Una RAP ambiciosa


El pasado viernes, en Armenia, los tres gobernadores del Eje Cafetero presidieron el acto protocolario de creación de la Región Administrativa de Planificación (RAP), aprobada el pasado 30 de mayo por la Comisión de Ordenamiento Territorial del Senado de la República. Así, queda establecido el camino para definir planes de ordenamiento y desarrollo desde una perspectiva de Eje Cafetero, que apunte a potenciar las fortalezas que tienen en conjunto los departamentos de Quindío, Risaralda y Caldas. Con esta nueva RAP quedan en el país cuatro organizaciones de este tipo. Las otras tres son las del Caribe, el Pacífico y el Centro.
Enfocada en el impulso de iniciativas ligadas al desarrollo humano, la sostenibilidad ambiental, la innovación y competitividad regional, la infraestructura estratégica, el desarrollo rural, la construcción de paz, el ordenamiento y prospectiva territorial, el turismo y el Paisaje Cultural Cafetero, y la gobernanza y buen gobierno, la naciente RAP tiene al frente una amplia tarea por cumplir para consolidarse y demostrar los buenos resultados de trabajar unidos en la búsqueda de objetivos comunes y ambiciosos.
Ya los tres gobernadores tienen identificados los puntos esenciales de trabajo, donde la educación, la ciencia, la tecnología, la innovación, la diversidad productiva y pluriétnica y las virtudes propias del Paisaje Cultural Cafetero deben ser impulsores de la competitividad territorial, de un desarrollo económico y social que cierre brechas y fomente la participación ciudadana, y que logre mantener vivo el arraigo de una identidad cultural orientada a consolidar una sana convivencia.
Inicialmente se deberá adelantar un proceso administrativo ágil, orientado a la eficiencia, que lleve a la designación pronta del Consejo Regional Administrativo y de Planificación de la RAP, así como del Consejo Regional de Participación y la escogencia de un gerente. Como a los actuales mandatarios departamentales les queda un año y medio de gobierno es fundamental que avancen a buen ritmo en la estructuración de todos los asuntos clave para una integración que no tenga reversa, y en la que no importen los colores políticos en la toma de decisiones coordinadas para potenciar un desarrollo regional equilibrado y con resultados positivos en conjunto. 
Una idea clave es poder jalonar más recursos hacia la región y recuperar la participación que se tuvo en el pasado en el Producto Interno Bruto (PIB) nacional. Hoy conformamos una región en la que habitan 2 millones 536 mil 643 personas, con un PIB de $33 billones, correspondientes al 4,4% del PIB nacional, pero con el propósito inmediato de llegar pronto al 5% o al 6%. Se necesita ser ambiciosos en la búsqueda de metas altas en economía regional.
Hay que saludar esta importante iniciativa, hecha ya realidad después de 52 años de haber estado desintegrados y con objetivos dispersos. La tarea de Carlos Osorio (Quindío), Sigifredo Salazar (Risaralda) y Guido Echeverri (Caldas), así como de las respectivas asambleas departamentales que el año pasado dieron luz verde a este proyecto, tienen que ser resaltadas. Sin duda, pasarán a la historia como líderes que decidieron recuperar la senda de la integración, para aprovechar las virtudes de los tres departamentos y darles fuerza a esas características que nos permiten gozar de ventajas comparativas frente al resto del país.

No solo las administraciones públicas tienen que trabajar ahora más unidas, sino que también los gremios, las universidades, las distintas organizaciones sociales y la comunidad, en general. Está al frente el desafío de unir esfuerzos y comenzar a planear y ejecutar pensando en objetivos comunes. Tendremos que aprender a empujar para el mismo lado, aun teniendo en cuenta que habrá iniciativas locales que deberán seguir obedeciendo a la autonomía y a los intereses particulares de cada departamento. Entre esos objetivos comunes hay que resaltar la urgencia de establecer un sistema estratégico de transporte que ayude a fortalecer los lazos de unión, pero hay muchas otras tareas que pueden emprenderse desde ya.


Powered by