manizales |

El Bronx de Peralonso, según habitantes del barrio en Manizales


Diana Lorena Gutiérrez

LA PATRIA | MANIZALES

Usme y el Cela son dos de 10 habitantes de calle, mal contados, que duermen y consumen alucinógenos en la ladera que de la carrera 12B con calle 46A, del barrio Peralonso, va a dar al mercado libre.

Usme tiene 38 años y dice que consume desde los 9, siempre ha vivido en el sector. No le consta que la ladera esté llena de habitantes de calle, como afirman los vecinos, pero sostiene que como él son muchos los que aprovechan ese monte y la oscuridad de la noche para "meter". "Si lo hago en las calles del barrio me voleteo".

Dice que pasa las noches en albergues y que aunque consume, trata de mantener buena "pinta". Asegura que su sustento lo consigue manejando camioneta. Ha estado en la cárcel, pero no se ve dejando el vicio.

Augusto o el Cela, como lo conocen en Peralonso, tiene 48 años y lleva un año durmiendo en la cuadra al lado de la ladera del mercado libre. Aprovecha un techo que un residente instaló para cubrir vehículos, y que a él le sirve para resguardarse de la lluvia.

A diferencia de Usme, el Cela afirma que, como él, hay otros que duermen allí. La culpa de su estado se la atribuye a una mujer. Cuenta que primero empezó a consumir, luego a habitar la calle. No ha buscado ayuda, aunque le gustaría. Ve difícil dejar de consumir porque reconoce que no tiene autoestima. Con lo que consigue como reciclador, dice que compra bazuco en Solferino.

No dar limosna ni comida

Carlos Alfonso Méndez González, coordinador de la Unidad de Protección a la Vida (UPV), sabe de la situación y afirma que tienen ocho habitantes de calle identificados allí. "Son del mismo sector. El consumo los ha tirado a la calle. Les facilitamos el autocuidado y les ofrecemos comunidades terapéuticas de desintoxicación. Aveces acceden, otras no. Por lo general se amañan allí porque los vecinos les dan comida. Entonces lo que consiguen reciclando o pidiendo lo gastan en vicio. A diario llegan a consumir hasta $50 mil en bazuco o marihuana", cuenta Mendez.

La UPV recomienda no dar limosna ni comida. Así ellos no gastarán lo que ganan en sustancias. Les aconseja a los vecinos ayudar a través de la UPV llevando allí las ayudas o comunicándose a la línea 8804306. "Recibimos ropa en buen estado y alimentos no perecederos y canalizamos las ayudas para que ellos no se asienten en los barrios".

Fotos | Darío Cardona | LA PATRIA

El mercado libre ya no funciona. Según los vecinos, algunas veces ven a tres vendedores, y los únicos que lo están usando son habitantes de calle. LA PATRIA visitó el lugar a distintas horas del día y de la noche y no encontró comerciantes, pero sí habitantes de calle. La Alcaldía no supo responder quién está a cargo del lugar.

Según la líder de la JAC de Peralonso, es la misma comunidad la que arroja basuras a la ladera, que linda con Piamonte.

Cada vez, peor

"El sector se ha dañado", cuenta Cecilia Grajales, presidenta de la Junta de Acción Comunal de Peralonso, quien vive a pocos metros del Bronx, como llaman a este lugar porque cada vez la situación es más crítica. Ven más habitantes de calle, más vicio y más inseguridad. Esto lo confirma otro vecino de la cuadra, quien se abstuvo de identificarse.

Señala que es un problema al que las autoridades no le paran bolas. "Llamamos a la Policía, pero por acá ni arriman".

"Los mismos vecinos de Peralonso son quienes arrojan basura allí. Eso atrae a recicladores y hace que la ladera se derrumbe hacia abajo. Tememos un desastre", expresa Cecilia.

El secretario de Gobierno de Manizales, Jhon Heberth Zamora, se compromete a hacer una intervención en el lugar en menos de ocho días, para limpiar el sector. "Ya firmamos el convenio para hacer el censo de habitantes de calle y poder aplicar de manera efectiva la política pública. Es un tema que genera percepción de inseguridad por el aspecto de estas personas; sin embargo, mediaremos con la Policía, porque ya se han quejado de falta de respuesta de la línea 123. Vamos a mejorar la atención".

Por su parte, Jairo Alfredo López Baena, jefe de la Unidad de Gestión del Riesgo, explica que por el mercado libre se ha presentado inestabilidad, por lo que han hecho visitas técnicas para evaluar los riesgos. Sin embargo, confirma que mientras la gente siga arrojando basuras, seguirán generando peso adicional a la ladera y se podrían presentar deslizamientos. "Actualmente hay un inventario muy grande de sitios a intervenir. Si vemos que allí hay inestabilidad lo pondremos en la lista de necesidades para asignarle recursos".

Humberto Posada, gerente técnico de Emas, expresa que ya han hecho brigadas en la ladera, pero que insistirán para mejorar la situación.

La ladera ha sido intervenida por Emas, que ha sacado volquetas llenas de basuras, colchones y muebles.

 

x
Para nosotros es muy importante conocerte mejor, recibe promociones y ofertas especiales sólo para tí!

Login con Google

Powered by