salud |

La artrosis, un desgaste por uso y edad


 

Elizabeth R. Rojas*

LA PATRIA | Manizales

 

Álvaro tiene 62 años y padece artrosis en sus manos. Cuenta el especialista que la patología pudo haberse desarrollado por los oficios que el paciente desempeña en su restaurante. Él tiene que porcionar las carnes, entre las que cuenta pollo congelado, después de realizar otros oficios con temperaturas elevadas.

Ese choque de calor a frío que posiblemente lo afectó, hoy le ocasiona fuertes dolores nocturnos, por los que toma medicamentos. También se le empezaron a deformar las articulaciones de sus dedos, lo que según dice, ha golpeado su autoestima.

La patología de este ciudadano es el tipo de artritis más frecuente. Para hablar de esa enfermedad se entrevistó al médico reumatólogo José Fernando Molina Restrepo, director científico de Reumalab en Medellín.

"En la artrosis el cartílago se va envejeciendo. Ocurre con más frecuencia en las rodillas y en la cadera; por el peso que soportan estas articulaciones. A veces aparece en algunas articulaciones de las manos, sobre todo, en los dedos", resaltó el galeno.

Según el especialista, la enfermedad aparece en la columna cervical y lumbar, es decir, en el cuello y la cintura, pues son regiones anatómicas donde hay mucha movilidad durante toda la vida.

 

Caracterización

Molina, que pertenece a la Asociación Colombiana de Reumatología y a la Asociación Colombiana de Osteología y Metabolismo Mineral, también respondió:

 

- ¿Hay algo para detener el desarrollo de la enfermedad?

La artrosis no es una enfermedad que se pueda revertir, pero si se retarda la progresión del desgaste. Uno puede minimizar el daño del cartílago, por ejemplo en las rodillas, cuando hay obesidad y el paciente reduce su peso. Así las personas mejoran de su dolor.

 

- ¿Qué se podría hacer para mejorar la condición en las manos?

En las manos, como no tiene nada que ver el peso, ahí si es muy difícil retardar la progresión. Ese es un gran problema a enfrentar por los reumatólogos. Las deformidades de la artrosis en las manos son menos notorias o dramáticas que en la artritis reumatoide. Puede haber unos casos más severos, con mucha limitación para la movilidad. Los pacientes no pueden cerrar bien las manos, pues pasa que los nudillos están ensanchados y gruesos.

 

- ¿No hay medicamentos que detengan la enfermedad?

A diferencia de otras artritis, como la reumatoide o la psoriásica (trastorno de las articulaciones que aparece en las personas afectadas con la enfermedad de la piel llamada psoriasis), donde ya hay medicamentos que pueden retardar la progresión; en la artrosis todavía no se han descubierto medicamentos que la retrasen. Hace mucho estamos esperando este avance terapéutico, pero aún no llega.

 

- Si no se revierte, ¿cómo se mejoran los síntomas?

Se trata con fármacos para calmar el dolor. También se utilizan unos medicamentos antiartrósicos (Glucosamina, diacereína, etc), que ayudan a mejorar la inflamación, lo que es positivo para la movilidad y la calidad de vida.

En caderas y rodillas es fundamental tener sesiones de fisioterapia. En rodillas hay que fortalecer muy bien los músculos y tendones de la zona, en la cadera hay que fortalecer los glúteos, los abductores, entre otros.

 

- ¿Solo con estas terapias?

En la artrosis de rodillas hay grandes avances con terapias interarticulares. Son medicamentos que se aplican adentro de la articulación. El ácido hialurónico, que lo aplican en medicina estética para las arrugas de las mujeres, en las articulaciones tiene muy buen efecto sobre el dolor. Se coloca cada seis meses o cada año. Eso retarda la necesidad de una prótesis articular o cirugía.

Existe el plasma rico en plaquetas y las células madre, pero falta más evidencia científica. Con el ácido y el plasma tengo experiencia en rodillas y me ha ido muy bien. Con el ácido, el efecto puede durar hasta un año o a veces más. La idea es hacerlo secuencial, cada seis o nueve meses, así el paciente se va beneficiando cada vez más.

 

- ¿Cuándo la artrosis llega a ser extrema?

En la artrosis de rodilla o de cadera, cuando el dolor es intratable, ya lo que se necesita es una prótesis articular. Es el tratamiento final de esos pacientes, pero les va muy bien.

 

* La entrevista fue realizada durante el X Taller Pfizer Colombia para Periodistas, evento que tuvo lugar en Cartagena del 12 al 14 de septiembre. La profesional fue en representación de LA PATRIA.

 

 

Foto | Cortesía | LA PATRIA

José Fernando Molina Restrepo.


Powered by