educación |

De nuevo pegados con las obras del colegio San Pablo de Victoria (Caldas)


LA PATRIA | Manizales

Las obras en el colegio San Pablo de Victoria requirieron de la demolición de siete salones. Por eso los alumnos, desde el semestre pasado, reciben clases en el laboratorio, en la biblioteca, en el aula de sistemas. "Si se demoran para terminar, pues siguen el hacinamiento y la incomodidad", indica el profesor Ómar.

La comunidad denuncia que ya son cuatro las veces en que han suspendido los trabajos en el centro educativo. En julio pasado, como lo reportó este diario, el cese comenzó desde antes de las vacaciones de mitad de año.

Un trabajador, quien pidió reserva de su nombre, manifestó: "Un subcontratista llegó con un montón de mentiras y a todos nos tienen envueltos en engaños. Dice que mañana van a pagar y nada, y le decimos que no hay materiales y dice que mañana los envía y nada. No nos contesta el celular".

El contratista encargado de ejecutar 2.916 millones en la institución, y otros $69 mil millones en 20 colegios más del departamento, es Mota Engil. Es una empresa portuguesa cuyas actividades se centran en ingeniería civil y construcción de infraestructura.

Los recursos son aportados en un 70% por el Gobierno Nacional, 15% por la Gobernación de Caldas y 15% por el Municipio de Victoria. Las obras son a través del Fondo de Financiamiento de Infraestructura de Educativa (FFIE) de la Presidencia de la República.

 

Más retrasos

El obrero en el San Pablo añade que "nos deben dos quincenas. Nos suspendieron porque ese contratista no había liquidado el sueldo de la primera quincena. Somos 15 personas. Hasta que no paguen no podemos reiniciar labores".

Este año también hubo retrasos en las intervenciones de instituciones educativas del corregimiento de San Félix (Salamina), Neira, Manzanares, Pensilvania y el arranque en la del corregimiento de San Juan de Marmato.

En Victoria el beneficio es para 619 alumnos con 2 aulas de preescolar, 11 aulas de básica y media de 66 m2 c/u, con capacidad para 40 estudiantes. Además, 1 comedor individual, 1 cocina y 1 sala de profesores. Incluye baterías sanitarias y mejora de la infraestructura actual.

El trabajador añade: "Quedamos en un limbo, no hay plata. Trabajamos hasta el viernes pasado y ayer (martes) compramos un candado y paramos, no se deja entrar a los contratistas. La construcción es de 3 pisos y 11 aulas. La estructura está lista, faltan mampostería y acabados".

Fabio Hernando Arias, secretario de Educación departamental, manifestó que la Gobernación ha cumplido con los recursos, los cuales han sido puestos en la Fiducia para que el contratistas los ejecute. "Este caso lo vamos a llevar hasta el presidente Duque", advirtió.

La interventoría de la obra indicó que la situación la reportaron ante el FFIE. Añadió que están apoyando todos los procesos con el fin de sacar adelante los proyectos.

 

Sin respuesta

LA PATRIA buscó respuesta sobre el atraso en las obras del colegio de Victoria con el FFIE en Bogotá. En su departamento de comunicaciones quedaron desde el miércoles en tener un pronunciamientos de los encargados. Sin embargo, al cierre de esta edición no habían enviado el comunicado.

En julio pasado, por el mismo departamento de comunicaciones expresaron que el proyecto tenía fecha de terminación para las primeras semanas de septiembre. "A la fecha se encuentra con un avance del 50%, efectivamente, tal como comentó la Gobernación".

Añadieron que frente a los atrasos presentados, como medida de contingencia, el contratista Mota Engil se encuentra contratando personal de la región para incrementar el avance en la obra.


Powered by