ciencias |

Banda térmica acelera recuperación de lesiones


Sergio Orozco

LA PATRIA | MANIZALES

Golpes, choques y dolores son constantes en la actividad física. Estos se reflejan más al terminar un compromiso deportivo provocando, en el peor de los casos, lesiones de días o meses.

Bajo esta preocupación y con el fin de mejorar los procesos de recuperación, Jason Andrés Moncada Rivera y Juan Camilo Arrubla Yepes, estudiantes de Ingeniería Eléctrica de la Universidad Nacional sede Manizales, desarrollaron una banda térmica, la cual permite, a través del calor y el frío, agilizar el proceso de recuperación.

Los desarrolladores la crearon partiendo de un problema: los dispositivos que se comercializan manejan las dos soluciones por separado, calor o frío. Los estudiantes construyeron un mecanismo que reúne ambas opciones.

 

Banda térmica

De acuerdo con Jason Andrés Moncada Rivera, creador del prototipo, la banda tiene dos lados, uno azul, que brinda frío, y el otro rojo, que aplica calor. La primera contrae los vasos sanguíneos y el músculo afectado, reduciendo su inflamación. La segunda dilata los mismos vasos para que la sangre fluya más rápido, ayudando a que la recuperación sea más ágil.

El frío se aplica a una temperatura promedio entre los 5 y 15 grados Celsius, el calor entre los 20 y 40 grados.

Según los desarrolladores, las prácticas que se utilizan para tratar los golpes, tales como bolsas de gel, hielo o arena caliente son obsoletas, ya que pierden su temperatura rápidamente. El prototipo brinda a los deportistas un precalentamiento eficiente. Entre mejor sea, menor será la probabilidad de otra lesión. También podrá ser utilizado después de la actividad física, para relajar los músculos.

 

Terapia

Según sus creadores, la terapia dura una hora (30 minutos de calor y 30 minutos de frío). Necesitará ser conectada a corriente eléctrica, ya que a través de esta se crea la temperatura. Al terminar, deberá desconectarse y dejarse enfriar.

El usuario puede recurrir al proceso cuando lo desee, aunque no es recomendable utilizarlo más de cuatro veces al día, usarlo en exceso terminará afectando.

Para el desarrollador Jason Andrés Moncada Rivera, al aplicar el lado caliente se recomienda utilizar un paño húmedo entre la piel y mecanismo, para evitar resequedad.

“Cuando tenía un golpe después de un partido lo hacía a la antigua, con hielo 15 minutos y pañitos de agua caliente otros 15. Ahora con esta banda el proceso será más fácil y la recuperación más rápida”, afirmó Carlos Fernando Bedoya, futbolista aficionado.

El dispositivo posee un manual de uso recomendado. Este, según los estudiantes, fue desarrollado con previa información de instructores deportivos, quienes aportaron consejos de cómo y cada cuánto aplicar.

 

Componentes

El prototipo consta de una banda elástica para terapias. Esta incluye internamente una celda de Peltier de 90 vatios, un componente electrónico compuesto por dos placas de material conductor de energía. También contiene un disipador de calor, una placa metálica antióxido, luces led y controles de temperatura y tensión.

De acuerdo con Luis Miguel Agudelo, preparador físico, este tipo de componentes le ayudan al cuidado, bienestar y recuperación del jugador. “En un deporte de contacto, como lo es el fútbol, son muy comunes los golpes y lesiones. Los procesos de recuperación son demorados y costosos, pero con este tipo de innovaciones hay un ahorro, tanto en tiempo como en dinero”, agregó.

 

Costos

Los componentes cuestan $140 mil, sin mano de obra. Desarrollado, $350 mil.


Powered by