manizales |

Ser pilo paga avanza entre beneficios y peros


 

Isabel Vallejo

La Patria | Manizales

El logro académico de María José García es hoy el orgullo de un matriarcado: de su mamá, Sandra; de la abuela, Gloria; de la tía Martha; de la prima Camila, y de la bebé Isabela.

Todo parecía indicar en noviembre pasado que ella estaba entre las 10 mil favorecidas de Ser pilo paga, iniciativa del Ministerio de Educación Nacional (MEN) que cubre durante la universidad a estudiantes de escasos recursos que obtuvieron los mejores resultados en las pruebas Saber 11.

El listado oficial de beneficiarios, sin embargo, salió a mediados de enero del 2015. Fue un mes de incertidumbre, pero el positivismo de María José fue la fuerza para que su familia creyera en que la beca condonable era más que una típica promesa.

Es que a menos de un mes de haber iniciado las clases en algunas universidades, expertos aseguran que es rápido sacar conclusiones sobre esta estrategia educativa. La consideran como un esfuerzo del Gobierno que no se puede demeritar, aunque invitan a analizarla desde distintos puntos. (Ver recuadro ¿Ser pilo paga?).

Unas críticas se deben a que el 85% de los muchachos haya elegido planteles privados para redimir su 'premio', a su sostenibilidad en el tiempo y a cómo evitar aumento en la tasa de deserción.

Llegó la buena noticia

Y se hizo realidad. Tras un largo papeleo en la U. y el Icetex, la joven al fin inició el lunes anterior y de manera oficial su carrera profesional en Trabajo social, en la Universidad de Caldas, institución a la que también llegaron bajo esa figura 84 jóvenes provenientes de Manizales (19), de otros municipios de Caldas (15) y de otras regiones de Colombia (50).

La sede Manizales de la Universidad Nacional, por ser de alta calidad como la de Caldas, quedó certificada para recibir a los estudiantes cubiertos por este programa. Allí 49 chicos del país, de los 55 aprobados, legalizaron sus documentos. 33 universidades del país están acreditadas. (Ver recuadro Universidades acreditadas del Eje Cafetero).

El esfuerzo

Durante la secundaria María José, egresada del colegio Ravasco, fue estudiante promedio, nunca perdió un año y se esforzó para no decepcionarse a ella ni a los suyos. Sacó un puntaje de 311 en las Pruebas Saber 11. "Es una retribución al esfuerzo de mi familia, por eso considero que la beca es una bendición", agregó la chica, sobresaliente en matemáticas y química.

La mamá, la abuela, la tía, la prima y la bebé seguirán de cerca el proceso educativo de María José. En cinco años ella espera continuar con una psicología. "Está en ella conservar esa beca, siempre ha sido juiciosa manejando la plata y sabemos que cuando se propone algo, lo consigue", expresó doña Gloria.

 

¿Ser pilo paga?
Me parece que es un esfuerzo grande del Gobierno, pero esa plata la debería invertir en mirar cómo aumenta la capacidad instalada en las universidades públicas, en estrategias para aumentar los cupos e impulsar la educación superior pública.

Santiago Isaza, director de Educación en la Fundación Luker.

 

Es un estímulo para los estudiantes, para que puedan continuar sus estudios y es una oportunidad para que las universidades públicas se pellizquen y pregunten por qué los jóvenes prefieren las universidades privadas. En Manizales solo hay dos públicas acreditadas, así que también es una manera de mirar el esfuerzo de esos centros de educación superior que tienen la acreditación de calidad y presionar a las otras para que busquen ese certificado.

María Aracelly López, secretaria de Educación de Caldas.

 

Es una oportunidad que se está viendo perversa porque muchos jóvenes eligieron las universidades privadas, pero estas, por un lado, tienen certificado de calidad y, por otro, garantizan los semestres en tiempos estipulados. El problema es la sostenibilidad en el tiempo de la propuesta, de garantizarles a los jóvenes desde el principio hasta el final su carrera, al igual que los subsidios que les están entregando.

Claudia María Agudelo, gerente de la Fundación para el Desarrollo Educativo de Caldas (Fundeca).

 

La beca es condonable el 100%, así que se debe pensar en el transporte y las fotocopias. ¿Ese subsidio si es suficiente?, ¿qué pasa con el resto del sostenimiento de los jóvenes que llegan de otros lugares? Me parece que sin demeritar el programa, le falta un poco más de aterrizaje. También hay que pensar en que es una solución parcial, pues qué sucede con la educación desde la primera infancia y básica, ¿por qué dar solo oportunidades cuando terminan el bachillerato? La búsqueda de la educación de calidad debería ser más integral.

María Leonor Velásquez, consultora estratégica

 

TENGA EN CUENTA

*El presidente Juan Manuel Santos, presidió el pasado sábado el acto de bienvenida a los mil 500 de los 4 mil estudiantes becados en Bogotá. En este le propuso a la ministra de Educación, Gina Parody, radicar un proyecto de ley para que las becas se conviertan en política de Estado.

* Johany Andrés García Meneses, de Nariño, sacó 423 puntos en las Pruebas Saber 11. Es el puntaje más alto entre los beneficiarios. Ingresó a Ingeniería Química, en la Universidad de los Andes.

 

LA CIFRA

155 mil millones anuales cuesta la ejecución del programa Ser pilo paga.

 

EL ORIGEN

El programa del MEN tomó su forma de Quiero Estudiar, la iniciativa de la U. de los Andes que ha becado a estudiantes con dificultades económicas.

LA CRÍTICA

Los estudiantes de Ser pilo paga reciben un crédito condonable. Financia el 100% del valor de la matricula. El desembolso se efectúa directamente a la institución de educación superior en la que va a estudiar.

Si el estudiante deserta del programa académico, le debe cancelar al Icetex los montos desembolsados por concepto del programa, incluidos los intereses generados.

"Este escenario se vuelve un tema muy delicado porque por definición, los beneficiarios provienen de familias que ya se encuentran en una situación económica precaria y en desventaja", escribió David Bardey, economista francés y profesor de la Facultad de Economía de la Universidad de los Andes de Bogotá, en artículo publicado en la Silla Vacía. Preocupación también manifestada por el columnista Rodolfo Arango, en el periódico El Espectador.

 

De Manzanares a Manizales

Jorge Hernán Jiménez vive a 18 cuadras de su nuevo segundo hogar, la facultad de Arquitectura de la Universidad Nacional, sede Manizales, y a 95 kilómetros de su municipio de origen: Manzanares (Caldas).

Llegó la semana pasada y se instaló en una casa de familia, sobre la Avenida Santander. Ya cumplió dos semanas en la U. y está feliz con ese ambiente académico: "Los profesores son muy inteligentes y hay compañeros que saben mucho", dijo otro pilo, que por los municipios de Caldas, distintos a Manizales, suman 112 beneficiarios.

NOTA: Jorge salió favorecido con el programa del MEN por su puntaje de 335 en las Pruebas Saber, pero esto no le daba entrada directa a la Nacional. Para legalizar sus documentos tuvo que presentar la prueba de admisión.

 

LOS RETOS

Beneficiarios: Sostenimiento financiero, adaptación a nuevos entornos y evitar la deserción.

Instituciones: Adaptarse a la irrupción de esta primera generación de becados.

UNIVERSIDADES ACREDITADAS EN EL EJE CAFETERO

*Nacional, sede Manizales

*De Caldas

*Tecnológica de Pereira

 

 

 


Powered by