salud |

Jubilados de la Policía marcharon contra La Toscana


Elizabeth R. Rojas

LA PATRIA | Manizales

Julia* hizo presencia ayer en la marcha a la que convocaron los jubilados de la Policía Nacional, en Caldas. Algunos cesantes y beneficiarios caminaron para protestar por los servicios que no reciben en la Clínica La Toscana. En marzo, el grupo convino -en una audiencia de pacto de cumplimiento- la mejora asistencial en tres meses, pero ocho meses después no la ven materializada.

La beneficiaria, protagonista de esta historia, denunció que a la faltante del quirófano (por lo que deben trasladarse hasta Pereira desde el 28 de febrero del 2017), a la ausencia de profesionales de distintas áreas, la demora en la adjudicación de citas, la no aprobación de procedimientos, entre otros, se suma que tuvo que ver cómo una practicante de medicina de una universidad le firmó la orden para unos fármacos con un sello de un galeno, que no le pertenecía.

"Con carta en mano, le puse la queja al jefe de Sanidad, seccional Caldas, quien dijo que no estaba enterado. Me remitieron a donde otro médico. Me parece muy grave, es suplantación. Nunca más volví a ver a esa chica en la Clínica. Supe que se prestaban los sellos; mientras los de cada quien llegaban de Bogotá", contó Julia.

Peticiones

De la situación y quejas, que ya son generalizadas, opinó Álvaro Taborda Ladino, presidente de la Asociación de Policías Retirados del departamento. Dijo que con la protesta pacífica le estaban pidiendo al director de Sanidad en Bogotá, el general Henry Sanabria, la solución a la crísis que hay en todo el país.

"Manizales no es ajena. En estos momentos hay un hueco fiscal bastante grande en la Policía, por el orden de los $175 mil millones. Se requiere de una inversión presupuestal en ciertas áreas para que la Clínica deje de ser lo que es hoy", apuntó Taborda.

El jubilado dijo que este año, para Caldas, solo fueron asignados $10 mil 90 millones, lo cual es insuficiente para atender a los usuarios del departamento, cifra cercana a las 15 mil 500 personas.

"Hay un proyecto de reforma a la salud de la Fuerza Militar y de la Policía Nacional, el cual va a ser presentado en el Congreso en los próximos días para su estudio y aprobación. Estamos esperanzados en eso. Los recursos que asigna el Gobierno y los descuentos que nos hacen son insuficientes en estos momentos", apuntó.

La jubilada Gloria Stella Sánchez Manrique manifestó su inconformismo por cómo los tratan en la Clínica -particularmente- algunos funcionarios. Dijo que funcionarios adscritos a la entidad de salud, suelen maltratar a las personas que buscan un procedimiento médico.

"Los hacen llorar. Eso no se puede aceptar ni justificar de ningún modo. Se tiene que acabar la alcahuetería, el servicio en Sanidad tiene que mejorar. Deben garantizar los contratos, el equipo de rayos X no sabemos donde está. En el call center es difícil que contesten y, cuando lo hacen, es para decir que no hay agenda. Tiene que haber una pronta solución", concluyó Sánchez.

Sin respuesta

LA PATRIA contactó al capitán Luis Fernando Viveros, jefe de Sanidad - Seccional Caldas, para tener su versión en el asunto y respondió que no estaba autorizado por sus superiores para responder a los cuestionamientos que tocan la entidad que dirige.

A seguir

El abogado Christian Pérez Holguín valoró la situación de los jubilados y sus familias. Habló de lo que podría pasar en los próximos días con esta población. Dijo que había que tener en cuenta que ese pacto, que fue aprobado y certificado por un juez, ya hizo tránsito a cosa juzgada.

"Ante el incumplimiento, y después de ser comprobado por el juez, eventualmente se podría recurrir a otros mecanismos judiciales como la interposición del respectivo incidente de desacato. Ese pacto de cumplimiento era obligatorio entre las partes", resaltó el jurista.

Pérez subrayó que en caso tal de que a través del incidente de desacato, la parte demandada no quiera cumplir con lo acordado, después se podría recurrir a la figura de la denuncia penal por fraude en resolución judicial contra los representantes legales de Sanidad de la Policía.

* Se omite el apellido de la protagonista de la historia, para proteger su identidad.

 

Aburridos

Javier Arroyave

El mejoramiento de los servicios. No hay médicos ni especialistas. La atención está por el piso, la Clínica está muy retrasada. Nuestra salud y la de los activos quedó en el olvido.

Javier Flórez

Tengo la orden de una cita desde el 22 de agosto, con un especialista renal, y esta es la hora que no me ha visto. Siempre lo que dicen es que no hay contrato.

Teresa García

Pedimos un buen servicio, demoran mucho las citas.

Hernán Zuluaga Ramírez

En la Clínica no hay nada. No hay citas médicas generales ni con especialistas. Esta protesta es para que nos escuchen y para que le den presupuesto a la entidad.

 

Dato

59 años de construida tiene la Clínica La Toscana. Según los estudios preliminares, la entidad necesitaría una inversión cercana a los $1'531.000 millones para prestar todos los servicios que los jubilados exigen.


Powered by