entretenimiento | Publicado el

Padre Linero solicitó su retiro del sacerdocio


LA PATRIA | COLPRENSA | EL UNIVERSAL

En diálogo con la periodista Paola Alcázar el padre Alberto Linero reconoció que ha enviado una carta a la Congregación de Jesús y María, donde solicita la dispensa de sus compromisos sacerdotales y que espera tener una respuesta antes del 30 de diciembre, fecha en la que termina su año sabático.

La periodista, quien dialogó este miércoles con el Sistema Cardenal Noticias, sostuvo que el Padre Linero había pedido un año sabático a sus comunidad de Padres Eudistas, el cual utilizó para reflexionar y también para plantearse la idea de vivir la vida fuera del sacerdocio.

Señor mío, Hoy descubro tu gran amor llenándome; tu fuerza ayudándome a salir adelante. Sé que durante todo este día me acompañaras, sé que estarás dándome nuevas posibilidades de ser feliz y de caminar hacía la victoria. Gracias porque puedo sentir tu amor y tu compañía...

— Alberto Linero (@PLinero) 5 de septiembre de 2018

Linero, quien se ha declarado seguidor del Unión Magdalena, el que considera “el mejor equipo del mundo”, ha escrito varios libros, entre ellos ‘El Man está Vivo’, una especie de devocional, en el que plantea temas del diario vivir y la manera cómo las personas deben tener un estilo de vida, pensando en el bien común y el de la comunidad.

Fui querido y acogido como padre, recibí toneladas de cariño inmerecido de tantas personas, y sentí la honda generosidad con que me escucharon. Por eso seguiré hablando de mi Dios. #LaGratitudNuncaMuere

— Alberto Linero (@PLinero) 5 de septiembre de 2018

La comunicadora social indicó en la emisora que el Padre Linero envió la carta al Superior General de la Congregación de Jesús y María, Jean-Michel Amouriaux, del que espera tener una respuesta antes del 30 de diciembre, fecha en la que termina su año sabático.
 
Según lo manifestado por Alcázar, el sacerdote Linero quiere tener una vida normal, pero tratando de ayudar a las personas, ya no desde el sacerdocio, sino de otra manera. No descartó que lo haga desde la política y también que existe la posibilidad de que algún día pueda hacer la vida como cualquier hombre, es decir, que deje el celibato.

Soy Eudista, la Congregación de Jesús y María fue mi casa todos estos años. Me dio lucidez, ideas vitales, hermanos, proyectos. A mi comunidad le deseo todo lo bueno. #LaGratitudNuncaMuere

— Alberto Linero (@PLinero) 5 de septiembre de 2018

Apoyándose en el coro de la canción "Me rindó Majestad", del compositor sanjacintero Adolfo Pacheco, Linero le pidió a la Iglesia Católica el retiro de sus compromisos sacerdotales.

La estrofa que usó Linero para dirigirse al superior general de la comunidad Eudista en Roma, Jean-Michel Amouriaux, es esta: “Voy a vivir la vida de otra manera. Voy a seguir quemándola de otro modo. Para cuando envejezca, antes que muera, no viva solo”.

El verso recoge en esencia el deseo del sacerdote samario, además que la elección de una estrofa vallenata responde bien al estilo dicharachero y alegre del padre Linero para expresarse.

En una entrevista con el diario El Heraldo, Linero afirmó: "Algo así decía la carta. La carta decía, quisiéramos iniciar un proceso de ver cómo me dispensa de mis compromisos sacerdotales".

Durante sus años de sacerdocio, Alberto Linero se ha convertido en una figura pública y reconocida en el país debido a su carisma y a sus elocuentes discursos religiosos, cargados siempre de humor y desparpajo.

Ha sido durante años el vicepresidente nacional de la emisora Minuto de Dios, donde se dio a conocer y comenzó a "conquistar" miles de seguidores, autor de la exitosa publicación editorial "El Man está Vivo", panelista de Mañanas Blu, en Blu Radio y comentarista para temas espirituales en el programa de televisión Día a Día, del canal Caracol. Asiduo a la red social Twitter, donde tiene 2.891.478 seguidores.

¡Cuántos aprendizajes, experiencias, oportunidades de tocar la realidad viva de la buena noticia de Jesús! Todo eso me llevo, para seguir dándolo.#LaGratitudNuncaMuere

— Alberto Linero (@PLinero) 5 de septiembre de 2018

En diversas entrevistas el padre Linero se ha definido como un hombre común y corriente, al que le gusta el fútbol, hincha del equipo Unión Magdalena. Le gustan las fiestas, cantar, reír, jugar dominó, y no tiene tapujos para decir malas palabras. "No soy ni bueno, ni malo, ni juzgo a la gente", ha expresado en reiteradas ocasiones.

Linero espera la respuesta de su superior en Roma antes del 30 de diciembre del 2018, año que lo ha tomado como un tiempo sabático para reflexionar y planear cómo será su vida en adelante. 

El Padre Linero no niega que dices malas palabras, que le gusta jugar dominó, que le mama gallo a la gente, juego al fútbol y espera tener una respuesta de la su congregación en la fecha antes mencionada.

Continúa Leyendo