opinión |

Desde Venezuela


Nuestro vecino país está en situación de crisis política y económica que repercute en la vida social; muchos salen por diversos motivos y van a otros lugares en búsqueda de un nivel de vida mejor.
No me refiero solo a esa condición sino que tirando años y siglos atrás deseo recordar cómo entre venezolanos y colombianos ha existido hermandad pues en una época éramos parte de una Gran Colombia que unía ambos países.
El trece de junio de 1790 nació a orillas del Curpa en la Provincia de Barinas un hombre que con el tiempo fue nombrado héroe de América; como campesino trabajó honestamente, hizo su escuela primaria, se casó con Dominga Ortiz amor de su vida.
Así se hizo adulto este hombre llamado José Antonio Páez; un día se cruzó con Simón Bolívar y se unió a la causa por la libertad de los países que padecían yugo extranjero; resultó ser estratega militar de alto valor, en Carabobo demostró todos sus dotes.
Fue nombrado comandante militar y luego jefe supremo; en 1830 llegó a la Presidencia de Venezuela gobernando con acierto y honradez.
Después de largo tiempo empezó la persecución en su contra y salió en destierro hasta morir en Nueva York en el año 1873 con nostalgia de su patria; hoy sus despojos mortales reposan en el Panteón nacional de Caracas.
Años después, siglos de posteridad, cuando en nuestra patria brotan gritos de odio más que de unidad, insultos más que diálogos, ataques más que concertaciones, corrupción más que trabajo por el bienestar de los desposeídos, se hacen actuales las palabras que en algún momento en medio de sus campañas y batallas Páez dijo sobre Colombia.
"Pobre Colombia, anotó preocupado, ni unida ni dividida ha podido alcanzar los altos destinos que le ha asignado el Ser Supremo: esperamos no obstante el porvenir; las nuevas generaciones si crecieren educadas en las máximas de la sana moral del Cristianismo, alcanzarán lo que no han podido realizar sus padres".
Un venezolano amigo habló a Colombia que en verdad ha perdido en la corrupción de gran parte de sus habitantes y sus dirigentes la orientación hacia la auténtica paz que deseamos. Hagamos presencia de ciudadanos en esta bella patria nuestra.


Powered by