economía |

Empresario manizaleño soldó su idea de negocio a punta de ensayo y error


NEGOCIOS | LA PATRIA

"Emprender es de equipo, nunca solo. Este camino es de subidas y bajadas, y crear empresa cuesta dinero y tiempo". Esta es la reflexión de Mateo Mayorga, luego de dos años de ensayo y error.

Él, junto con el esposo de una tía, forjó TPM Soldadura, empresa dedicada a fabricar, reparar y mantener productos metálico soldados.

TPM Soldadura también es el resultado de la dedicación y premios que obtuvo Mateo durante su paso por el Sena, donde cursó un técnico en soldadura. Hoy, esta empresa hace parte de las 22 organizaciones del sector astillero del Clúster Metalmecánico de Manizales.

"Me dí cuenta que no podía solo, que no sabía vender ni poner en marcha mi experiencia. En enero del 2017 montamos la empresa y entre los dos aportamos el capital y la fuerza operativa. Así empezamos".

Los inicios

"Casualmente no escogí la soldadura, porque no quería estudiar algo que no me llamara la atención. Entre el 2010 y el 2011 me inclinaba por la madera y la ebanistería porque mi papá trabajaba en el sector de la construcción. Fui al Sena a buscar un curso para esas actividades, pero lo único disponible era soldadura".

Mateo relata que su mamá le insistió que estudiara y por eso finalmente se decidió por esta opción. Solo duraba un año.

"Entré y al mes cambió mi forma de ver las cosas. A pesar de que a mis 14 años ayudé a un familiar como ayudante de soldadura, en el Sena me enamoré de esta profesión. Fue duro porque mi aprendizaje fue más lento que el de mis compañeros, ya que ellos venían de colegios técnicos y yo no".

Para nivelarse, recurrió a sus mejores armas: disciplina, dedicación y constancia."Tuve que practicar y leer más que mis compañeros para alcanzar el nivel que exigían".

La práctica

Mateo narra que su instructor, Elver Valencia, le comentó sobre las competencias de World Skills, un espacio para para demostrar las habilidades de los aprendices a nivel nacional e internacional. Él cumplía con la edad, la disposición para participar y las buenas calificaciones.

Esa idea se estancó porque Mateo viajó a Istmina (Chocó) en octubre del 2011 a realizar su práctica, y mientras trabajaba, cursó los fines de semana los niveles de inglés.

"La producción de esa empresa pasó por una crisis y tocó trabajar día y noche. Ellos vieron mi compromiso y me propusieron vincularme laboralmente. Pero rechacé la oferta porque mi meta era participar en el World Skills".

En enero del 2012, regresó a Manizales para entrenar y obtener el ritmo para la competencia con técnicas y posiciones.

Las competencias

La primera competencia fue la regional, en marzo del 2012. En las pruebas de aplicación de soldadura y psicológicas empató con otros dos aprendices, pero el desempate fue la prueba de Inglés. Ocupó el primer lugar.

"Lloré como una magdalena por que vi reflejado el esfuerzo y el sacrificio. Tenía la oportunidad de un trabajo bien pago, pero decidí arriesgarme para perfeccionar la técnica y ganar. Lloré porque vi los frutos de mis padres que me empacaban el almuerzo y me prestaban la moto para ir al Sena".

La competencia nacional se realizó en Bogotá en junio de ese mismo año. Mateo dice que tuvo la fortuna de que su entrenador regional era el que lideraba esa competencia en el país.

"Me entrenó para ganar y lo hice. Me dibujó en la mente la competencia y logré plasmarla. Mejoré la técnica de preparación de materiales, de corte, biselado y aplicación de soldadura".

El siguiente paso fue la revancha en Girón (Santander). Para Mateo fue la prueba más difícil porque no tuvo contendores, su rival fue él mismo, le tocaba competir contra sus propios errores.

"Tenía que superar mi puntaje que obtuve en Bogotá para demostrar mi excelencia. Quedé dos puntos por debajo, pero los profesores decidieron que fuera a la competencia continental".

Esa competencia se realizó en junio del 2013 en Brasil. Mateo logró cumplir la prueba reina denominada Estanqueidad. Consiste en armar un tanque con piezas de diferentes formas y aplicar varios procesos de soldadura. Luego los jurados inyectan gradualmente presión hasta llegar a 1.000 libras de fuerza por pulgada para verificar que no se filtra ni una gota de agua.

"Ocupé el segundo lugar, pero obtuve la satisfacción de estancar, prueba que no logré en Manizales. Tengo tatuada la medalla que gané en Brasil. Luego fui a la competencia mundial en Alemania. Allá logré el puesto 26 entre 38 participantes. Esa fue la mejor semana de aplicación de soldadura".

Los primeros trabajos

Luego de la temporada de competencias, Mateo volvió a Manizales a buscar trabajo. "Empecé en Ternium con algunas labores por dos meses. Terminé y conseguí empleo en Pereira soldando tubería. Allí me dí cuenta de que no sabía trabajar soldadura, porque un soldador sabe los procesos que van antes de aplicar la soldadura. Ese trabajo me enseñó a trabajar en equipo".

El 27 de diciembre del 2014 se casó y un mes después sufrió un accidente. Mientras arreglaba su moto se amputó los dos pulgares, pero se los reconstruyeron.

"Fueron dos meses de dolor. Vivía en Popayán (Cauca) y en ese momento un compañero del Sena me llamó para que trabajara como instructor. En se puesto duré dos años. Mi esposa quedó embarazada y mi hijo mayor se enfermó. Eso hizo que nos regresáramos de nuevo a Manizales".

A mediados del 2016, junto con un amigo presentó un proyecto al Fondo Emprender, fue viable, pero no les asignaron recursos. "Buscando empleo me encontré con otro amigo que estudió en el Sena y que formó empresa. Su oferta no me sirvió, pero acordamos subcontratar para una compañía grande, fueron dos meses de labores".

La empresa

Después de tanto intentos, nació TPM Soldadura. La primera obra que ejecutaron fue la construcción de una bodega de 4 mil metros cuadrados en la Zona Franca de Girón (Santander).

Hace seis meses, la Cámara de Comercio de Manizales se contactó con la empresa y los invitó a conocer el Clúster Metalmecánico. "Aceptamos y aprendimos mucho de las experiencias de las empresas del clúster. Las capacitaciones nos han ayudado a corregir y hacerlo mejor, para que en pocos meses seamos proveedores del sector astillero".

Mateo cree que el Clúster Metalmecánico crecerá porque se trabaja en equipo, pero critica que el costo de producción en Manizales es más costoso en relación con otras ciudades como Pereira, Medellín y Bogotá.

 

Portafolio

*Acabados en acero al carbono y en acero inoxidable y vidrio templado.

* Parqueaderos, cerramientos y cubiertas.

* Escaletas, puertas y divisiones.

* Sistemas de soportería para el sector energético y telecomunicaciones.

* Máquinas para gimnasios.

* Diseños en acero inoxidable, aluminio y vidrio templado para avisos, mesas, camas, basureros, vitrinas.

* Vigas de bodegas y de edificios.

* Fabricación, instalación y mantenimiento de tuberías y tanques.

Clientes

Bellota

Axesat

Renova Constructora

Body Health Gym

Diarco group

Cubiertas y Acabados

Soldand

TE&L

Titanium

G 39

Grupo EPM


Powered by