manizales |

Cinco diáconos transitorios se ordenaron en Manizales


SERGIO OROZCO

LA PATRIA | MANIZALES

Bajo el ¡Sí quiero! Fueron ordenados ayer como diáconos transitorios Ramón Andrés Galvis, Luis Felipe Castro, Jhon Fredy García, Edwin Andrés Largo y Raomir Morales. El arzobispo de Manizales, monseñor Gonzalo Restrepo, presidió la ceremonia.

“Para nosotros y la Arquidiócesis es motivo de orgullo y esperanza contar con cinco nuevos diáconos transitorios y por lo tanto cinco futuros sacerdotes. Su misión será servir, a partir de hoy, a Dios y al templo. Aunque todavía no pueden celebrar eucaristías su trabajo es de suma importancia”, afirmó Gonzalo Restrepo.

La ordenación se realizó en la Catedral Basílica de Nuestra Señora del Rosario de Manizales y contó con la presencia de familiares, sacerdotes, capellanes y representantes de las diferentes parroquias de la ciudad.

 

Alegría

“Esta celebración es un regalo de Dios. Este primer paso es muy importante para nuestras vidas y es motivo de orgullo saber que Dios no escogió como sus ministros y servidores” comentó Jhon Fredy García, diácono transitorio ordenado.

Por su parte Raomir Morales, también ordenado, aseguró que esta función de servicio y apoyo a la predicación es muy importante en su camino al sacerdocio.

El próximo año los cinco diáconos pasarán a formar parte de algunas parroquias de la ciudad, previamente seleccionadas por monseñor Gonzalo Restrepo. Allí cumplirán sus funciones de servicio.

 

Transitorios y permanentes

Existen dos tipos de diáconos, uno transitorio y otro permanente. El primero pasa un año cumpliendo funciones de servicio, tales como presenciar matrimonios, predicar, realizar bautismos, entre otros. Estas funciones solo las realizan por un año, mientras complementan sus estudios y preparación para llegar a ser sacerdotes.

Los permanentes cumplen esas mismas funciones pero no llegan a ser sacerdotes, siguen cumpliendo con el servicio establecido en el diáconado.

 

La ordenación

El proceso para ordenarse incluye entrar al seminario, estudiar filosofía tres años y teología cuatro más. En total son 10 años de formación. El diaconado es un servicio al altar, pueden presenciar matrimonios, predicar, hacer bautismos, entre otros.

 

 


Powered by