Un POT ratificado


El Tribunal Administrativo de Caldas determinó la semana pasada que el Plan de Ordenamiento Territorial (POT) de Manizales tiene plena vigencia y que no hay razones para considerar que su trámite en el Concejo Municipal fue equivocado, como lo señalaban quienes le exigieron a la Gobernación de Caldas que pidiera una revisión del documento, siguiendo los procedimientos jurídicos establecidos. Así las cosas, el nuevo POT quedó intacto y sin problemas para seguir siendo aplicado hasta finales de la próxima década, por lo menos.
Es muy importante que esta herramienta de planeación haya superado este escollo, ya que en adelante no quedará la menor duda acerca de la legalidad de su uso en todos los aspectos que contempla dicho plan. Eso implica que lo referente a las áreas de expansión aprobadas se podrá llevar a cabo sin inconvenientes, como es el caso de los proyectos urbanísticos en La Palma. Se podrá avanzar en la concreción del plan parcial de El Rosario, que ya tiene adelantos, y se podrá proyectar un crecimiento ordenado y bien enfocado de la zona del Kilómetro 41. En cuanto al sector de La Aurora, parece quedar claro que lo autorizado hasta ahora puede desarrollarse sin problemas, lo cual podría cambiar si el juez que analiza una Acción Popular falla de manera contraria.
La ciudad debe ahora concentrarse en impulsar las distintas iniciativas que tienen al POT como carta de navegación, con el propósito de agilizar el desarrollo de una manera sostenible, y con impacto positivo para todos los habitantes. De hecho, se cuenta con una serie de proyectos estratégicos con horizonte de ejecución definido y responsables asignados, por lo que no hay razón para que no avancen rápidamente. Es así como se espera que la iniciativa de modernizar el sector de la Plaza de Mercado, para hacerla más amable y atractiva para las compras, logre pasos positivos en los meses que vienen. 
También es clave que la revitalización del Centro Histórico de Manizales encuentre un norte bien definido. Ya se vienen haciendo mejoras en la iluminación, han aparecido establecimientos públicos atractivos para el turismo, y la Administración Municipal anuncia que con Findeter se propone impulsar un proyecto de transporte público limpio en ese sector de la ciudad. No obstante, se necesita una coordinación total e incentivos para los propietarios de las viviendas patrimoniales para que los manizaleños y visitantes encuentren cada vez un mejor lugar para gozar de Manizales, alejados de la inseguridad y con un dinamismo económico que ayude al progreso local.
Con las universidades es fundamental seguir impulsando los proyectos del Campus Universitario, que hagan de Manizales cada vez una ciudad más amable para quienes acceden aquí a la educación superior. Varios proyectos de infraestructura podrían impulsarse para que los jóvenes universitarios disfruten de mejor calidad de vida, así como algunos programas alrededor del transporte, por ejemplo. En esa misma materia, en el POT se habla del Parque Central Universitario, el cual también hay que consolidar en los próximos años.

A partir de la vocación turística y para hacerle frente a las deficiencias ambientales de la ciudad, resulta preciso fortalecer la red de ecoparques de la ciudad. Aunque es un asunto aparte del POT, es preciso que se haga pronto el desmonte del cable a Los Yarumos, y que se active la gestión para volver a tener un sistema de este tipo pero de mejor calidad y más seguro. Relacionado con este último tema, y teniendo ya un Plan Maestro de Movilidad, es urgente que la Administración Municipal concrete el funcionamiento del esperado Sistema Estratégico de Transporte Público, al que tantos palos en la rueda se le han puesto, pero que tanto requiere la ciudad.


Powered by