caldas |

Estragos de la tarde de aguacero en Chinchiná


LA PATRIA | Chinchiná

Un aguacero de por lo menos cuatro horas afectó la zona urbana de Chinchiná y asustó en Villamaría. Comenzó hacia las 12:20 del mediodía del día de ayer, después de que el cielo se oscureció como si fuera a anochecer, y a las 4:15 de la tarde apenas estaba escampando. Cayeron 93.5 mm de agua por m2

Bomberos de Chinchiná atendieron emergencias en la zona urbana, provocadas por una tempestad acompañada de granizo. Reportaron casas destechadas en el barrio Nuevo Horizonte, inundaciones en la calle 10 y la caída de árboles en la vía a Manizales, vereda La Siria.

 

Crítico

A las 6:00 de la tarde, Miguel Herrera, director del Consejo Municipal de Gestión del Riesgo de Desastres de Chinchiná, entregó el siguiente reporte preliminar, pues todavía recorrían algunos puntos afectados:

18 inundaciones a viviendas y 8 destechamientos de viviendas en zona urbana.

Lo más delicado fueron los deslizamientos entre las veredas Los Cuervos (de Villamaría) y La Nevera, que afectaron las líneas de conducción de agua a la planta de tratamiento, y el desbordamiento del río Campoalegre, en el puente Tarapacá 1 jurisdicción de Caldas y límites con Risaralda, donde el afluente subió tanto que se llevó una de las dos líneas de conducción que lleva agua a la planta de tratamiento Campoalegre.

Esta planta abastece en un 70% a 80% a Chinchiná, y en un 100% a Palestina. Trabaja a media marcha luego de hacerse las labores de limpieza en la bocatoma. La planta de potabilización de Los Cuervos restableció el envió de agua a sus tanques luego del ingreso de material por los afluentes. Herrera informó además que se cayó un poste de alumbrado público en el barrio Villa Colombia II.

Empocaldas verificaba ayer las condiciones del sistema para el suministro de agua, y explicó que hay algunos sectores con el servicio de agua suspendido, y que en otros está llegando con baja presión; por tal razón, argumenta, para hoy estará volviendo el servicio.

 

Alertas

Bomberos Villamaría señaló que el Sistema de Monitoreo de los ríos Nereidas, Claro y Chinchiná, y las quebradas Manizales y Termales reportaron aumento súbito de sus caudales debido a las fuertes lluvias en la parte alta de las cuencas. Esto obligó a activar los sistemas de alertas en veredas de Chinchiná y Villamaría para determinar si debían evacuar a la población hacia partes altas, pero no fue necesario.

En Manizales no hubo novedades, dijo el jefe de la Unidad de Gestión del Riesgo, Jairo Alfredo López. “Solo reportaron la creciente del río Chinchiná, que no llegó a los niveles para generar evacuaciones”.

x
Para nosotros es muy importante conocerte mejor, recibe promociones y ofertas especiales sólo para tí!

Login con Google

Powered by