opinión |

Oasis


Ganas paz y felicidad si creas nuevos hábitos para reducir el estrés, como la práctica del yoga y la meditación.
El secreto es ejercitarte diariamente y no solo cuando ya los problemas y la tensión te asfixian.
Aprende a ser asertivo y no reactivo, aprende a dedicar cada día unos 30 minutos o más a tu espíritu.
Pasa más tiempo con tu pareja, tus hijos y tus amigos porque ellos son tu verdadero tesoro.
Hace días hablé con alguien que hizo eso solo desde que descubrió un serio padecimiento cardíaco.
Me dijo:
“Estaba tan enfocado en la competencia por logros que me estaba poniendo a mí mismo en una posición de mucho estrés.
Ahora pienso en cómo vivir de manera un poco más saludable, de estar más relajado.
Descanso, medito, no me estreso, no compito y tengo mejores vínculos con mis seres queridos y un buen trato con mi corazón”.

 


Powered by