política |

Agarrón en el Concejo de Manizales por uso de la palabra


LA PATRIA | MANIZALES

Para alquilar balcones. Así estuvo el debate ayer en el Concejo de Manizales donde se presenció un nuevo enfrentamiento entre el concejal Carlos Mario Marín, del partido Verde y algunos colegas del partido Liberal.

La citación en el Concejo se realizó para hacer control Político a la Secretaría de Planeación, pero esta sesión se alteró porque el punto de Varios se prolongó por una hora y 20 minutos, ante el interés de Marín de hablar y expresarse sobre varias cosas, entre ellas el artículo publicado el domingo pasado en LA PATRIA, bajo el título Los fantasmas en la pauta oficial de Manizales.

También quería hablar de las declaraciones que hizo el pasado viernes en contra del concejal Rafael Torregroza por su origen costeño, del mayor número de asistentes a la marcha que organizó el pasado viernes en defensa de Río Blanco, y porque el pasado sábado se levantó la sesión cuando pidió la palabra.

Cuando el presidente del Concejo, Orlando Quiceno, dio por terminado el punto de varios, con el fin de continuar con el orden del día, Marín pidió de nuevo la palabra. Subió la voz, interrumpió al presidente y le reclamó que lo dejara participar.

"No me dejan"

En ese mismo instante, Marín, empezó una transmisión en Facebook Live con un tono desafiante y alterado, repitiendo que en el Concejo no lo dejaban hablar. Un policía y otros concejales se le acercaron para pedirle moderación y continuar con el orden del día.

Debido a su actitud, el presidente del Concejo llamó a un receso para determinar si mantenían el orden del día o si levantaba la sesión. Después leyeron el artículo 140 del Reglamento interno, que dice que se debe respetar el orden del día, de lo contrario quien lo irrespete debe abandonar el Concejo. Más tranquilo, Marín dejó que la sesión continuara.

Solo a los inscritos

Quiceno explicó que dejó hablar a los concejales inscritos, hasta el corporado Yhon Eduard Orozco, de Opción Ciudadana. Sostuvo que ni a Rafael Torregroza ni a Víctor Hugo Cortés, del Partido Liberal, quienes levantaron la mano, al igual que Marín, les dio la palabra. “Teníamos un tema bastante largo, y no puedo permitir, como presidente de la corporación, que se me chispotée una sesión, me falten al reglamento y al respeto por los ciudadanos. El punto ya estaba cerrado”, dijo el presidente.

 

 

  Continúa Leyendo




Powered by