caldas |

La Ruta del Cóndor en Villamaría, con sabor y olor a campo


Julián García

LA PATRIA | VILLAMARÍA

Los fiambres, envueltos en hoja de congo, llevan yuca y papa sudada y van acompañados de arroz con hogao, huevo tibio y carne de cerdo y de pollo. El plato típico lo elaboran las familias campesinas de la vereda Santo Domingo, a hora y media del casco urbano de Villamaría.

Esta vereda y otras siete de la parte alta y baja de este pueblo hacen parte de la Ruta del Cóndor, que es corredor turístico, compuesto por cascadas, humedales, montañas, termales, fincas, flora y fauna y aves como el cóndor, emblema de este proyecto.

Los campesinos que se encuentran en esta ruta van al Parque de Bolívar el primer domingo de cada mes, a exponer lo que hacen en la feria Domingos de Antaño, vitrina comercial, gastronómica y turística que hace parte de la estrategia Buen Vivir, de la primera gestora Diana Paola Betancur.

Carolina Alzate elabora este platillo. Lleva cuatro años en el programa. “A los turistas que van a visitarme les ofrezco el envuelto, acompañado del dulce de papayuela. La ruta le da un valor agregado a la zona rural y nos empodera”, dijo.

Los fiambres los empieza a preparar con dos días de anticipación, primero consigue el revuelto, luego va al monte a cortar la hoja de congo. “Esta planta le da un sabor montañero”, dice. Adoba la carne con sal, pimienta, comino, color y otras especias. “Los ingredientes los transporto hasta la carretera en la mula. A mi finca, El Danubio, no va carro. En el pueblo acabo de fabricar los envueltos. Con este negocio le ayudo económicamente a mis papás, Bernardo y Rosalía”, cuenta Carolina.

Carolina Alzate, de la vereda Santo Domingo de Villamaría, hace fiambres montañeros y lleva cuatro años en la Ruta del Cóndor.

En la ruta

Natalia Betancur, funcionaria de la Unidad de Turismo y Paisaje Cultural Cafetero, de la Corporación para el Desarrollo de Caldas, explica: “La Ruta del Cóndor es un proyecto de turismo comunitario rural, que se desarrolla en ocho veredas de Villamaría, cuatro se ubican en la zona del subpáramo y las otras cuatro, sobre la Cuenca de los ríos Claro y Chinchiná. El proyecto se desarrolla desde hace seis años, en conjunto con la Chec.

Anota que cada vereda tiene un comité turístico, con intérprete, se encargan de la gastronomía y de involucrar experiencias turísticas.

Los otros cinco campesinos que bajaron el domingo de la semana pasada a la feria llevaron remesas compuestas de plátanos, yucas, quesos, huevos, mermeladas, panela, y chorizos.

María Salazar, vereda San Julián, aparte de hacer chorizos para vender les enseña a los turistas el proceso de siembra y cosecha de café.

Con los domingos

36 productores campesinos de 15 veredas de Villamaría, incluidos los de la ruta hacen parte del domingo. Reciben capacitación en manipulación de alimentos, emprendimiento, empaque de productos y comercialización. “Estamos próximos a firmar un convenio con la Gobernación de Caldas para suministrarles cocinas ecoeficientes. Les entregamos 100 filtros de agua potable, además se les presta oferta institucional, compuesta de psicólogos, médicos y otros profesionales”, anota Claudia Pulgarín, coordinadora de Domingos de Antaño.

Róbinson Sánchez, de la vereda Alto Castillo, aprovecha para ofrecer la morcilla y los tamales. “Con la venta de estas comidas me compré dos vacas de leche”, relata.

Elisobeida Bautista, de la vereda Guayana, trae envueltos de maíz, con queso, chicharrón y melado. “Dejo fermentando el maíz por cinco días, luego lo muelo y lo cocino, también hago masato y postre de mora y gelatina”.

Sabe a tierra

*Liliana Arcila, vereda La Guayana

Traje ají, cortado de leche, y yogurt de fresa. He mejorado mucho la calidad de vida, cuento con mis propios recursos.

*Ana María Palacio, vereda Río Claro

Traigo mazamorra, desamargados y dulce de guayaba, que he vendido para el Ecuador, Perú y el Medio Oriente.

Gladys Patiño, Nueva Primavera

Ofrezco la natilla de café, participo en varios eventos comerciales.

*Juan Sebastián Blandón

Trabajo con alimentación orgánica, como lechuga, yuca, repollo y el limón, además de la mantequilla de maní y el aceite de cannabis.

En la vereda La Paz, ofrecen las brevas caladas, tortas de chócolo y zanahoria, que prepara César Augusto Marín.

*La Ruta del Cóndor la componen 200 campesinos.

* Las veredas Papayal, La Guayana, Santo Domingo y La Paz están en la parte alta.

* De la a parte baja hacen parte las veredas Llanito, Río Claro, San Julián y Nueva Primavera.

* En el Sendero la Soledad se pueden avistar 171 especies de aves.

* El Sendero Corozal ofrece un bosque de niebla y 230 especies de aves.

* Los turistas pueden disfrutar de 16 experiencias como el Santuario de Guadalupe en la vereda Río Claro, las fondas de arriería, las mujeres gariteras, el sendero Cascada Molinos, la cata de café y Chirimía infantil.

Héctor Castaño y Blanca Ocampo se sentaron en el suelo a degustar el fiambre preparado por Carolina Alzate.  

x
Para nosotros es muy importante conocerte mejor, recibe promociones y ofertas especiales sólo para tí!

Login con Google

Powered by