Una gira que resulte productiva


El presidente electo Iván Duque tiene previsto regresar hoy a Colombia, después de una gira que lo llevó a entrevistarse con importantes figuras de la política de los Estados Unidos y España. En este último país anunció que esta semana comenzará a definir su gabinete de gobierno, para el que tiene previsto un alto número de mujeres y de jóvenes, según lo prometió poco después de obtener el triunfo en la segunda vuelta presidencial el pasado 17 de junio. La expectativa en el país es grande frente a este aspecto.
Lo primero que hay que decir es que resulta interesante que Duque haya emprendido un contacto directo inmediato con países que tienen gran incidencia en el nuestro y que podrán ser clave en el inmediato futuro. Eso parece reconocer los avances logrados en la política internacional por el presidente Juan Manuel Santos y el deseo de mantener ese necesario contacto con la Comunidad Internacional, para seguir avanzando en la inmersión de Colombia en la agenda más sobresaliente del mundo, y evitar un malsano aislamiento.
Hay que resaltar su encuentro en los Estados Unidos con el vicepresidente Mike Pence, con quien revisó temas fundamentales alrededor de la seguridad y el desarrollo económico del país. Aunque no puede esperarse mucho de una administración como la de Donald Trump, tampoco puede ignorarse que el único camino para hacerle frente al grave problema de narcotráfico que afecta a Colombia es con los Estados Unidos, aliado fundamental, no solo en la estrategia militar sino también en los programas que pretenden impulsar la sustitución de cultivos ilícitos. En los demás temas de cooperación difícilmente podremos obtener ventajas, pero no puede olvidarse que ese país es el principal socio que tenemos en el comercio exterior.
También resultó importante el pronunciamiento de Duque acerca de su relación con Venezuela, donde nuestro país seguirá sin embajador y al que reconoció claramente como una dictadura, que debe ser presionada desde instancias diplomáticas internacionales para que haya un viraje hacia la democracia. Así mismo, hay que resaltar sus palabras acerca de que ningún colombiano sea amenazado por su pensamiento, su raza, o sus condiciones personales. Que brille la legalidad y que todos los colombianos sin excepción se sientan protegidos, como lo dijo, es lo que se necesita. En ese marco, se espera un gran compromiso de su gobierno para proteger de manera efectiva a los líderes sociales que, infortunadamente, vienen siendo asesinados de manera sistemática.
Su paso por España, donde además de reunirse con el rey Felipe VI y el presidente del Gobierno, el socialista Pedro Sánchez, tuvo un encuentro con el expresidente demócrata de los Estados Unidos, Barack Obama, también puede resultar productivo para el desarrollo de la administración de Duque y para Colombia, en general. Así mismo, el haber participado activamente en Madrid en la Primera Cumbre de Innovación Tecnológica y Economía Circular parece mostrar intereses concretos del nuevo mandatario en temas propios del pensamiento progresista. 

Esperamos que esta primera gira del mandatario electo resulte, en verdad, “productiva” como él mismo la calificó, y que implique que Colombia siga siendo un país ambicioso en relaciones internacionales en la búsqueda de aliados para resolver los problemas de fondo que afectan a nuestra sociedad. Es importante, además, que Duque haya mostrado el interés de tener contacto no solo con fuerzas políticas afines a la ideología del Centro Democrático, sino incluso contrarias a esa visión, lo que podría ser el anticipo de las relaciones que quiera establecer con las distintas tendencias políticas en Colombia. Eso sería lo más conveniente para que el país avance en la construcción de paz y reconciliación, y convertirse realmente en un presidente para todos los colombianos. 

  Continúa Leyendo




Powered by