nacional |

Ocho segundos tardó implosión del puente Chirajara


COLPRENSA | LA PATRIA | BOGOTÁ

Al completarse seis meses del colapso de una parte del puente de Chirajara, ubicado en la vía entre Bogotá y Villavicencio, y que dejó a nueve trabajadores muertos, la Concesionaria Vial de los Andes (Coviandes) realizó ayer la implosión de lo que quedaba de la estructura. Se hizo a través de la firma Demoliciones Atila Implosión SAS, luego de que estudios técnicos concluyeran que las causas de la tragedia estuvieron en los problemas de diseño.

La demolición de la estructura duró tan solo unos segundos y fue ejecutada por personal técnico, luego de concluir que lo ya construído no permitía seguir con el proyecto que conecta dos túneles de la doble calzada que comunica a los Llanos Orientales con la capital del país.

El director de Operaciones de Coviandes, Fernando Castillo, indicó que luego de realizar la demolición de la estructura se avanzará en el retiro del material que quedó en el lugar y en la restauración ambiental de la zona.

La estructura que hace parte del proyecto de la doble calzada Bogotá- Villavicencio tenía que ser entregada a mediados de este año, sin embargo, ante el colapso de una parte de su estructura en enero y luego de unos estudios técnicos, se deberá construir nuevamente por parte del concesionario, quien asumió la responsabilidad del hecho e indicó que no representará ningún costo para el Estado.

Coviandes informó que espera tener en septiembre un diseñador y constructor del nuevo viaducto, ubicado en jurisdicción del municipio de Guayabetal (Cundinamarca). La obra podría tener un costo de 90 mil millones de pesos.

Lecciones

El colapso de parte del puente hizo mella en la credibilidad de la ingeniería nacional por el impacto que tuvo en el desarrollo de una obra de infraestructura vial importante para el desarrollo del país.

El presidente de la Cámara Colombiana de la Infraestructura (CCI), Juan Martín Caicedo Ferrer, aseguró que este hecho deja reflexiones, sin embargo aclaró que este caso fue puntual y que la ingeniería nacional cuenta con una amplía experiencia con este tipo de proyectos.

Caicedo explicó que en la historia del país solo se han presentando tres casos de puentes colapsados por problemas estructurales: el Heredia en Cartagena, un peatonal en Bogotá en 2015 y Chirajara.

“Para dar una muestra de tranquilidad, el inventario de puentes que están funcionando bien en Colombia es muy amplio. La red vial no concesionada cuenta con 3. 415 puentes que no han tenido ninguna dificultad y los intervenidos por la red vial concesionada que son 1. 542, los cuales son puentes que están en perfectas condiciones”, concluyó Caicedo.

 

Para demoler la estructura se utilizaron 200 kilos de explosivos, 3.000 metros de cable detonante y 30 detonadores.


Powered by