opinión |

A los lectores


A veces las intenciones se ven frustradas cuando no se alcanza a vislumbrar todo lo que puede acontecer con las obras de los humanos, por sencillas que sean.
Un artículo escrito durante un periodo largo, es importante si se considera la génesis y la intencionalidad de lo que quiere expresar el autor. No hay artículos, noticias, o libros de calidad variable, lo que cambia es quien lee o escucha, según sus propios intereses con referencia al tema; a las opiniones afirmativas o negativas, o a las ausencias. Lo que para uno es bueno para otro puede ser una estupidez.
Sin embargo, todo lo que se difunde debe tener el sello de la sinceridad y de la preservación de la verdad, aunque en ocasiones ésta puede variar si cambian las condiciones o nuevos hechos demuestran lo contrario. Como se ha expresado, lo fácil de la modificación desde la ignorancia o falacia a lo verdadero, o de lo aceptado como hecho verídico al mito, a la mentira o a lo erróneo, puede suceder en cualquier momento.
Reiteradamente se evidencia que los articulistas no escriben para dar gusto a los demás. Si comparten todo o en parte el documento: bien. Y, si lo controvierten todo, igualmente útil y respetable. Nunca hay punto final.
El artículo de la semana anterior: Diferencias en dos siglos, dejó, según varios lectores, algunas dudas y el de hoy se referirá a quienes bondadosamente le preguntaron al autor por expresiones consignadas, o por ausencias que debieron aparecer.
Para comenzar hay que decir que el espacio no es extensible. Por ello hay que seleccionar temas y consideraciones sobre ellos, que si bien son importantes deben dar paso a las limitantes. Pero la responsabilidad del autor es indelegable por lo que dice u omite. Como tampoco es acertado escribir y leer entre líneas, como lo hacen varios.
¿Por qué recordar a Marmato? En esa tierra existen minas de oro desde hace varios siglos y allí llegaban cirujanos ingleses para tratar a las personas, la mayoría mineros que tenían accidentes, realizando operaciones que hoy se consideran heroicas.
¿Por qué no se mencionaron las vacunas? Un excelente interrogante. Esta columna ha tratado el tema varias veces, pero verdaderamente es un cambio radical en la medicina. En 1819 se tenía la vacuna contra la viruela desarrollada por Edward Jenner, 1796. Más adelante, 1885, apareció la vacuna de Louis Pasteur. Hoy el panorama de las inmunizaciones es radicalmente distinto y en proceso vertical. 
¿Por qué se dejó de lado la anestesia? Muchos anestésicos han sido utilizados y desdichados por sus acciones secundarias. La investigación continua en esta área es digna de encomio. Fueron empleados el alcohol, el vitriolo conocido luego como éter-1842-; el óxido nitroso-1844-; y el cloroformo-1846, los cuales fueron los precursores de los seguros agentes que hoy se emplean. En Colombia, se cree que alrededor de 1880, se aplicaron las primeras dosis.  
¿Por qué no se mencionaron los procedimientos quirúrgicos? Es un área tributaria de decenas de textos y cientos de ellos con las publicaciones de las variaciones en donde se hallan desde las simples incisiones hasta los complejos trasplantes, reparaciones de órganos o modificación de los existentes o implantación de suplementos. La velocidad de los cambios es incontenible.
¿Y la genética? Hoy el nivel molecular de la genética y la inmunología tienen avances que difícilmente se podían presagiar en toda su inmensidad hace 60 años. Los estudios de Gregor Mendel, 1865-1866, siguen siendo válidos en la más sencilla y premonitora concepción de los nuevos hallazgos. 
Shibasaburo Kitasato y Emil von Behring, 1890, plantearon la teoría científica de la inmunidad. Habían pasado 15 siglos para llegar a la verdad. Ahora la inmunología lo abarca todo.
En 1901 el alemán Karl Landsteiner hizo las primeras publicaciones sobre los grupos sanguíneos, A-B-O, producto de sus experimentos en sus ayudantes, como era la costumbre de la época. Solo en 1940 junto a Alexander Salomón Wiener, descubrió el factor Rh. La inmunohematología es una ciencia moderna con principios y prácticas emocionantes.
Nota: La realidad del sueño: Manizales universitaria.

x
Para nosotros es muy importante conocerte mejor, recibe promociones y ofertas especiales sólo para tí!

Login con Google

Powered by