deportes |

Adiós y gracias al decano del periodismo deportivo: Javier Giraldo Neira


Equipo de Deportes

LA PATRIA | Manizales

El periodismo colombiano, en especial el deportivo, llora la muerte de Javier Giraldo Neira.

A sus 78 años, con 58 de ellos en los medios, labró una carrera que lo deja en la historia como el decano del periodismo deportivo nacional. Y lo hizo con su voz, su pluma, su riqueza lingüística, su capacidad para improvisar, su crítica aguda, su adjetivo oportuno, su sentido periodístico y su liderazgo.

Llegó a los medios por pasión y curiosidad. Con 18 años de edad jugaba en cuanto partido de fútbol o baloncesto lo invitaban. Y eso le permitió conocer el medio y saber qué pasaba en la ciudad.

Su hermano Luis Enrique le pedía noticias para surtir la columna que escribía en LA PATRIA:

"Cuando él escribía sobre deporte, me pedía datos y yo se los daba", contó Javier hace dos años.

Desde entonces, no solo se transformó en líder de opinión en LA PATRIA, Nuevo Estadio, Todelar, Caracol y RCN, sino también, forjó una escuela que hoy brilla en el país.

 

Un maestro con escuela

Quienes trabajaron a su lado reconocen en él las condiciones para hacer periodismo. Pedro Nel Meza Galeano lo acompañó 16 años en LA PATRIA y Nuevo Estadio: "Tenía un sentido periodístico increíble y sabía dónde estaba la noticia en una época en la que había que salir a la calle a buscarla", explica Meza Galeano, quien empezó en el periódico como muchos otros, por pasión: "Javier, de su salario, me pagaba hasta que se dio la oportunidad para quedarme".

Pedro Nel dice que Javier nunca faltó al trabajo: "Podía estar enfermo, pero ahí estaba".

Ayer en el Pulso del Fútbol, de Caracol, Iván Mejía Álvarez se declaró discípulo de Giraldo Neira y expresó su tristeza por la muerte de quien lo llevó y lo guió en los medios de comunicación.

César Augusto Londoño, que se formó con Javier, explicó las razones por las cuales cree que Javier fue un excelente periodista: "Fue crítico, siempre tuvo el contacto con la fuente y eso le permitió identificar la noticia. Tuvo la capacidad para hablar con fluidez en prensa escrita y radio".

Como anécdota, César cuenta que una vez le tocó hacer Estadio y Multitudes, programa que se hacía redactado: "No lo pudo hacer Javier, me tocó a mí y no lo escribí, lo improvisé. Por la noche me encontré con Javier y me dijo que me había quedado muy bien redactado el programa. Ese día entendí que se debía hacer escrito como él lo había enseñado".

 

Amigo y crítico

Jairo Quintero Trujillo lo conoció cuando ingresó a la Universidad de Caldas, donde ambos estudiaron derecho: "Llegué y él ya llevaba varios semestres", recuerda.

Pasaron los días y se hicieron amigos por el deporte, el fútbol y el baloncesto: "Los dos lo jugábamos y los hacíamos para la Universidad".

Después se graduaron y cada uno cogió el camino respectivo en sus vidas hasta que se volvieron a encontrar, Javier Giraldo en los medios y Jairo Quintero en el Once Caldas: "Siempre tuvimos una muy buena relación. Javier era muy sincero, no tenía problemas para decirle a uno las cosas y creo que fuimos muy amigos porque entendimos nuestros espacios", cuenta Quintero.

El expresidente del Once Caldas reconoce que Javier era una persona leal e incondicional con los amigos: "Siempre vi a una persona apasionada por lo que hacía, con muchas condiciones y eso lo llevó lejos".

 

Los caballos, su otra pasión

Giraldo Neira también fue conocido en el país por su pasión por los caballos. Héctor Mejía, también caballista y amigo de él, dice que el Criadero La Palmera tuvo imagen nacional e internacional.

"A Javier lo conocí por los medios, sabía quién era, pero después coincidimos por los caballos y fueron muchos los momentos que pasamos juntos, en exposiciones, cabalgatas o en las fincas", dice Héctor.

En La Palmera se criaron muchos caballos que ganaron trofeos nacionales e internacionales, pero según Mejía, el caballo más grande que tuvo Javier fue Terremoto.

"Ese caballo se lo vendió a Roberto Escobar y después se lo castraron".

También crió a Comisario de La Palmera y El Magnífico, campeones nacionales.

En La Palmera, en Santágueda, Javier llegó a sumar hasta 50 equinos que exhibía en las pistas nacionales. Varios de esos ejemplares fueron adquiridos por Faustino Asprilla, también caballista.

"Javier no era un gran montador, pero le encantaba verlos crecer, verlos amansar y después verlos competir", expresa Mejía.

 

Padre y esposo

Javier Andrés, hijo de Javier, dice que su padre era el alcahuete de la familia: "Mi papá, además de ser eso, era mi amigo y la persona que me permitía muchas cosas. La seria era mi mamá".

