entretenimiento |

De La hija del mariachi a La reina del flow


SERGIO VILLAMIZAR

COLPRENSA | LA PATRIA | BOGOTÁ

Así como Rosario, su personaje en La hija del mariachi, se robó su corazón, la historia de Yeimi Montoya también hizo lo suyo para que la actriz Carolina Ramírez aceptará el personaje que la convirtió en la protagonista de La reina del flow, la nueva serie del Canal Caracol que se transmite todas las noches a las 9:00.

Cuando conoció el proyecto varias cosas llamaron la atención de Carolina. Por un lado, la producción habla del actual fenómeno de la música urbana, en especial, de todo lo que sucede en las comunas de Medellín, lugar en el cual sus jóvenes se apropiaron de esos ritmos revitalizando un género originario de Puerto Rico.

El otro aspecto fue que su personaje, Yeimi Montoya, se involucrada de lleno en un género donde la mayoría de sus protagonistas son hombres, con una historia de dolor, rencor y con sed de venganza.

Así, la también bailarina, se embarcó en este nuevo trabajo que ya lleva varias semanas al aire y con un personaje inspirado en grandes exponentes femeninas del reggaetón como Ivy Queen, J.Lo, Karol G. y Farina.

De cerca

-Tenía un buen tiempo sin hacer televisión...

Estaba feliz y tranquila haciendo teatro, también revisando algunas propuestas para hacer cine, por lo que no estaba en mis planes estar en la televisión por un tiempo. Cuando me presentaron este proyecto mi primera respuesta fue no, pero poco a poco lo fui conociendo y me di cuenta que las posibilidades de realizar cosas interesantes y divertidas, eran muchas, así que acepté.

-¿Cómo fue su experiencia en las grabaciones?

Siempre la paso bueno. Cada proyecto es una experiencia nueva, así sea en televisión, que tiene una forma especial de hacerse, con parámetros muy claros al realizarla, pero uno siempre tiene la forma de darle un valor agregado con su trabajo actoral. También fue una oportunidad de trabajar con un gran elenco, grandes directores y productores. Es chévere jugar a ser otro y en este caso fue maravilloso porque era divertido y muy musical.

-¿Cuál es el encanto de La reina del flow?

Además de ser divertido y musical esta persona no es tan buena ni tan angelical como suelen ser las protagonistas. Como actriz disfruto mucho cuando mis personajes exploran su lado malvado.

-¿Yeimi volverá con el amor de su juventud en la serie?

Sería muy retorcido volver a enamorarse del man que le hace a uno semejante canallada. Cuando entro a la historia, mi personaje es una mujer que no tiene bases, que lo perdió todo muy joven, así que sale de la cárcel, mucho antes de cumplir su condena, sin nada qué perder, por lo que le apuesta todo a la venganza. Sin embargo, debajo de esa coraza de dolor, muestra que tiene un gran corazón, que incluso lo demostró en sus años de cárcel con sus compañeras, por lo que no dejó de ser quien era, pero sumó por años dolor por todo lo que le ha tocado sufrir. Ahora, veremos cómo en medio de ese dolor y afán de venganza, lograr recuperar el brillo de la vida, su esencia, lo cual no se verá ahora, sólo más adelante.

-Perdón o venganza, temas muy actuales en el país...

Como todo en la vida, ella tenía dos caminos, el perdón y olvido, o la venganza total, y seguramente la elección que hace tendrá sus consecuencias más adelante. Es una manera muy interesante de ver esta serie.

-¿Qué enseñanza deja esta serie?

Esta serie deja en claro el valor de la familia, pero en especial el gran valor del perdón. Ese es el gran camino, la intensa travesía que tendrá que recorrer mi personaje para poder verlo, que siempre hay otros caminos más allá de la venganza, que al final, genera dolor para el otro, pero también para uno mismo.

-¿Qué tal fue el cierre de las grabaciones de esta producción?

Siempre quedo feliz con las grabaciones, más allá de lo que suceda con la serie al aire, porque uno siempre queda con muchos amigos, con personas que te enriquecen y que además terminas admirándolas mucho. Con la gente que uno trabaja es por lo cual vale la pena hacer uno esto.

-¿Y grabar en Medellín?

Es muy chévere y conocimos gente muy bonita. Supimos todo lo que sucede con los jóvenes del barrio Manrique en Medellín que están haciendo cosas increíbles con el arte, con un proyecto hermoso con las comunas donde enseñan la música urbana y el graffitti. Buscar medios de expresión y de denuncia que no sean la violencia, siempre será el mejor camino. Lo que me gusta de la serie es la posibilidad de mostrar este tipo de desarrollos.

  Continúa Leyendo




Powered by