opinión |

Se pusieron de acuerdo


En el último mes me dirigieron a mí y al director de LA PATRIA varias cartas relacionadas con las denuncias que he realizado sobre la situación del Cable Aéreo de Manizales. Los escritos no fueron para apoyar mis acusaciones, ni para informarnos sobre el avance de las investigaciones. El gerente del Cable, Herman Loaiza, y la contralora de Manizales, Ana Cristina Jaramillo, en términos muy similares, solicitaron rectificación frente a lo que expresé en la columna del 25 de octubre llamada ¿Marchitar para privatizar?

Los representantes de la institución auditada y la entidad auditora, sin ruborizarse, al parecer se pusieron de acuerdo para pretender que modifique mis argumentos, apelando al viejo libreto de intentar culpar al mensajero con el propósito de que se ignore el mensaje. No es extraño ya que las denuncias que he realizado en mis columnas y ante la Fiscalía General de la Nación, aunadas a las alertas de otras personas y organizaciones, han evidenciado un carrusel de irregularidades y posibles actos de corrupción en el Cable Aéreo de Manizales, y han puesto de manifiesto la poca efectividad de las entidades de control.

A la Contralora de Manizales le disgustó que señalara que dicha entidad engaveta hallazgos en lo referente al Cable Aéreo. Según la Real Academia Española, engavetar implica “Detener o paralizar un asunto o un documento voluntariamente”, y esto fue exactamente lo que sucedió en el más reciente informe de auditoría de la Contraloría sobre el Cable.

En el informe preliminar, el ente de control observó que el contrato 019 de 2017, para transporte de personal y herramientas en Cali, fue realizado con una persona natural, cuya oferta económica estuvo $64 millones por encima de la planteada por otros proponentes. Esta observación tenía un presunto alcance fiscal, disciplinario y penal pero extrañamente en el informe definitivo no se incluyó. Asimismo, una observación sobre la posible nómina paralela, la cual tenía alcance disciplinario y fiscal en el ejercicio previo, fue divulgada en el documento solo como un hecho disciplinario, a pesar de que en la descripción de la situación quedan en evidencia responsabilidades económicas derivadas de la contratación de personal sin autorización por parte del gerente del Cable.

Respecto a lo planteado por el gerente del Cable Aéreo, al directivo no le gustó que me refiriera a algunos contratos en los que existen hechos dudosos y sospechosos. Sobre el contrato 058 de 2018 indiqué que se le otorgó a una empresa sin experiencia en la labor de torqueo (revisión y tensión de los tornillos de las pilonas) y la cual no está autorizada por la firma constructora del cable, como, por ejemplo, si lo está Ingecables, firma que desmontó la línea hacia Los Yarumos. En una nueva revisión de la propuesta económica subida al SECOP, es claro que la empresa HRM Hidrolavado y Pintura no certificó ser apta para realizar el torqueo en las 13 pilonas del cable -el cual requiere herramientas y personal especializado- ya que en la acreditación de su experiencia relacionó 9 contratos anteriores, de los cuales ninguno tiene relación directa con esta actividad. Quizás el torqueo se realizó pero de acuerdo a un exfuncionario del Cable, el proceso no fue desarrollado de manera idónea, situación que expertos en el área tendrán que certificar.

Intuyo que la acción conjunta del Gerente y la Contralora puede tener que ver, no con lo señalado en sus cartas, sino con la molestia porque planteé públicamente que existe la posibilidad de que detrás del marchitamiento del Cable Aéreo se esté armando un negocio privado.

Próximamente ampliaré estas y otras denuncias en la Fiscalía y solicitaré junto a otros ciudadanos que sea la Contraloría General de la República y no la de Manizales, la que siga auditando el Cable ya que no hay garantías de objetividad y rigurosidad. No sobra recordar que la Contralora de Manizales pertenece al mismo partido del Alcalde y que comparte con él una larga tradición política que se remonta a los inicios de ambos junto al exdiputado Ferney Tapasco.

Espero que haya garantías para continuar la veeduría ciudadana frente a este asunto, ya que siempre que he expuesto denuncias sobre la situación del Cable Aéreo, desde muchos sectores me advierten por mi seguridad.

 


Powered by