política |

"No manejaré cuotas en los ministerios": Martha Lucía Ramírez


ANDRÉS RODELO

LA PATRIA | MANIZALES

Martha Lucía Ramírez Blanco, candidata a la Vicepresidencia por el Centro Democrático, trabajó para Álvaro Uribe como ministra de Defensa en el primer gobierno del actual senador, entre agosto del 2002 y noviembre del 2003. Situación que cambiará si llegan a la Casa de Nariño, pues, si bien aspira por un grupo político fundado por este expresidente, ella señaló que actuará con independencia.

"No hago parte del Centro Democrático, ni pretendo serlo. Estoy comprometida con mi independencia, tendré la libertad de señalar qué le conviene al país", y agregó que se unió a la campaña de Iván Duque, candidato por el Centro Democrático a la Presidencia, porque confía en la vocación, preparación y liderazgo de este abogado bogotano.

"Fui candidata en el 2014 por el Partido Conservador. Para estas elecciones entendí que el centro-derecha debía unirse para evitar que Colombia caiga en el populismo", afirmó.

Un populismo que alude a la campaña de Gustavo Petro y que plantea un borrón y cuenta nueva de las instituciones y de la economía, que dijo, hay que reconocer son imperfectos, pero permitieron un progreso razonable e insuficiente. "Nuestra propuesta es fortalecer las instituciones y la economía, pero sin borrarlas del mapa".

Alianzas

- ¿Por qué dos partidos de derecha, como el Conservador y el Centro Democrático, acordaron para esta elección optar por un solo candidato?

Yo habría obtenido 2 millones y medio de votos si me lanzo sola a la Presidencia, pero eso le habría restado votos a Duque, dejándolo fuera de la segunda vuelta. Las fuerzas del centro-derecha comprendieron lo que está en juego en estas elecciones. Fuimos capaces de conciliar nuestras diferencias ideológicas para proteger las instituciones, el Estado Social de Derecho, el sistema económico y la propiedad privada.

- Los acusan de tener el respaldo de las maquinarias políticas, ¿qué opina?

Recibimos el apoyo de varios partidos y lo aceptamos como instituciones, no como apoyos individuales, compromisos clientelistas ni promesas de contratos. Lo que proponemos, de llegar a la Presidencia, es una reforma política que cambie las relaciones entre los partidos y el gobierno de turno para quitarles a los congresistas las cuotas burocráticas que negocian con el Estado.

- ¿Aceptarán los partidos esta reforma?

Reconocemos a los partidos como instituciones con ideologías, comprometidas con el Estado Social de Derecho, y que necesitamos nos respalden para sacar adelante las reformas que el país necesita. A la vez, los grupos políticos hacen parte de estas instituciones imperfectas que mejoraremos con el apoyo de las colectividades. El objetivo son partidos con bases ciudadanas que promuevan la participación democrática.

Trabajo integral

- También se dice que los partidos que los apoyan concentran la corrupción política.

Me desagrada saber que políticos condenados por corrupción dicen que votarán por Iván Duque. Esos votos no nos darán la victoria, tampoco los queremos para la elección. Anhelamos el apoyo de millones de ciudadanos que le apuestan al cambio y que están en contra de la mentalidad del fin justifica los medios.

- ¿Trabajará solo por la paz si llega a la Vicepresidencia, como lo hicieron algunos de quienes ocuparon ese cargo?

Será una labor integral, gracias a la experiencia que tengo en varios campos. Es importante el compromiso por la paz, pero para que un Estado funcione se debe luchar contra la corrupción, fortalecer la economía, brindarles mejores oportunidades a los colombianos, reducir la desigualdad entre hombres y mujeres. Mi trabajo no estará limitado a un solo tema ni tampoco consistirá en manejar cuotas en los ministerios, lo que ocurre en el actual Gobierno.

- Se dice que la propuesta económica de Duque privilegiará a las multinacionales que extraen hidrocarburos y descuidará a los campesinos, ¿es cierto?

Falso. La propuesta de Iván Duque busca un desarrollo económico desde cinco actividades complementarias. El desarrollo agrícola e industrial es una de ellas, y contempla incentivos para las empresas del campo. Los campesinos no solo trabajarán en los cultivos, sino en las empresas en donde se transforman los alimentos. Eso mejorará las condiciones de vida de esta población. Las otras cuatro actividades son el desarrollo industrial, el fortalecimiento del sector de los servicios, el turismo y la economía extractiva.

Extracción ecológica

- ¿Hay que acabar con la extracción minera en beneficio del medio ambiente?

Es ignorante decir que Colombia puede acabar con la producción de petróleo. Tendríamos que importar gasolina, combustibles, plástico y otros derivados del petróleo, lo que quebraría nuestra economía. La extracción de hidrocarburos debe hacerse bajo condiciones que favorezcan al medio ambiente, hay que fijarse en modelos como el alemán, el australiano y el noruego; industrias de la extracción ejemplares en sostenibilidad ambiental. Le apostaremos a las energías eólica, hidráulica y solar, todo bajo el realismo económico que desconocen los demás candidatos.

- De llegar a la Vicepresidencia, ¿cuál será su postura sobre los diálogos de paz con el ELN?

La negociación estará condicionada a que se acabe el reclutamiento de niños. Es infame que algunos digan que pedir el fin de este flagelo es no querer la paz. También hay que poner fin al secuestro y al terrorismo, como garantías para adelantar un proceso en una zona de concentración con veeduría internacional que aclare los hechos del conflicto. Los diálogos de paz sin condiciones humanitarias y contra la defensa del Estado Social de Derecho producen frustración en los colombianos.

Mal expresada

- ¿La propuesta de Duque de unir las cortes los golpeó electoralmente?

Fue una propuesta mal expresada. La reforma de la justicia se realizará en compañía del poder judicial y se acordará con el Congreso. Analizaremos modelos para mejorar. Gloria María Borrero y Jaime Arrubla, de la Corporación Excelencia por la Justicia, y quienes no tienen ningún vínculo con el Centro Democrático, indicaron que la propuesta es interesante, pues las justicias de varios países se volvieron eficaces al unir sus cortes. Es impensable una reforma que acabe con la Corte Constitucional y con la Tutela, medida que garantiza derechos fundamentales.

- ¿Qué busca entonces la reforma?

Ordenar la rama judicial. Tenemos tribunales que fallan en un sentido y otros que lo hacen en un sentido opuesto sobre una misma norma. Eso crea caos, pérdida de confianza y de recursos, retrasa los procesos, pues tras el choque de trenes se debe recurrir a otras medidas jurídicas como la casación, lo que ralentiza los casos.

De su contrincante

1. ¿Por qué es mala la propuesta de Gustavo Petro?

La actitud de su campaña. El pasado de Colombia está marcado por el conflicto y la polarización. Es irresponsable sembrar una lucha de clases que divide la sociedad entre buenos y malos. Es absurdo decir que los empresarios son malos porque abusan de los trabajadores y que los ricos tienen la culpa de la pobreza.

2. ¿Qué tiene de bueno la candidatura de Gustavo Petro?

El acuerdo por lo fundamental que plantea, y que copió de nosotros.

3. La fórmula que pierda va al Senado y a la Cámara. Si son ustedes, ¿cómo será esa oposición al gobierno?

Fui senadora en el periodo 2006-2009. Hice el ejercicio para conocer los procesos del Congreso de la República, pero no volveré si no ganamos la Presidencia.


Powered by