Hay Selección para rato


La Selección Colombia fue recibida ayer en Bogotá en medio de vivas y aplausos, luego de su presentación en el Mundial de Rusia 2018, en el que igualó lo alcanzado en Italia 90 y en Francia 98, pero no pudo repetir la brillante actuación de Brasil 2014, cuando nuestro equipo llegó a cuartos de final. Tras la derrota con Inglaterra, en penaltis, quedó la sensación de que nuestra selección mereció mejor suerte y que, pese a que contra los británicos no jugó el mejor partido en el certamen, el balance futbolístico fue bastante bueno.
Eso fue lo que los colombianos que participaron ayer en la caravana de bienvenida y en el evento central en el estadio El Campín de la capital de la República, le reconocieron al plantel colombiano que el pasado martes se despidió del Mundial, en el que solo sobreviven los mejores ocho equipos, cuatro de los cuales también serán enviados a sus casas entre hoy y mañana, cuando se jueguen los cuartos de final. El país entero tuvo la oportunidad de soñar con Colombia en las instancias finales, pero en el fútbol se mueven muchos factores a favor y en contra, y en esta ocasión esa mezcla no nos favoreció.
Lo que sí está claro es que, de cara a los retos que se aproximan para nuestra Selección, se cuenta con un grupo con enorme futuro y con la posibilidad de seguir aspirando a grandes cosas. Varios de quienes dejaron esta vez todo en la cancha, y que tras salir del evento expresaron su tristeza pero también su orgullo por haber representado en forma digna a Colombia, podrán estar en el equipo que busque participar en el Mundial de Catar 2022 y que con más experiencia podrá llevar a cabo una tarea de mayor alcance, que haga historia.
Hay que destacar que casi el 50% del seleccionado fue de debutantes en mundiales; de hecho 12 jugadores que estuvieron en Rusia 2018 lo hicieron por primera vez en este tipo de evento, lo que evidencia que hay una importante renovación con respecto al mundial pasado y que para el próximo hay una base bien conformada, con enorme potencial para brillar en la más importante competencia del balompié en el planeta. Yerry Mina, Óscar Murillo, Dávinson Sánchez, Johan Mujica, Jefferson Lerma, Wílmar Barrios, Mateus Uribe, Miguel Borja, José Heriberto Izquierdo, Luis Fernando Muriel, Radamel Falcao García y José Fernando Cuadrado (arquero del Once Caldas) son parte de esa lista.
Lo que se mantiene en duda es si el técnico José Néstor Pékerman seguirá al frente de la Selección, o si la Federación Colombiana de Fútbol buscará emprender un nuevo proceso con otro técnico. Como sea, al estratega argentino hay que reconocerle los excelentes resultados logrados durante los 6 años que completa con el equipo, logrando la clasificación a los dos mundiales recientes y con actuaciones de lujo en ambas ocasiones. Hay que recordar que desde Francia 98 pasaron 16 años para que Colombia volviera a un mundial y que con el equipo actual no es difícil ir a Catar. A no ser porque Pékerman quiera seguir otro camino, lo ideal sería que se mantuviera al frente.

Hoy debemos reconocer que pese a los errores que se hayan cometido, el proceso de la Selección Colombia es positivo y que tenemos equipo para rato. Inclusive, cada vez aparecen más y mejores jugadores que tienen la oportunidad de estar desde muy jóvenes en las ligas más exigentes, y eso permite que haya un futuro. Si, finalmente, se diera un cambio en la dirección técnica, la decisión acertada debería ser buscar otro estratega del mismo perfil, extranjero y que logre implantar una seriedad y credibilidad similar a la alcanzada por Pékerman durante estos años.


Powered by