nacional |

Rodrigo Uprimmy, el amigo del mercado regulado de drogas


 

MARTHA LUCÍA GÓMEZ*

LA PATRIA | BOGOTÁ

“No todo consumo de drogas alucinógenas es problemático”, fue una de las tantas frasesque Rodrigo Uprimmy Yepes expuso en el Diálogo nacional sobre el futuro de la política de drogas, con líderes de opinión de los principales medios de comunicación del país, que se desarrolló en Bogotá hace 13 días.

Muchas de sus palabras dejaron pensando al auditorio. Este abogado especialista en Derecho Constitucional, fundador y coordinador del área de Derechos Sociales del Centro de Estudios de Derecho, Justicia y Sociedad (Dejusticia), es partidario de larelegalización de algunas drogas. También plantea que la prevención en el consumodebe ser manejada de manera realista.

- ¿Cómo es esto?

La prevención se hace con mensajes tremendistas, extremos, por ejemplo que si usted alguna vez consume marihuana inmediatamente se vuelve adicto y se deteriora su salud profundamente. Cuando un joven ve ese mensaje y tiene amigos que consumen marihuana y ve que eso no sucede, empieza a no creer en ningún mensaje, así sea cierto, como que si fuma cigarrillo tiene riesgos altos de adicción y debería aplazar el inicio hasta cuando sea adulto. Los mensajes de prevención deben basarse en evidencias ligadas a la vida cotidiana de los jóvenes, para que sean más eficaces.

Uprimmy es amigo de acabar con el prohibicionismo en materia del consumo de drogasporque ha generado más problemas que beneficios, pero también aclara que es cada vez más escéptico frente al consumo entre menores de edad.

- ¿Cómo entender entonces su posición?

Uno debe pasar de la prohibición de las drogas, que existe a nivel internacional y en Colombia, no protege al adolescente, lo que hace es someterlo a redes de tráfico ilegales. Por ejemplo, hay distribuidores de cocaína o de marihuana a la salida de los colegios porque como es un mercado ilegal es muy rentable y tratan de ir a la población más vulnerable. Mercados regulados protegen mejor a los menores, evitan las mafias y el control de los productos, evitan la violencia y la corrupción asociados a los mercados ilegales.

- ¿Y el escepticismo frente al consumo entre menores de edad?

La evidencia científica de los últimos 20 años, gracias a la posibilidad de hacer imágenes del cerebro que no existían antes, permite mostrar a los neurólogos que el cerebro de los adolescentes está aún en formación, sobre todo el lóbulo frontal que tiene que ver con la capacidad de desarrollar autonomía y de prever riesgos. Hay evidencia creciente de que el consumo de sustancias psicoactivas durante la adolescencia y casi hasta los 22 o 23 años, es mucho más riesgoso que durante la edad adulta.

- ¿Cuál es el mensaje entonces para la sociedad?

Aplazar los consumos de cualquier sustancia psicoactiva legal o ilegal al máximo. Eso me ha llevado a cambiar mi visión de la regulación frente al consumo adolescente porque en una época pensaba que la estrategia desarrollada en Francia, de tratar de iniciar al joven al consumo del alcohol para que pudiera tenerlo de forma moderada y evitara extremos, era inteligente. La evidencia indica que es mejor evitarlo y aplazarlo hasta la edad adulta.

La tarea

Dice que el país no ha sido capaz de levantar los miedos a la regulación y generar modificaciones a las políticas prohibicionistas.

- ¿Es partidario de la política de drogas que está elaborando el Gobierno Nacional o le ve falencias?

Comparto que trate de generar la regulación de la marihuana medicinal, de suspender las fumigaciones, de hacer una política diferenciada en materia de represión para concentrarse en las organizaciones criminales y no en los cultivadores ni en los usuarios, de mantener la despenalización del consumo. También estoy de acuerdo en llevar al debate internacional la política de drogas. Lo que creo es que el Gobierno debería ser más audaz, plantear en la reunión de la Asamblea General de las Naciones Unidas (Ungas) 2016 el debate sobre los efectos tan dramáticos que ha tenido la prohibición dela marihuana y la cocaína en América Latina y especialmente en Colombia, y llevando a la comunidad internacional a que piense si se justifica mantener la prohibición, cuandono ha permitido controlar la oferta de cocaína ni los abusos, y sí ha tenido costos enormes, o si es necesario pensar en alternativas regulatorias también en la cocaína.

