entretenimiento |

Un réquiem por los espantos de Riosucio


LA PATRIA | MANIZALES

Óscar Henao Carvajal, escritor riosuceño e investigador de tradiciones populares, presentó su libro Un réquiem por los espantos de Riosucio invitado por el programa Concejo visible Cultura visible del Concejo de Manizales.

En esta obra el autor se centra en el asusto, no en el espanto. "Me asustaron, es lo que decimos después de ver o escuchar al espanto, y sobre ellos se ha dicho mucho, pero sobre la el asusto, que es la reacción a esa sensación, poco", dice Óscar Henao, quien tiene el conocimiento de la historia y tradiciones de su región, y el don de la palabra para transmitirlas.

Asegura que ha habido polémica por la simbiosis de Un réquiem por los espantos de Riosucio. "Me aparto del compendio de la Madremonte, de la Patasola, del Cura sin cabeza, que tienen connotaciones diferentes de acuerdo a la región y a la cultura". Finaliza la obra con los que para él son los espantos ingeniados por el hombre: narcotráfico, guerrilla y paramilitarismo.

Henao Carvajal explicó que su pueblo es aferrado a las leyendas y costumbres, allí tienen el montaje de tradición popular más importante que es el Carnaval de Riosucio. "Compilé historias desde Pedro Cieza de León y el mariscal Jorge Robledo, quienes llegaron acompañados de españoles a la región de los Anserma, y con ellos los asustos, cuando los indígenas se disfrazaban de diablo, para ellos eran espantos que buscaban sacarlos, ahuyentarlos".

Tradición oral

"Como escritor he venido trabajando sobre la tradición oral, que para mí es la materia prima de las ciencias humanas. Nuestro sentido de pertenencia se formó a través de las narraciones de nuestros abuelos, no podemos desconocer el aporte que ellos hicieron en la construcción de la sociedad", afirmó Henao Carvajal.

El escritor se lamenta de que los niños y jóvenes de hoy no tienen la oportunidad de encontrarse consigo mismos a través de las conversaciones con sus mayores. "A los niños de hoy no les interesa saber cómo fueron sus padres y abuelos de jóvenes, ya no preguntan cómo se conocieron ni cómo fue su romance o su matrimonio, todo eso ese ha ido perdiendo lentamente porque han llegado otros mecanismos modernos a desplazar la teoría memoria oral", afirma.

"En el inicio del libro hablo sobre cómo nace mi sentido de defender la tradición oral, las leyendas y los cuentos de espantos, se los aprendí a mi abuelo, él fue mi maestro, quien me enseñó a profundizar el amor por los espantos y asustos.

 

Obras

- Cuando se abre el telón. Dramaturgia.

- El piropo, palabrería o juego malicioso entre la coquetería y la ofensa. Ensayo.

- Un réquiem por los espantos de Riosucio. Memoria oral, dramaturgia y compilación

  Continúa Leyendo




Powered by