entretenimiento | Publicado el

El escritor Efraím Osorio López pasó del dicho al hecho


Luis Felipe Molina

LA PATRIA | Manizales

La dicha de Efraím Osorio López es el lenguaje. El columnista de LA PATRIA que cada martes corrige a los redactores y columnistas de esta y de otros publicaciones colombianos presentó hace poco su nuevo título Viejos, añosos y añejos, dichos y refranes del Castellano. El libro es un viaje a la historia del lenguaje y de los dichos comunes, aunque tiene una publicación limitada.

Este compendio de miles de decires españoles es producto de una vida dedicada al lenguaje y a los libros. En diálogo con LA PATRIA, el escritor contó detalles y puntos sobre los 5 mil 450 refranes que componen esta selección.

¿A qué hora usted recopiló todo esto?

Empecé en mayo del 2016. Me animó a esta empresa un diccionario muy viejo de la Academia de la Lengua, prácticamente bilingüe, en español y latín, entonces ahí vi una fuente o un tesoro para realizar esta obra.

¿Tienen raíces griegas o son españoles únicamente?

No, como digo yo en la parte posterior del libro son auténticamente españoles y comprobadamente viejos, pero viejos de verdad. Yo los llamo viejos, de ahí el título de la obra, porque son centenarios cuatro, cinco, seis veces o más. Llamo también añosos porque, como los árboles milenarios, estos dichos conservan su vigor. Aún hoy tienen actualidad... Y añejos porque a través de los años, y con los años, van adquiriendo más calidad como muestra de esa cultura de nuestros antepasados.

Cada refrán tiene su significado, ¿cómo fue la tarea de buscarles sentido a cada uno?

Me basé para eso especialmente en tres fuentes: el diccionario que ya mencioné, que tiene adiciones de don Vicente Salvá y también en la obra Tesoro de la Lengua Castellana de don Sebastián de Covarrubias, que es prácticamente el primer diccionario. También el maestro Gonzalo Correas que, también como Covarrubias, fue contemporáneo de Cervantes.

¿Cuál es su refrán de cabecera o su favorito?

Es solo ver el primero del libro: A asno lerno, arriero loco.

¿Qué significa?

La explicación es muy buena: aquellos que no quieren entender hay que castigarlos con palos; hay que darles madera para que entiendan. Claro, va según la falta.

¿Se le quedaron algunos por fuera?

Yo creo que otros 5 mil o 10 mil porque usted no se imagina el mundo de los refranes. Estoy metido en el mundo de los refranes como hace 14 años, ya de lleno, y todos los días uno encuentra muchos.

Otras obras

Efraím Osorio López tiene otros títulos relacionados con el lenguaje o su historia. Quisquillas de alguna importancia, aprenda castellano de los errores del prójimo -que todavía se consigue en la librería de la Universidad de Caldas-; Compilación e interpretación bilingües de dichos, refranes y adagios de la Lengua Castellana; La sabiduría de Miguel de Cervantes Saavedra; 312 dichos, sentencias y refranes de La Celestina y Cuentos de un abuelo caldense.

Dónde conseguirlo

El libro de puede conseguir en AD Impresos, al 8806654, o también en el teléfono de Efraím Osorio, 8922650. El libro, de 1150 páginas, no está disponible en librerías, pues al ser una edición del propio autor, alcanzó 100 ejemplares en su publicación.

Portada del nuevo título de Osorio López.

Continúa Leyendo