opinión |

oasis


Imagina que vas en tu auto por una vía y dejas suelto el volante por un buen período de tiempo.
Entonces notarás que el vehículo se desvía a la derecha y/o a la izquierda porque no tienes el control. 
Perfecto, ahora reconoce que lo mismo sucede sin cesar con tu mente si no estás enfocado en algo.
Cuando no estás trabajando o viendo algo en la televisión o el computador tu mente es volátil. 
Cuando la controlas es tu mejor aliada y cuando la dejas suelta es como una loquita desquiciada.
Entonces se va como el auto a la izquierda del pasado y a la derecha de un incierto futuro.
Te hace daño porque se recrea en los males del ayer con odios o culpas, y en los del futuro con dudas y temores. 
Por lo tanto elige ser el dueño de tu mente, toma el volante y mantenla enfocada solo en el ahora y en lo positivo. 


Powered by