Una Feria cada vez mejor


Se llevó a cabo ayer el conversatorio de la Feria de Manizales, en el que voceros de sectores representativos de la ciudad que tienen algún vínculo con el desarrollo del gran evento anual, expresaron sus opiniones acerca de la forma de lograr mejoras que impacten positivamente la ciudad y la fiesta misma. De manera previa a la discusión, el gerente del Instituto de Cultura y Turismo de Manizales, Héctor Fernando Ortiz, presentó el resultado en cifras del festejo del pasado enero, el cual habría costado unos $8.400 millones, recursos que se cubrieron con ingresos de la comercialización. De cara al 2020 surgieron varias ideas y planteamientos que vale la pena tener en cuenta.

Un aspecto en el que Ortiz fue enfático tiene que ver con las limitadas posibilidades de planeación del evento, debido a que el ingreso de recursos de los patrocinadores y aportantes ocurre muy tarde, razón por la cual durante todo el año el estado normal es la incertidumbre y las contrataciones de artistas y espectáculos se hacen basadas solo en supuestos. En ese sentido esperamos que este año se pueda garantizar un flujo más dinámico de recursos para que las inversiones no solo sean más eficientes, sino que se garantice una creciente calidad en la programación. Un asunto vital que debe acompañar este proceso es una mayor transparencia, con convocatorias públicas de amplia divulgación que les permita a muchos ofrecer sus capacidades y talentos, y tener de dónde escoger.

Este punto está encadenado al debate acerca de si es acertado seguir ampliando la oferta de espectáculos gratuitos, o si debe buscarse un equilibrio entre la gratuidad y la posibilidad de tener mayor calidad en una parte de la programación, en la que haya que pagar. Eso podría hacer que muchas personas desde otras ciudades y países se desplacen a Manizales a disfrutar de algo que no es común en la región. Está claro que la temporada taurina es un atractivo de alto nivel, gracias al cual llegan miles de visitantes durante esa semana, pero las amenazas que hay alrededor de ese espectáculo hacen necesario que haya otras opciones de primera línea que funcionen como imán poderoso para los más diversos públicos.

Hoy es un hecho que durante el desarrollo de la Feria se cuenta con una oferta de actividades deportivas muy variadas y de gran calidad, que aportan de manera muy positiva al evento. Ese es un camino que debe mantenerse y mejorarse en la medida de las posibilidades, ya que es mucha la gente que ve en esa semana la oportunidad de salir con sus familias a disfrutar de actividades que en otros momentos del año no podrían apreciar. Hay que reconocer que en los últimos tiempos la Feria ha ido ganando en diversidad e inclusión, logrando que todos los públicos encuentren qué hacer durante esa semana.

Otro asunto de reflexión que nos deja el conversatorio convocado por LA PATRIA es que el sector hotelero, que en el pasado evento alcanzó un porcentaje de ocupación del 70%, según sus registros, logre ajustar tarifas que resulten más accesibles para quienes nos visitan. Desde Cotelco, con razonable preocupación, señalan una creciente parahotelería, pero también es importante ver que no sean los costos elevados los que hagan que los turistas prefieran buscar alternativas informales. Adicionalmente, es válido que se plantee la necesidad de ofrecer mucho más que la Feria, tomando en cuenta los atractivos ricos y diversos que tenemos, y que podrían hacer que muchos quieran venir a Manizales desde antes para gozar del aviturismo, la cultura cafetera y el Parque de Los Nevados, entre otros.

 

 

 

 

 

x
Para nosotros es muy importante conocerte mejor, recibe promociones y ofertas especiales sólo para tí!

Login con Google

Powered by