opinión |

State-of-the-art, debate, alargascencia, tratarse de


Hay locuciones que literalmente sólo suenan bien y expresan lo pretendido en su idioma original, por lo cual, al traducirlas a otro, debe hacerse con palabras que digan lo que en él dicen, aunque no tengan el mismo ‘sabor literario’. Es el caso de la locución inglesa ‘state-of-the-art’, que significa “equipo o tecnología que usa los más nuevos y avanzados elementos e ideas” (Macmillan Dictionary). En castellano, su traducción literal -‘estado del arte’- no quiere decir lo mismo. El señor Mauricio Lloreda, en su columna de El Tiempo (“¿Quién protege la infancia?”), echó mano de ella sin ‘traducirla’. Así escribió: “Normas ágiles, procesos justos y expeditos, estado del arte para las investigaciones y un código de ética…” (32/5/2018). Los diccionarios le dan esta traducción: “Adjetivo. De vanguardia. // Sustantivo. Tecnología de punta. Lo último”. La frase glosada, ‘traducida’, sería ésta: “Normas ágiles, procesos justos y expeditos, medios (o instrumentos) de vanguardia para las investigaciones…”. La versión, por descontado, puede hacerla mejor su redactor, pues él sabe exactamente lo que quiere decir. 
* * *
Hace un par de semanas, refiriéndome a una columna de la sicóloga Fanny Bernal Orozco, afirmé que las emociones no se pueden ni ‘elaborar’ ni ‘gestionar’, y expuse mi opinión, basado lógicamente en mi experiencia. Uno de los corresponsales de La voz del lector, el señor Rigoberto Escudero Osorio, ‘terció’ en el asunto (LA PATRIA, 31/572018) con argumentos seguramente bien razonados, que no estoy capacitado para rebatir, pues, como advertí, no soy sicólogo. Pero sigo firme en mi opinión. Le pido, sí, que excuse mi frase cacofónica, porque cuando uno sale corriendo, son muchas las cosas que olvida, y muchas, las chambonadas que comete. Además, que corrija la traducción de la máxima que cita de William Harvey: “Todo lo que sabemos es infinitamente menos a lo que ignoramos”, así: “…es infinitamente menos DE lo que ignoramos”. Y colorín colorado… 
* * *
‘Alargascencia’. ¿Sabía usted qué significa este engendro? ¿No? Yo tampoco, pero la Patria Chica nos sacó de la ignorancia con esta definición: “Es un acrónimo creado a partir de alargar y la terminación de obsolescencia. Se usa para nombrar tanto al movimiento como a la acción que busca aumentar la vida útil de los productos y así reducir el consumo de recursos naturales” (LA PATRIA, 3/6/2018). Es un acrónimo, ciertamente, pero sin fundamento semántico alguno, formado caprichosamente por no sé quién, y que no merece ningún análisis. ‘Obsolescencia’ (1984), en cambio, sí es un sustantivo abstracto (‘calidad de obsolescente’, “que se está volviendo obsoleto, que está cayendo en desuso”) bien construido, como ‘adolescencia’ (calidad de ‘adolescente’). Aunque El Diccionario dice que en este sentido, el de hacer durar una cosa, es desusado, es más castizo el sustantivo ‘alongamiento’, acción y efecto de ‘alongar’ (’alargar’). O ‘elongación’, aunque éste es menos apropiado. Además, según la definición arriba expuesta, el castellano tiene desde hace mucho tiempo el sustantivo adecuado, ‘tasación’, acción y efecto de ‘tasar’, verbo que en su tercera acepción significa “restringir el uso de algo por prudencia o tacañería”, verbigracia, ‘tasar la comida’. Dejémonos de tonterías, y hablemos castellano. No obstante, no faltarán algún diccionario y alguna institución que declaren esa barbaridad como ‘la palabra del año’. Póngale la firma. Nota: En la susodicha definición sobra la preposición ‘a’ de los complementos del verbo ‘nombrar’. 
* * *
Se está convirtiendo ya en epidemia el empleo equivocado de la locución impersonal ‘tratarse de’, especialmente entre redactores que deberían saber su uso castizo. Muestras: “…de qué se trata un censo de población…” (El Tiempo, 29/5/2018). “…de eso se trata el posconflicto” (El Tiempo, Yolanda Reyes, 4/6/2018). “…de eso se trata la democracia” (LA PATRIA, Martín Jaramillo L., 6/6/2018). Respectivamente, y con corrección: “…qué es un censo de la población”; “…en eso consiste el posconflicto”, y “… eso es la democracia”. 


Powered by