internacional |

Maduro apoyaría disolución del Parlamento


EFE | LA PATRIA | CARACAS

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, aseguró ayer que respaldará a la Asamblea Constituyente (ANC) si esta decide disolver el Parlamento y convocar a una nueva elección para renovar este poder, como se propuso en el foro chavista.

"Apoyo a la ANC para enfrentar el golpe de Estado que está en marcha contra el Gobierno. Hay sedición e ilegalidad en el Parlamento. Si la ANC decidiera en algún momento adelantar las elecciones, iríamos todos a elecciones", manifestó Maduro.

El mandatario reiteró su llamado al diálogo para destrabar la crisis política y económica que atraviesa Venezuela, aunque manifestó su deseo de que "no sea necesario" renovar el Legislativo antes del 2020, cuando corresponde por mandato constitucional, pese a que insistió en que no está descartado adelantar los comicios.

La propuesta, que ya fue rechazada por varios diputados opositores, fue recibida con aplausos y vivas en el foro chavista, pero no se aclaró si finalmente será considerada.

Amenazas

Venezuela amenazó a los países del Grupo de Lima con "las más urgentes y crudas medidas diplomáticas" si no rectifican su postura respecto al Gobierno Maduro, a quien le pidieron en su última declaración que no asuma un nuevo mandato de seis años que se inicia hoy.

"Se entregó a todos los gobiernos del 'cartel de Lima' esta nota de protesta diplomática, donde le exigimos una rectificación de sus posiciones sobre Venezuela en 48 horas o el Gobierno de Venezuela tomará las más urgentes y crudas medidas diplomáticas para la defensa de la integridad la soberanía", dijo Maduro.

El jefe de Estado ratificó que jurará de nuevo como presidente, luego de ganar los controvertidos comicios de mayo del año pasado, a los que no se presentó el grueso de la oposición por considerarlos fraudulentos y estar inhabilitados o presos sus principales líderes.

El antichavismo y varios países de la comunidad internacional han alertado que no reconocerán a Maduro a partir de hoy, cuando comience la "usurpación" de la Presidencia.

Nicolás Maduro también sostuvo que no descarta impulsar acciones radicales contra el Parlamento y dirigentes opositores en su nuevo gobierno, que empieza en medio de cuestionamientos sobre la legitimidad de su reelección presidencial.

La Iglesia

La Conferencia Episcopal Venezolana fijó ayer su posición frente al nuevo período de seis años del jefe de Estado, Nicolás Maduro, y señaló que esta pretensión es ilegítima por su origen.

"Esta pretensión abre una puerta al desconocimiento del Gobierno porque carece de sustento democrático en la justicia y en el derecho", dice la exhortación de los obispos.

La Iglesia católica venezolana dice que el país vive "un régimen de facto, sin respeto a las garantías previstas en la Constitución y en los más altos principios de dignidad del pueblo". En un comunicado recalcó que la Asamblea Nacional (Parlamento) es el único órgano del poder público con legitimidad para ejercer soberanamente sus competencias.

Monseñor Baltazar Porras dijo que no corresponde a la Iglesia reconocer o no reconocer, pero que "sí está claro que no están dadas las condiciones para decir que en Venezuela existe un régimen democrático".

Oposición

La oposición venezolana agrupada en la coalición Frente Amplio (FAVL) convocó a manifestaciones ciudadanas como muestra de rechazo al juramento de posesión de Nicolás Maduro para su segundo mandato presidencial, que califican como "usurpación".

 

 

 

x
Para nosotros es muy importante conocerte mejor, recibe promociones y ofertas especiales sólo para tí!

Login con Google

Powered by