manizales |

Dos carros llegan a las terrazas de la 55 o bulevar de food trucks en Manizales


MARTHA LUCÍA GÓMEZ

LA PATRIA | MANIZALES

A la Alcaldía de Manizales se le aparecieron los Reyes Magos. El lunes les trajeron de regalo a dos primeros ocupantes de siete terrazas de la calle 55 o bulevar de food trucks, después de casi dos años de problemas con este proyecto.

Como lo registró durante este tiempo LA PATRIA, la obra debía terminar el 30 de enero del 2017, pero la entregaron en diciembre de ese año; el costo se subió de $211 millones a por lo menos $437 millones, y todo el 2018 estuvo esperando a sus ocupantes mientras resolvía un lío jurídico para poder explotar este espacio público.

El alcalde, José Octavio Cardona, aseguró el 18 de septiembre que esperaba un concepto de Planeación y Jurídica para pasarle el bulevar al Instituto de Cultura y Turismo de Manizales (ICTM).

15 días antes el Consejo de Estado había declarado ilegal la condición que, por ordenanza de la Asamblea de Caldas, amarraba el uso de este espacio a lo educativo y cultural, por haber sido parte del Colegio Inem que en el 2008 entregó la Gobernación de Caldas a la Alcaldía.

Otro sí

"El problema es que la Gobernación se estaba reservando un derecho, y el Consejo de Estado dejó claro que no podía hacerlo porque el predio ya lo había entregado a la Alcaldía de Manizales", dijo ayer el alcalde.

Julián Arias, jurídico del ICTM, entregó copia de un contrato de comodato firmado el 26 de enero del 2018 con el que el Municipio le entregó el predio a este Instituto. Al preguntarle qué sucedió entonces desde esa fecha, explicó que a este comodato tuvieron que hacerle un otro sí el 18 de diciembre, para levantar la restricción.

El comodato impedía arrendar el predio, destinarlo a actividades diferentes a las culturales y turísticas; ubicar casetas, tiendas o publicidad. Con el otro sí quedó con una vigencia de tres años (hasta diciembre del 2021) para que el ICTM administre el proyecto y se encargue de convocar y seleccionar a empresarios que quieran celebrar contratos de arrendamiento que les permita usar las siete terrazas construidas con un food truck o tráiler de comidas, con o sin motor.

Tres iniciales

Héctor Fernando Ortiz, gerente del ICTM, informó que el 29 de noviembre hicieron una convocatoria pública a través de la página web de la entidad para que quienes quisieran poner sus carros de comidas hicieran una propuesta. Participaron dos personas y por eso tuvieron que ampliar el plazo con una prórroga hasta el 14 de diciembre, fecha en la que tuvieron tres propuestas formales.

"El arrendamiento es de $500 mil más IVA (19%). Todo está dispuesto con energía eléctrica y agua. Los recursos, de acuerdo con el comodato, deben ser reinvertidos en el mismo bien en mejoramiento, en cultura; igual que hacemos con el Parque de la Mujer y otros sitios de la ciudad", argumentó Ortiz.

El jurídico del ICTM agregó que cada contrato es por seis meses y debe cancelar los servicios públicos para la explotación comercial, además evitar afear el entorno. "El ICTM supervisará el uso que se le está dando a las terrazas y debe presentar cada dos meses un informe a un supervisor de la Secretaría de Educación".

Siguen esperando

Las tres propuestas fueron de Juan David Arias, por Café El Rodadero, para la terraza uno; Carlos Arturo López, por La Cevichería, para la terraza dos; Fredy García, por Belgian Fries, para la terraza tres; y el ICTM tienen tres personas que expresaron intención de arrendar, pero quisieron esperar a que pasen diciembre y Feria para montar sus negocios. "Tenemos interés del restaurante Qué Rico, otro de comidas rápidas y de una venta de sándwiches. Si estos últimos no presentan propuesta se abrirá de nuevo convocatoria. Los interesados pueden consultar por la página web del ICTM la convocatoria CTM-001-2018", explicó Arias.

Según la convocatoria, cada oferente se debía adecuar a un grupo de comidas para desarrollar en cada terraza: la uno café gourmet, la dos comida mexicana, la tres comida de mar, la cuatro comidas rápidas, la cinco heladería, la seis asados o parrilla y la siete comidas rápidas.

En junio de este año evaluarán el proceso para definir si amplían los contratos de arrendamiento en este espacio público que ha sufrido toda suerte de percances desde el 2017.

De principio a fin

30 de diciembre del 2016

Se inicia la construcción del bulevar para food trucks en la calle 55, a través de un contrato entre la Secretaría de Obras Públicas y el ingeniero Álvaro Hernando Naranjo Olaya para hacer siete terrazas en un área verde pública que limita con el Colegio Inem. La fecha de entrega era el 30 de enero del 2017.

30 de enero del 2017

Obras Públicas otorga una prórroga a Naranjo para que finalice el 2 de marzo del 2017, pues dice haber tenido dificultades para conseguir material y mano de obra, entre otros aspectos.

2 de marzo del 2017

Naranjo incumple el nuevo plazo. Afirma que encontró un muro de contención obsoleto que debe reemplazar y esto significa $101 millones adicionales. La Alcaldía anuncia que finalizará en abril.

Mediados de junio del 2017

El panorama es igual al de marzo. Obras se justifica en que la tragedia invernal de abril impidió continuar los trabajos. Vecinos denuncian que el sitio lo usan para consumir droga, como dormitorio de habitantes de calle y hasta de motel.

Agosto del 2017

Reinician labores, y de bulevar pasa a llamarse parque.

Septiembre del 2017

No entregan la segunda etapa, convenida en un segundo contrato con Alexánder López Betancur por $125 millones 68 mil 427. La tienen que suspender porque al primer contrato le faltó hacer unos tensores. El costo del bulevar ya va en $437 millones 68 mil 427.

Diciembre del 2017

La nueva fecha para terminar es la primera semana de diciembre, que también se incumple. El secretario de Obras Públicas, César Alberto Gutiérrez, señala que con el nuevo muro se les acabó el presupuesto. Habitantes dicen que la obra es innecesaria, y que más bien hubiesen construido un parque recreativo.

31 de diciembre del 2017

Terminan los trabajos, 11 meses y un día después del compromiso inicial.

31 de enero del 2018

En las terrazas dejan ductos para agua y energía, dos postes para alumbrado público y un basurero. El gerente del Instituto de Cultura y Turismo dice que harán una convocatoria pública para elegir a quienes podrán estar allí. El alcalde menciona que seleccionarlos tardará dos meses; es decir, hasta el 31 de marzo.

7 de enero del 2019

Llegan los dos primeros comerciantes a las terrazas. Aún quedan cuatro por arrendar.


Powered by