deportes |

Los Juegos Nacionales son la meta de Caldas este año


Osvaldo Hernández

LA PATRIA | Manizales

El microfútbol caldense quedó eliminado la semana antepasada de los Juegos Deportivos Nacionales que se disputarán este año en Bolívar.

El hecho provocó que la Secretaría del Deporte de Caldas le redujera el presupuesto anual en $100 millones. Como quedó por fuera, el microfútbol ya no es prioridad para la entidad este año.

Los Juegos Nacionales son la meta para Caldas esta temporada. Y lo son por dos razones: la primera, la Gobernación de Caldas, en su Plan de Desarrollo, quiere que el departamento esté entre los 10 primeros del medallero general. Y la segunda, la dirigencia y la clase política hacen las gestiones para obtener la sede de los Juegos del 2023.

Las dos tareas no parecen fácil, porque requieren inversión, planeación, gestión y voluntad política.

Hace 19 años, en Boyacá y Nariño, Caldas fue séptima, haciendo la última gran presentación en los Juegos. Y hace 31 años que la ciudad no es sede de las máximas justas deportivas del país.

 

Les apuntan a los talentos

La Secretaría del Deporte, literalmente, tomó el control absoluto del deporte asociado, como no sucedía antes. Ahora, ninguna liga sale a competencias nacionales sin el visto bueno.

Antes, la Gobernación asignaba un recurso y la liga tenía la autonomía para saber a dónde iba. Hoy se revisa el calendario federado y de acuerdo con las proyecciones técnicas, se decide a qué se va. Por ejemplo, la Comisión Técnica de la Secretaría no autorizó la participación del equipo masculino de baloncesto en el Prejeugos de San Andrés, porque lo consideró un gasto inoficioso.

"Encontramos que no hay proceso y tampoco tenían opciones, entonces eso es gastar el dinero", explicó Ronald Bonilla, secretario del Deporte.

La mayoría de los deportes disputarán los clasificatorios a Juegos este primer semestre. Sin embargo, en la Secretaría tienen una lista de deportistas que prepararán y llevarán a Juegos.

Andrés Marín, metodólogo de la entidad, dice que los identifican y les hacen el acompañamiento en fogueos, desplazamientos, medicina deportiva y análisis de los rivales.

Sin embargo, hay ligas indocumentadas que podrían alterar los cálculos de Caldas: boxeo, billar, lucha, taekwondo y baloncesto ajustaron un año sin el Reconocimiento Deportivo de Coldeportes.

Los procesos, además, exigen atención de todos los lados. El equipo de microfútbol masculino estaba en la lista para ir a los Juegos, pero hubo descuidos en la Secretaría y la Liga y los eliminaron.

 

La sede, el otro reto

El otro reto para Caldas pasa por la búsqueda de la sede de los Juegos Deportivos Nacionales del 2023. Las últimas administraciones lo han intentado, pero los compromisos políticos del Gobierno Nacional y las propuestas aisladas y frágiles han llevado al traste con la meta.

Hoy el Eje Cafetero está unido en torno a la causa. Los gobiernos (alcaldías y gobernaciones), políticos (senadores y representantes a la Cámara) y líderes de la región trabajan juntos.

Ya no solo hicieron el anuncio oficial, sino que delegaron compromisos y le anunciaron a Coldeportes que participarán en el concurso para aspirar a la sede. A finales de este mes se debe radicar la propuesta en Bogotá y, a partir de allí, empezar la carrera por la obtención de los Juegos.

Manizales sufre un atraso en escenarios deportivos respecto a Armenia y Pereira, ciudades que fueron sede de los Juegos Bolivarianos del 2005.

 

El Once es internacional

Cuatro años se demoró el Once Caldas para volver a una competencia internacional. Lo hará el próximo mes cuando debute en la Copa Sudamericana. El equipo jugará la llave con el Deportivo Santaní, de Paraguay, equipo con apenas nueve años de vida.

El grupo consiguió la clasificación, tras una buena temporada el año pasado, en la que salió de la zona del descenso, logró el cupo a las finales de la Liga, jugó la final de la Copa Águila, la que perdió con Nacional.

De la nómina que tuvo el técnico Hubert Bodhert el semestre pasado no estarán el portero José Fernando Cuadrado, los volantes Diego Arias, Luis Sierra y los delanteros Ray Vanegas y César Amaya.

Por el momento fueron incorporados los volantes Javier Reina y Carlos Lizarazo, los laterales Lewis Ochoa, Elvis Mosquera, el volante recuperador Harlin Suárez y los delanteros Juan José Salcedo y Darío Rodríguez.

 

La Alcaldía prometió escenarios

Por su parte, en el último año de la administración de José Octavio Cardona en la Alcaldía de Manizales, hay varios retos, sobre todo en infraestructura deportiva. Hacer las obras adicionales en el estadio de la Baja Suiza, terminar la cancha sintética en Arrayanes, construir la pista de atletismo de seis carriles que prometieron para el estadio Palogrande y el patinódromo reglamentario en el Bosque Popular El Prado.

Martín Ramírez, secretario del Deporte, recién elegido como el mejor dirigente de Caldas el año pasado, tendrá que ratificar esa condición en gestión, recreación, impacto y tiempo libre.


Powered by