Javier se casó con Liliana Serna, unión de la que nacieron Carolina y Javier Andrés, hoy profesionales.

Los partidos del Once Caldas y los caballos eran los motivos para que la familia saliera a pasear: "Cada que jugaba el Once por fuera, buscábamos ferias equinas y así cuadrábamos los paseos o las transmisiones de mi padre", cuenta Javier Andrés.

Su hijo relata que gracias a Javier y al periodismo, como niño, entraba al camerino del Once Caldas y conocía a los jugadores del equipo en diferentes épocas.

 

Líder y visionario

A través del periodismo, Javier lideró campañas cívicas. Le ayudó al Once Caldas a salir de varias crisis, convocando a la clase dirigente de Caldas, y fue también quien propuso que la Licorera de Caldas lo patrocinara en 1971. Así nacieron los patrocinios para los equipos del fútbol colombiano en las camisetas.

Siendo empleado de LA PATRIA lideró la creación de una separata de deportes que tras su primer número se convirtió en el semanario Nuevo Estadio, que llegó a ser la publicación deportiva más vendida en Colombia y alcanzó suscriptores en Estados Unidos, España, Francia, Argentina, Japón.

A nombre de la cadena Todelar propuso a la FIFA una exclusividad para Colombia, lo que más tarde dio inicio a los derechos de trasmisión, que hoy explota la máxima rectora del fútbol.

 

Sus exequias

El cuerpo de Javier Giraldo es velado desde ayer en la tarde en Jardines de la Esperanza. Hoy, a las 3:00 p.m., será la misa en la Catedral. Luego será cremado. Murió como consecuencia de una septicemia, tras una cirugía de cálculos en la vesícula.

 

Vacío

Las expresiones de condolencia y pesar por el fallecimiento de Javier Giraldo Neira se sintieron ayer en Twitter. Esto expresaron algunos de sus amigos, autoridades y alumnos más importantes del país:

- “Dolor en el alma, gratitud eterna. Muere mi maestro. Que Dios lo acoja en su reino. Javier Giraldo Neira”. Esteban Jaramillo (@estejaramillo)

- Nos conocimos con Javier Giraldo Neira en Brasil en las Eliminatorias para el Mundial de México 70. Grato recuerdo en medio de mi tristeza por su partida. Creador de un estilo periodístico único. Polemista de altura, gran amigo y compañero. Deportista, solidario. Paz para él”. Hernán Peláez (@eldoctorpelaez)

- “Falleció Javier Giraldo Neira, uno de los más importantes periodistas deportivos de Colombia. Una noticia que nos entristece. A su familia, nuestro afectuoso saludo”. Wbeimar Muñoz (@WbeimarMunoz)

- “Estoy muy triste por la muerte de Javier Giraldo Neira (78) en Manizales, fue quien me dio la oportunidad en el periodismo, La Patria, Nuevo Estadio y Radio Manizales. Gran amigo y uno de los comunicadores más brillantes del país. Lo recordaremos siempre”. César Augusto Londoño (@cesaralo)

- “Lamento mucho la muerte de Javier Giraldo Neira, pionero del comentario deportivo y líder indiscutible de una escuela periodística. Mis condolencias para sus hijos y toda su familia”. Carlos Antonio Vélez (@velezfutbol)

- “Murió Javier Giraldo Neira, gran maestro, amigo y colega. Solo dolor en mi corazón produce su partida aunque sé que descansará de sus dolencias. Paz en la tumba del querido maestro”. Iván Mejía (@PajaritoDelvan)

- “Da mucho pesar, sentimiento, pena, abatimiento y arrepentimiento la muerte de uno de los referentes del periodismo de fútbol en Colombia. Su estilo siempre será recordado, evocado, rememorado e invocado... Paz en su tumba”. Gabriel Meluk (@MelukLeCuenta)

- “Desde la Alcaldía de Manizales hacemos pública manifestación de duelo por la partida de Javier Giraldo Neira. Un hombre que fue ejemplo de trabajo y profesionalismo en el mundo del periodismo. Paz en su tumba”. Octavio Cardona (@jcardonaleon)

“Lamentamos profundamente el fallecimiento del comentarista deportivo Javier Giraldo Neira, un caldense que recordaremos siempre por su incomparable voz. Saludo de condolencias a sus amigos y familiares”. Guido Echeverri (@GuidoEcheverri).

Su escuela

Iván Mejía, César Augusto Londoño, Javier Hernández Bonnet, Jorge Enrique Hurtado, Olmedo Correa, Mario César Otálvaro, Ricardo Henao, Duván Marín, Ricardo Orrego, Pedro Nel Meza, Germán Mejía Gallo, Hamer y Arley Londoño, Esteban Jaramillo, Jorge William Sánchez y Carlos Eduardo Ríos.


Powered by