opinión |

oasis


La fe es un puente sólido que te une con Dios, con los otros seres humanos y con el universo.
Sin fe eres frágil, te pierdes en una dimensión nebulosa y solo tienes un cúmulo de dudas y temores.
Con fe eres intrépido, te das sin reservas, dominas los miedos y te levantas animoso cuando caes. 
Tu fe se agiganta cuando oras fervientemente, cuando amas y compartes con personas positivas y confiadas.
Irradiar tu fe a los pusilánimes y los desalentados es un gran regalo, más valioso que un obsequio material.
No caigas en el juego de los inconformes y los que le buscan peros a lo mejor porque nada les satisface.
Sin alimentar fantasías, cree cada día más en Dios, en ti, y tiende puentes de confianza y amor por doquier. 
Recuerda que “el que ha perdido la fe ya no tiene nada más que perder”. Publio Siro, pensador romano.


Powered by