deportes |

La quinta chaqueta a la colección del golfista Tiger Woods


EFE | LA PATRIA | AUGUSTA

El golfista estadounidense Tiger Woods conquistó ayer su quinto Masters, el primer major de la temporada que se disputó esta semana en el histórico recorrido de Augusta National, Georgia, 14 años después de su victoria en 2005.

En una hazaña histórica, con 43 años y varias operaciones de espalda, Tiger volvió a hacer rugir a los espectadores convocados al campo y delante de los televisores alrededor del mundo, rememorando sus victorias de 1997, 2001, 2002 y 2005.

Su última grande fue el Abierto de Estados Unidos en el 2008, en Torrey Pines Golf Course (California).

Con un resultado final de 13 bajo el par, Woods prevaleció sobre sus compatriotas Dustin Johnson (-12), Xander Schauffele (-12) y Brooks Koepka (-12) para hacerse con su decimoquinto grande.

"Cada vez que hace algo bien, sea lo que sea, se escucha un rugido. Y cuando ponen su resultado en el tablero de clasificación se escuchan aún más rugidos", dijo Koepka acerca de los ecos de las ovaciones a Tiger que hicieron temblar el recorrido de Augusta.

Se desvaneció

La jornada empezó con el italiano Francesco Molinari en cabeza y compartiendo partido con Woods y el también estadounidense Tony Finau. Molinari llegó a ponerse a tres golpes de ventaja, pero los lagos de Augusta se tragaron una bola y ahogaron sus posibilidades.

"En lugar de jugar de manera agresiva, hice el swing un poco a la defensiva por el viento. Pienso que no se ha sido mi mejor jornada, aunque estoy muy contento de mis primeros nueve hoyos", dijo el italiano, ganador del Abierto Británico de 2018 que acabó con -11.

Este domingo de Masters fue uno de los más emocionantes que se recuerdan. Hasta los últimos hoyos, una docena de jugadores tenía posibilidades de victoria, entre ellos los también estadounidenses Patrick Cantlay y Rickie Fowler y el español Jon Rahm, todos con -10.

El argentino Emiliano Grillo no logró superar sus problemas de juego y terminó con +8, empatado en el último puesto de la clasificación. Le fue mejor al amateur Álvaro Ortiz, el primer mexicano que participaba en el Masters en 40 años.

Ortiz, que terminó con -2, estuvo muy cerca de conseguir el mejor resultado de un aficionado, pero al final se quedó a un golpe del noruego Viktor Hovland.

El ascenso del Tigre

El Masters de 2019 pasará a la historia como el año de la reencarnación de Tiger, que hace tan solo 16 meses estaban en el puesto 1.199 el ránking mundial y ahora regresa a la cumbre del golf mundial.

El más ganador

Curiosamente, Tiger se convirtió en el golfista que ha ganado más dinero en Augusta, por delante de su compatriota Phil Mickelson, al sumar unos dos millones de dólares de premio de este año a los casi siete millones y medio que llevaba acumulados en sus 22 apariciones en Augusta.


Powered by