internacional |

Tensión y angustia por ayudas represadas


Jorge Gil Ángel

Efe | LA PATRIA | Cúcuta (Colombia)

El centro de acopio de la ayuda humanitaria de EE.UU. para Venezuela fue inaugurado ayer en Cúcuta, principal paso fronterizo de Colombia con ese país.

Con capacidad para recibir al menos 500 camiones grandes, el puente de Tienditas, uno de los tres cruces limítrofes de Cúcuta con Venezuela, es el escenario en el que unas 100 personas organizan toneladas de alimentos que servirán para 10 días a miles de familias de 5 miembros en promedio.

Arroz, chocolate, aceite, pasta, azúcar y harina de trigo son algunos productos que recibirán una vez se logre cruzar la frontera, que en ese paso permanece bloqueada por el régimen de Nicolás Maduro con una cisterna y dos contenedores.

Pese a que Maduro dijo ayer que estas ayudas deberían quedarse en Cúcuta, ciudad que considera "tiene bastante necesidad y pobreza", los tres países siguen trabajando en cómo hacer para que llegue a Venezuela.

Corredor humanitario

"Si se atreven a seguir bloqueando caminos, a seguir obstaculizando la vida de los venezolanos, entonces como voluntarios abriremos el canal humanitario", dijo el jefe del Parlamento venezolano, Juan Guaidó.

El líder del antichavismo explicó que este sábado arrancará el voluntariado que surgirá desde cada una de las comunidades de los 335 municipios del país y será otra forma de protesta contra la "dictadura" de Maduro que niega la existencia de una crisis humanitaria y dijo que no permitirá la humillación de aceptar donaciones.

La bodega donde se realiza el trabajo de empaque está ubicada al lado de los peajes del puente, que nunca han sido utilizados porque cuando se terminó la obra, en el 2016, la frontera ya estaba cerrada por orden de Maduro, y a menos de 500 metros de la línea limítrofe.

Es por esa razón que el embajador de Estados Unidos en Colombia, Kevin Whitaker, instó a las militares venezolanos a que tomen la decisión de ayudar a que los auxilios lleguen al destino previsto en su país.

"Señores oficiales y tropas de las Fuerzas Armadas de Venezuela, tienen la oportunidad de participar en una gran campaña humanitaria, admirable, para dar una respuesta a los problemas de su país", aseveró el diplomático.

 

El Gobierno de Nicolás Maduro niega que el país esté en crisis, y rechaza recibir el apoyo alegando que podría dar paso a una invasión armada que desaloje al chavismo del poder, que ejerce desde 1999.

 

la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (Usaid) prepara además en Miami y Houston suministros adicionales que ya están listos para traer a Colombia.


Powered by