entretenimiento |

Para Alejandro Serna, El amor no es como lo pintan


LISET ESPINOZA

LA PATRIA | MANIZALES

El amor viene en diferentes presentaciones y para Alejandro Serna ese sentimiento no es como lo pintan. En el 2015 decidió sacar a flote su pasión por las letras e invirtió $3 millones para publicar su primera obra de manera independiente.

Hoy, tres años después, Enoc, María del Mar y Linda, personajes de su novela El amor no es como lo pintan, lo llevaron a la Feria del Libro de Bogotá (Filbo), pero bajo el respaldo de una editorial, y el pasado jueves lo presentó en el Banco de la República de Manizales.  

“Como independiente saqué un tiraje de 500 libros. Quería darme a conocer y estaba muy inexperto, aún lo soy, empecé a cotizar para saber cuánto valían las impresiones, no lo envié a ninguna editorial ni tampoco lo puse a concursar. Busqué a los medios para que me ayudaran a dar a conocer mi obra y visité librerías de Armenia y Pereira. De esa primera edición me quedan 10 libros”, contó.

Según el autor, su novela tuvo tan buena acogida que el año pasado participó en la Feria del Libro de Manizales y fue así como la Editorial 531, de Bogotá, se interesó en la obra del residente de la vereda El Arenillo.“El editor me dijo que le enviara el manuscrito para leerlo, le gustó, lo público y lo estrenamos en la Filbo. Firmé contrato con ellos por cinco años”, dijo.

 

Manizales

La historia del libro, de 314 páginas, se desarrolla en la capital caldense. En él se podrá conocer el amor en tres facetas. Una de ellas la de Linda, una menor con síndrome de Down y leucemia meloide aguda, quien se cruzará en la vida Enoc, vocalista de una banda de heavy metal para cambiar su vida y sus días, en especial los miércoles. También llegará a la vida de María del Mar a quien su presencia la dejará dura y fría como una lápida.

“La obra recorre algunos sitios emblemáticos como la carrera 23, Chipre, la Avenida Santander, El Nevado del Ruiz, entre otros”, afrimó.

Además, narra algunos hechos relacionados con la crisis del agua que vivió la ciudad.

 

Personal

Alejandro realizó sus estudios en la vereda Alto Tablazo y fue en el colegio donde desarrolló su talento por la escritura. Al terminar la secundaria dejó de hacerlo, pero cuando tuvo su primer computar volvió a retomar su gusto por escribir experimentando con la poesía para al final enamorarse de la novela. “Llevo escribiendo hace seis años y me enfoqué en la novela, en especial la novela negra que es como de misterio, porque es un género complicado y que necesita de mucha disciplina”, expresó.

Actualmente trabaja en una empresa como inspector de calidad y en sus tiempos libres se dedica a escribir. Asimismo, participó en la convocatoria de Estímulos para el arte y la cultura siendo ganador en la categoría Edición con su novela La chica del sombrero que saldrá al mercado en un mes y “en agosto sacaré Un café en el infierno con la editorial española Ediciones camelot con quienes firmé contrato para publicar un libro en España y en Latinomaerica”, aseguró

 

Dato

El amor no es como lo pintan se encuentra en todas librerías y Panamericana del país.

 


Powered by