ciencias |

Estudiante de la U. Nacional busca potabilizar aguas lluvias


Doris Marcela Téllez

LA PATRIA | MANIZALES

A sus 24 años Brenda Paola Chamorro se propuso que las zonas rurales del país, por $50 mil, tengan agua potable durante cinco años.

Ella es estudiante de Ingeniería Química, de la Universidad Nacional sede Manizales, y su idea fue seleccionada para participar en el premio Innóvate Chec, en Medellín.

El proyecto consiste en un filtro capaz de potabilizar las aguas lluvias. “Hay 338 municipios en riesgo crítico por desabastecimiento del líquido, a pesar de que vivimos en un país donde llueve mucho”, dijo Brenda.

Su propuesta surgió de su experiencia cuando era niña y vivía en zona rural de Puerto Asís (Putumayo). Cuando llovía su madre sacaba un tanque para llenarlo con agua de lluvia.  

“Desde pequeña tuve la necesidad de conseguir agua en la quebrada. Tenía que bajar todos los días. No sabía de otras opciones y muchas personas aún piensan que vivir sin agua potable es normal”, comentó.

Proyecto

Hace cinco años vive en Manizales y con su proyecto Epall (Estación de Potabilización de Aguas Lluvias) busca ir más allá de los filtros convencionales. Creó un dispositivo que permite limpiar el techo, tener agua para las labores domésticas y para potabilizar.

Epall se diseñó para las zonas rurales, por eso, es de bajo costo. “Primero fijé el precio y después empecé a trabajar”, precisó Chamorro, quien explicó que la solución de hervir el agua es ineficiente y costosa, ya que es un proceso que implica gas, equivalente a más gastos; o leña, que significa más contaminación.

Primer Epall

Cuando la idea de Brenda fue aprobada por el premio Innóvate Chec, tuvo que realizar su primer prototipo. Lo construyó con dos botellas plásticas de dos litros.

El filtro tenía cuatro capas: arena, para remover sólidos; carbón vegetal, para clarificar el agua y darle mejor sabor; arcilla en trozos, y una pastilla de cloro en la tapa de la botella (en sentido contrario).

Esto último para evitar que el líquido se recontamine por la exposición al medioambiente, y adicional, para mejorar el sabor, el olor y el color.

Idea mejorada

El nuevo Epall busca fusionar las capas del primer prototipo en un solo disco compacto.

¿Cómo se hace?

De la manera en que se construyen los ladrillos se realizaría el disco. Una parte de arcilla, una de arena y cascarilla de arroz.

La mezcla al exponerse al fuego la arcilla se seca, la cascarilla se quema y se convierte en carbón activado dentro de la estructura de barro, y la arena hace que el producto sea poroso para permitir el flujo del agua.

La ceniza de la cascarilla de arroz, que se convierte en carbón, sirve como purificador del agua para remover partículas contaminante de los herbicidas o microorganismos de tamaño molecular que pasan el filtro de la arena.

El disco se plante sea el eje del diseño.

Sobre este, una capa de arena fina para evitar que pasen materiales grandes que tapen el filtro.

Con el disco se busca eliminar metales y microorganismos del agua.

La idea de punta de cono a la inversa se mantiene con el uso del cloro para mejorar la calidad del agua y la duración.

Recolección

La materia prima está en los litros de agua que caen a diario en el país. La recolección se piensa hacer por medio de los techos y las canaletas de las casas con un sistema de purga.

Primero pasará una cantidad de agua para limpiar el polvo, las hojas y otros residuos del tejado.

Con el uso de una pelota medidora, al llegar a cierto nivel, el líquido restante se irá a un tanque recolector para el uso diario: bañarse, lavar la ropa y para sanitarios.

De ahí se redistribuirán agua al filtro, para ser potabilizada.

Alcance

Se tiene planeado que Epall convierta 10 litros de agua lluvia en potable al día. El precio del aparato junto con el manual de instrucciones será de $50 mil. Se estima que tenga una durabilidad de cinco años.

Innóvate Chec

Brenda espera presentar su producto final el 21 de octubre en Medellín. Su idea pasó un filtro en el que competía con cerca de 70 proyectos. Si logra ser seleccionada en esta última etapa recibirá $8 millones para convertir el Epall en un producto comercial.

Aunque empezó el proyecto sola, asegura que varias personas se sumaron con ideas.

Dato

Según el informe Agua para el siglo XXI para América del Sur de la Comisión Económica para América Latinaa y el Caribe, el 88% del territorio colombiano registra lluvias anuales superiores a 2 mil mililitros, con un promedio anual cercano a los 3 mil mililitros.

 


Powered by