manizales |

Logros y cuestionamientos de la Alcaldía de Manizales


Fernando-Alonso Ramírez

LA PATRIA|Manizales

A un año de terminar el Gobierno de Octavio Cardona León, Manizales ratifica los buenos indicadores en calidad de vida de sus habitantes, según las mediciones nacionales, y termina el año con la noticia del DANE, de que somos 12 mil habitantes menos de los que se contaron en el 2005, para 368 mil en total. Unas son de cal y otras son de arena.

Lo bueno

El programa Cambia tu mente y construye paz recibió el premio al Servicio Público de las Naciones Unidas. Esta iniciativa de la Secretaría de Gobierno busca sacar a jóvenes pandilleros de este riesgo y prepararlos en la universidad. Aunque no se trata de un programa masivo, los testimonios de quienes se benefician muestran sus bondades.

La inversión en la infraestructura educativa, gracias a la recuperación de cerca de $60 mil millones del Fondo de Prestaciones Sociales, a los que sumaron 20 mil millones, con lo cual se intervienen 70 planteles educativos.

El avance en obras públicas como el intercambiador vial en la Avenida Kevin Ángel en el sector de La Carola, construido en parte con dineros de valorización, el puente elevado en el sector de la Autónoma, la estación de Policía en la Ciudadela del Norte, comuna que más aporta a los homicidios, y los parques de Cristo Rey y de Niza son las principales obras. Se suman las que hace Invías en San Marcel y Pacífico Tres, en la zona del kilómetro 41 y Tres Puertas.

El Municipio avanza en la recuperación de predios para intervenir la vieja vía a Arauca, cuyo desarrollo será este año.

Lo malo

El proyecto Lupa a la Contratación mostró que la contratación directa es la modalidad preferida en la Administración municipal y en los institutos descentralizados, como en la Asociación Cable Aéreo, Aguas de Manizales y el Instituto de Cultura y Turismo.

Aunque por fin este año se entregaron apartamentos en San José, las dificultades continúan. Ya hay un tercer contratista para los apartamentos restantes. 10 años cumplió el Macroproyecto, tres alcaldes, y las soluciones prometidas no llegan.

Aumentaron este año los homicidios en Manizales en 10 muertes y 3 enaccidentes de tránsito, que deja un par de víctimas más que en el 2017. Hay mucha tarea por hacer para privilegiar la vida. Otros delitos como el robo de vehículos aumentó.

La falta de claridad en el cumplimiento de las metas del Plan de Desarrollo. En un informe de la iniciativa Manizales Cómo Vamos se dio cuenta de que varios de esos indicadores no coinciden con las metas nacionales ni con el propio Plan, lo que dificulta tener referentes.

Lo feo

La puerta giratoria del secretario General, John Robert Osorio, y el hasta el 31 de diciembre jefe de prensa, Jhon Fredy Franco, quienes en enero renunciaron a esos cargos para ir a trabajar a la campaña al Senado de Mario Castaño, y en la Alcaldía les guardaron sus puestos.

La Alcaldía parece perder la batalla con el espacio público. Su idea de gravar con un impuesto el uso de antejardines y terrazas, usados como espacios comerciales, se hundió. Era una apuesta inconsulta y costosa frente a otras ciudades. Comerciantes pedían moderación, pero la Administración mostró su talante, incapaz de llegar a acuerdos y hacer su voluntad, hizo hundir el proyecto, en una jugada más política que técnica. Hasta ahora no hay consenso en si se volverá a presentar.

El año se cierra con más problemas en el espacio público, pues se conoció que la construcción de una caseta para la venta de buñuelos en la plazoleta del sol en el sector de El Cable y de un café en el separador vial de la Avenida que conduce de esa misma zona a San Rafael permitió conocer que la cesión del espacio público es a título gratuito, que se hizo sin ninguna convocatoria y, como si fuera poco, la gestión la hizo un amigo del alcalde.

Otra obra que está por entregarse es el bulevar de Vizcaya, que va de la sede de Arquitectura de la Universidad Nacional al Batallón, pero ha sido criticada por la poda de árboles y un muro que remplazó el separador verde.

Sonajero

Para la Alcaldía de Manizales hay mucho precandidato, pero nada seguro. La semana pasada anunció el líder del Polo Democrático Darío Arenas que lo está pensando. También se habló del empresario Alejandro Vallejo, por Compromiso Ciudadano. Jorge Hernán Yepes anunció su intención desde hace un par de meses.

Jorge Hernán Mesa es ficha intercambiable para la Gobernación, a la que ya aspiró como socio político del dúo Mario Castaño-Octavio Cardona. Otro nombre de este grupo es el concejal Víctor Cortés.

También se habla de que el diputado Juan Sebastián Gómez, del Partido de la U., lo piensa. Otros nombres son los del exdirector del Fondo de Seguridad Vial Alejandro Maya, del profesor Luis Fernando Acebedo, que ya aspiró en la pasada campaña; y del exrector de la Universidad de Caldas, Felipe César Londoño. La sorpresa podría ser Orlando Sierra, rector de la Universidad de Manizales. Faltan nombres de mujeres en este sonajero.

***

* Natalia Escobar, directora de Manizales Cómo Vamos: La Alcaldía les apostó a la infraestructura educativa y a la salud, con estrategias interesantes, pero siguen los retos en seguridad, pues la mayoría de índices fueron muy similares y hasta superaron los del 2017.

* José Fernando Giraldo, presidente de la Fundación Plataformas (Colectivo LGTBI): El alcalde va por buen camino, ha hecho lo que se debe hacer: gobernar para los diferentes sectores sociales, no solo para la población LGTBI, sino en los programas para niños, para mujeres, víctimas, migrantes, adultos mayores.

* Luis Fernando Acebedo, excandidato a la Alcaldía de Manizales: El alcalde propuso un plan de desarrollo y está gobernando fuera de él. Privilegió la infraestructura, con los puentes, pero dejó a un lado, por ejemplo, el tema del Macroproyecto San José. Por eso diría que la gestión es deficiente.

* José Humberto Duque, presidente Asociación de Juntas de Acción Comunal (Asojac): Podremos tener diferencias, pero la administración ha hecho un muy buen trabajo, han sido muy participativos y colaboradores con nosotros. Ningún alcalde había hecho un esfuerzo tan importante para apoyar a las Juntas de Acción Comunal.

 

El nombre

El nombre se origina en unas piedras que llamaban de Maní, y que se encontraban en el río Chinchiná. Iban por los Manizales, y de ahí se adoptó.

x
Para nosotros es muy importante conocerte mejor, recibe promociones y ofertas especiales sólo para tí!

Login con Google

Powered by