Uprimmy entiende las dificultades de llevar esa posición a instancias internacionales, pero es un convencido de que si no lo hace el Gobierno colombiano u otros gobiernos de América Latina, ¿quién más lo hará?

- ¿Considera que ante esas dificultades políticas, que con seguridad se van a dar, Estados Unidos accederá a eliminar esas restricciones?

No puede haber una progresiva legalización de la marihuana en los próximos años, no veo cercana la legalización de la cocaína, que no es liberalización. Quienes defendemos la legalización nunca hemos estado a favor de la liberalización.

- ¿Cuál es la diferencia?

Por ejemplo, el alcohol y el tabaco son mercados legalizados, pero estrictamente regulados. Se supone que un menor no puede acceder a ellos. Nadie está defendiendo que uno pueda ir a la esquina a comprarse un gramo de cocaína, sino que haya un suministro legal autorizado, estrictamente regulado según las sustancias. Un mercado regulado, pero no liberalizado.

- ¿En Colombia sería posible regular estas drogas?

Puede haber progresivamente un mercado regularizado de marihuana en distintas partes del mundo, y ese avance parece irreversible, pero el riesgo es generar la prohibición con otras drogas causa todos los problemas de narcotráfico que hemos vivido y no protege al usuario ni la salud pública. Aunque no vaya a ocurrir en el corto ni en el mediano plazo, el Gobierno colombiano debería plantear el tema, que al menos quede instalado el debate en la Ungas.

Cuestión de salud

Indica que hay consumidores de droga normales y acepta que también hay otros que llegan hasta lo patológico.

- ¿El Gobierno se refiere al alto consumo como problema de salud pública, qué piensa?

Es un gran desafío. Es importante darse cuenta que así como en el alcohol no todo el que lo consume requiere tratamiento, ni todo el que consume alcohol genera problemas, lo mismo sucede con las sustancias psicoactivas ilegales, pero obviamente hay personas que incurren en consumos problemáticos que requieren represión o tratamiento.

- ¿Faltan más recursos para intervenir a quienes requieren tratamiento, como les sucede a padres de familia que no encuentran apoyo de las EPS para sus hijos adictos?

Faltan mayores recursos para los tratamientos, mejores formas de prevención, más inteligentes, y que el tratamiento sea compatible con los derechos humanos del usuario.Una investigación que hicimos desde Dejusticia sobre políticas de consumo en Colombia mostró que había centros de tratamiento que recurrían a prácticas poco respetuosas de los derechos humanos como internamiento forzoso de quien no tenía problemas de adicción y no le estaba generando riesgos a nadie, simplemente porque el padre encontró que había consumido marihuana y con ese imaginario pensó que ya era un adicto. También es claro que haya mayor regulación y control sobre los centros de tratamiento.

En el evento, el periodista y escritor Antonio Caballero dijo que los homosexuales salieron del clóset y que sería bueno que muchos consumidores de drogas también lo hicieran para contar su experiencia. A Uprimmy se le preguntó para finalizar esta entrevista:

- ¿Usted ha consumido o consume drogas y quisiera salir del clóset?

Soy un defensor de la legalización de las drogas bastante zanahorio. Consumí marihuanacuando era joven y hasta entrada la juventud, como casi toda la gente de mi edad, y luego la abandoné porque no me gusta. Quisiera ser consumidor para decir que llevo una vida tranquila.

* El evento lo organizó el Ministerio de Justicia y del Derecho, Fescol, Fundación Ideas para la Paz (FIP) y Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (Unodc) al que fue invitado LA PATRIA.

Dice el Gobierno

El ministro de Justicia y del Derecho, Yesid Reyes Alvarado, participó en el diálogo y habló de la política de drogas.

* “Busca presentar soluciones diferenciadas a los distintos eslabones de la cadena del narcotráfico. Las grandes organizaciones criminales van a ser perseguidas con eficacia y determinación. En el otro lado de la cadena se va a seguir trabajando en prevención del consumo de drogas ilícitas”.

* “Proponemos un enfoque de derechos humamos, posibilidad de tener visiones regionales”.

* “Oposición a la pena de muerte y la cadena perpetua como sanciones para los eslabones más débiles, incluso la utilización de la prisión como forma de reaccionar contra los simples consumidores de drogas”.

* “Posibilidad de utilizar la marihuana con fines medicinales y por consiguiente aproducciones controladas y vigiladas de sus derivados”

 

El 2016 será clave para Colombia en la construcción de su política de drogas. Desde el Gobierno ya se habla de un enfoque de derechos humanos.


Powered by