deportes | Publicado el

Hubert Bodhert, técnico del Once Caldas, acusa de racismo al arquero de Rionegro


LA PATRIA | Manizales 

Once Caldas perdió 1-0 en su visita a Rionegro, pero el hecho lamentable, según contó el técnico Hubert Bodhert, se dio al final del partido.

El estratega cartagenero afirmó, en la rueda de prensa, que el arquero uruguayo Lucero Álvarez tuvo palabras racistas durante todo el partido contra el delantero del blanco, Johan Carbonero.

Cuando se acabó el partido, el técnico saludó al árbitro Norberto Ararat y cuando pasó el arquero le pidió que respetara, la respuesta del uruguayo fue maltratar al DT, por lo que juez no tuvo otra opción que expulsar al jugador de Rionegro. 

“Nosotros no somos indígenas, aquí no van a venir extranjeros a maltratarnos. Nosotros somos negros a mucho honor y lo único que le he exigido a ese jugador es respeto”, contó el técnico anoche, en rueda de prensa. 

Además, cuando Bodhert estaba en la rueda de prensa, el dueño de Rionegro Águilas, Fernando Salazar, empezó a gritarle al técnico, este se levantó de su silla y, de manera alterada, le exigió respeto al dirigente. 

En sus redes sociales, el arquero Álvarez publicó un mensaje dando su versión de los hechos: “triste recibir insultos por mi condición de extranjero, celebrando el triunfo con mis compañeros, de manera hostil el técnico de Caldas ingresó a la cancha prefiriéndome ofensas xenofóbicas, exigiéndome que respete, faltándome él el respeto, diciéndome “extranjero hp”, y al responder he sido expulsado (SIC)”, escribió en su Instagram. 

Ahora la Comisión Arbitral de la Dimayor tendrá que esperar el informe del árbitro para tomar decisiones frente al caso de racismo que denunció el técnico del Once Caldas.

Este es el comunicado oficial de Once Caldas

Noticias relacionadas: Sin liderato ni invicto para el Once Caldas: perdió 1-0 ante Rionegro Águilas

Continúa Leyendo