internacional |

Los demócratas se preparan para hacer oposición a Trump


RAQUEL GODOS

EFE | LA PATRIA | WASHINGTON

Los demócratas de la Cámara de Representantes de Estados Unidos se preparan para ser el cuerpo opositor a las políticas del presidente, Donald Trump, después de dos años de control absoluto de los republicanos en la Casa Blanca y las dos Cámaras del Congreso.

La líder demócrata, Nancy Pelosi, quien se convertirá a partir de enero en la presidenta de la Cámara Baja, aseguró ayer estar dispuesta a trabajar conjuntamente con el mandatario, pero subrayó que la victoria de su bancada responde al deseo de los estadounidenses por "restaurar la salud de la democracia".

La líder, quien ya fue presidenta de la Cámara Baja entre 2006 y 2010, recordó haber trabajado conjuntamente con el expresidente republicano George W. Bush (2001-2009), y concluyó su rueda de prensa con una cita de Ronald Reagan en la que el exgobernante republicano se mostraba a favor de la inmigración y la diversidad.

No obstante, Pelosi dejó claro que la protección del acceso a la salud, algo que los republicanos han diezmado en los últimos años, es de las prioridades de los demócratas, y consideró que por esa razón fueron precisamente elegidos para retomar el control de la Cámara de Representantes.

Más allá de eso, los demócratas también tendrán a su cargo el liderazgo de los comités que componen ese hemiciclo, de forma que pueden priorizar o bloquear inciativas, así como abrir investigaciones o presentar proyectos de ley.

Con la pérdida de la Cámara Baja, Trump tendrá más complicado poner en marcha su agenda política en el Legislativo, donde ya encontró escollos entre los miembros de su propia bancada, y podría ser objeto de nuevas investigaciones sobre su proceder en los negocios o al frente de la Casa Blanca.

Precisamente en este sentido se pronunció ayer el mandatario, quien amenazó con negarse a cooperar con los demócratas en temas legislativos si inician investigaciones en su contra desde la Cámara Baja, y pronosticó que si eso ocurre, le otorgará puntos políticos de cara a las elecciones presidenciales del 2020.

"Si eso ocurre y me investigan, vamos a hacer lo mismo (contra los demócratas desde el Senado), y el Gobierno se paralizará, y les echaré la culpa", dijo Trump en una rueda de prensa en la Casa Blanca.

"Y eso probablemente será mejor para mí políticamente. Creo que sería extremadamente bueno para mí políticamente, porque creo que soy mejor en ese juego que ellos", agregó.

Preguntado por si no le sería posible negociar con los demócratas en temas legislativos al mismo tiempo que se opone a cualquier investigación en su contra, Trump respondió que no.

"Si hacen eso, será la guerra", alertó, al opinar que no se pueden hacer "ambas cosas simultáneamente".

En un tuit matutino, Trump había amenazado con usar el control republicano del Senado para abrir investigaciones contra los demócratas por "filtración de información confidencial" y otros temas, en caso de que decidan indagar sobre él.

Los demócratas, que tomarán en enero las riendas de la Cámara Baja, han prometido reabrir la investigación del Comité de Inteligencia sobre la injerencia rusa en las elecciones del 2016, además de indagar en algunas políticas de Trump y usar su poder para exigir las declaraciones de impuestos del presidente.

A falta de que se conozca con precisión la holgura con la que contarán los demócratas, el actual "número dos" de los republicanos en la Cámara de Representantes, Kevin McCarthy, ya anunció ayer su candidatura para ser el líder de la minoría a partir de enero, un nombramiento esperado tras la renuncia del todavía presidente Paul Ryan.

Pero aunque los demócratas se hicieron con esa ventaja, han cedido más asientos en el Senado, donde los republicanos aumentaron su mayoría, lo que endurecerá las negociaciones legislativas durante los próximos dos años.

En este sentido, el líder de la mayoría republicana en el Senado, Mitch McConnell ya dijo ayer haberse puesto en contacto con Pelosi, con quien habló sobre "posibles soluciones bipartidistas" a algunos de los retos legislativos del próximo Congreso, que empezará su andadura el 3 de enero.

No obstante, McConnell confesó que su "principal prioridad" al frente del Senado es "continuar confirmando el mayor número de jueces posible", algo que desde que llegara Trump ha ocurrido de forma inusitada al enviar a dos magistrados conservadores al Tribunal Supremo y confirmar a otros 82 jueces para cortes federales.

 

Nuevo ataque de Trump a la prensa

Calificar a los medios de comunicación como "el enemigo del pueblo" e insultar a un periodista crítico mientras una ayudante trataba de arrebatarle el micrófono son los ingredientes del último ataque a la prensa de Donald Trump, quien se enfrentó ayer a un reportero de la cadena CNN.

"Deja el micrófono... Te diré una cosa, la CNN debería estar avergonzada de sí misma por tenerte a ti trabajando para ellos. Eres un maleducado, una persona terrible", dijo el mandatario, que volvió a referirse a los medios como "el enemigo del pueblo".

El enésimo encontronazo con los reporteros del presidente provocó las carcajadas de su portavoz, Sarah Sanders; un detalle que captaron los periodistas presentes en la sala.

Entretanto, en una escena insólita, una ayudante del mandatario aparecía en escena para tratar de arrebatar el micrófono al periodista, aunque finalmente no logró su objetivo en el forcejeo y fue este quien acabó cediendo el turno.

"Honestamente -prosiguió Trump-, creo que deberían dejarme dirigir el país".

El presidente afirmó que los medios estadounidenses son negativos para la población cuando informan de supuestas "noticias falsas".

"Cuando informan de noticias falsas, y CNN lo hace mucho, son el enemigo del pueblo", incidió Trump, que se alejó de su micrófono en un gesto de enfado, mientras deambulaba por la tarima.

El presidente y su gabinete suelen recurrir a este término de "noticias falsas" para referirse al trabajo de los medios de comunicación que son críticos con ellos.

 

Julia Salazar, Jessica Ramos y Catalina Cruz son las tres mujeres de origen colombiano que lograron curul en el Congreso, las primeras dos llegarán al Senado, mientras que la tercera a la Cámara de Representantes.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció la salida del fiscal general del país, Jeff Sessions, que presentó su dimisión del cargo a petición del mandatario.
 

 

 


Powered by