Orozco, pacoreño de 69 años, quien murió luego de ser atropellado por una moto en Cerritos (Pereira).

El accidente ocurrió el martes a las 5:30 de la tarde, cuando Gustavo intentaba pasar la vía. "Lo tuvieron en coma inducido y murió el miércoles a las 11:15 de la mañana. Llevaba dos años en Pereira", explicó Liliana.

Gustavo se dedicaba a labores varias en la capital risaraldense, lo mismo que hacía en Pácora. En la tierra de las matracas lo recuerdan como una excelente persona. El sepelio será mañana en el municipio que lo vio nacer.

 

El minero no resistió

El minero riosuceño Jhónatan Arbey Betancur Díaz, de 24 años, no logró recuperarse de las graves lesiones que le dejó el choque que tuvo en una moto, en la que iba de copiloto, contra un furgón. El accidente sucedió el pasado 1º de septiembre, en la vía que de Riosucio conduce a Supía, frente a la entrada a San Lorenzo.

Betancur Díaz residía en el sector de Alma Café, de la vereda Tumba Barreto. Su tía Edilia manifestó que era un buen hijo y hermano. "Sobran palabras para describirlo. Trabajaba con Mineros Nacionales. Le había dicho al papá que dejara de laborar, que él los iba a sacar adelante y respondería por ellos".

 


Powered by