medioambiente |

El puma liberado en Manizales va rumbo al norte


B. Eugenia Giraldo

LA PATRIA | MANIZALES

De Manizales (Caldas) a Titiribí (Antioquia). Es el trayecto recorrido por el puma que fue liberado el pasado 19 de diciembre en la Reserva Protectora Bosques de Chec en Manizales.

El animal, que fue encontrado en el Parque de La Piedra en La Enea el 15 de diciembre y liberado cinco días después, permaneció cerca de un mes en zonas cercanas a Manizales.

Esto se conoce gracias a que al animal se le instaló un collar de telemetría, que le permite a Corpocaldas saber en dónde se encuentra, conocer sus desplazamientos y las zonas donde permanece más tiempo.

Pese a que no se ha cuantificado la distancia en kilómetros, Óscar Ospina, profesional especializado en fauna de Corpocaldas, asegura que el recorrido es mucho mayor.


Foto | Archivo | LA PATRIA
El puma de montaña fue liberado en la noche del 19 de diciembre en la Reserva Protectora Bosques de Chec. Desde ese momento es monitoreado con telemetría satelital, gracias a un programa que desarrollan Chec, Fundación Ecológica Cafetera y Corpocaldas.

Hacia el norte

De acuerdo con los reportes, cuando el puma fue liberado se desplazó al sur de la Reserva Protectora Bosques de Chec hacia Termales, Maltería, Recinto del Pensamiento, La Enea, no solo por zonas boscosas, sino por fuera de ellas, inclusive estuvo cerca de La Cumbre, lo que demuestra según Ospina, que por su naturaleza no ataca al hombre y tampoco a la fauna doméstica, además dice que es una evidencia de que en la región hay una población considerable de pumas, que subsisten y no causan conflictos en los asentamientos humanos.

A mediados de enero, el puma prosiguió para el norte, pasó por Neira, Salamina, la parte alta de Pensilvania, Pácora, Aguadas y hace un mes estuvo en La Pintada.

Ospina precisa que este animal tiene áreas de acción muy amplias y que como trata de establecer su zona de dominio, se desplaza continuamente.

Este informe de telemetría también señala que el puma ha cruzado vías muy transitadas, zonas amplias de potreros y se desplaza dentro de distintos parches de bosques que ha encontrado en su recorrido. Hoy su posición es una franja de bosque relativamente amplia en Titiribí (Antioquia) y se presume que continuará su trayectoria hacia el norte, sin descartar que cruce hasta el Darién.

El primero con monitoreo

Este puma, que le calculan un peso de 25 kilos y el tamaño de un perro pastor alemán, es el único en Colombia monitoreado con telemetría satelital, que tiene un costo mensual de 75 dólares. Proyecto que se desarrolla gracias al apoyo de la Chec y la Fundadión Ecológica Cafetera.

Según Ospina, la información que arroja es valiosa para la ecología y conservación de la especie, además, sostiene que durante este recorrido la autoridad ambiental no ha recibido reportes de ataques a las personas, ovejas o al ganado, al estar cerca a estas zonas.

“No son agresivos y no identifican al hombre como parte de sus presas naturales; sin embargo, cuando se sienten amenazados podrían atacar, cosa que no ocurrió cuando lo rescatamos. Esto se da en situaciones extremas”, apunta Ospina. Con esto invita a la población a que no los cace ni los acose.

Lo último que se conoce es que Corpocaldas envió el reporte a Corantioquia y al Área Metropolitana, que son las corporaciones pendientes de la zona donde el puma se desplaza, para que estén atentas a cualquier situación que se presente. Por lo pronto, el puma sigue su recorrido buscando dónde establecer su dominio territorial.

Características

Según Óscar Ospina, de Corpocaldas, este puma es ágil y fuerte para su edad y presume que va a poder apropiarse de un territorio para alimentarse y sobrevivir.

Los pumas son cazadores por excelencia y exclusivamente carnívoros. Se alimentan de venados, zarigüeyas, cusumbos, pequeños roedores y todo tipo de proteína animal que tenga disponible en el bosque. “Desafortunadamente los cazadores han menguado el alimento de estos animales dentro del bosque y a veces se ven obligados a salir a los potreros a cazar becerros o terneros jóvenes”.

Foto | Archivo | LA PATRIA

El 15 de diciembre del año pasado, Natalia Pinilla, habitante del barrio La Enea, paseaba por el Parque de La Piedra y al mirar hacia un árbol encontró trepado al puma. Funcionarios de Corpocaldas y el Grupo de Atención y Rescate Animal (GARA) lo sedaron y lo trasladaron a la Reserva Forestal Torre 4.

Foto | Cortesía Corpocaldas | LA PATRIA

Permaneció cinco días en la Reserva Forestal Protectora Torre 4 de Corpocaldas. Allí valoraron su condición física y le practicaron exámenes de laboratorio.

Foto | Cortesía FEC y Chec | LA PATRIA

Puma captado con cámaras trampa que instaló la Chec en sus reservas en la zona amortiguadora del Parque los Nevados y en la cuenca del río Chinchiná. Este programa, que se desarrolla también con el apoyo de la Fundación Ecológica Cafetera, confirma que esta población está en buenas condiciones, gracias a las labores de conservación.


Powered by